jueves, diciembre 8, 2022

Los servicios financieros avanzan hacia un futuro ‘multicloud’

Las empresas se han esforzado mucho por migrar sus principales cargas de trabajo a la nube para conseguir diferentes beneficios. Entre ellos, más agilidad frente a la competencia, la necesidad de dar soporte a los nuevos modelos de trabajo flexibles y el deseo de reducir los gastos de sus costosas instalaciones tecnológicas. La nube también ha sido fundamental en la hoja de ruta de muchas organizaciones a la hora de transformar sus operaciones y prepararse para la economía digital del futuro.

En el sector de los servicios financieros, sin embargo, no ha pasado exactamente lo mismo. Aunque son muchas las instituciones de este mercado que aceptan que la transición a la nube puede ser beneficiosa, otras se han resistido a dar el paso. En algunos casos se han visto frenadas por las grandes inversiones heredadas en tecnologías y, en otros, por la naturaleza altamente regulada del sector, que es muy estricta con la forma en la que deben gestionarse los datos.

Tampoco ha ayudado que las tímidas incursiones de las instituciones financieras en las plataformas de nube pública no siempre hayan tenido los resultados deseados. Al trasladar algunas funciones no esenciales a una única plataforma, confiaban en encontrar una solución única que resolviera todos sus retos, pero luego no era así. Otras ni siquiera han conseguido llegar tan lejos, ya que, tras escuchar las noticias de estos últimos años sobre los ataques a la seguridad de los datos en la nube pública, han decidido ser precavidos. Es decir, muchos han optado por apelar al “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer” y quedarse con lo que ya tenían.

Todo este contexto ayuda a explicar algunos de los resultados del Enterprise Cloud Index (ECI), el estudio que mide la adopción de las tecnologías en la nube. En él se constata que las arquitecturas multicloud son ya las predominantes en todo el mundo, pero que el número de instituciones financieras que las han adoptado es menor que el de cualquier otro sector, estando un 10% por detrás de la media global.

Este estudio también ha puesto de manifiesto que, si bien los primeros movimientos para colocar las cargas de trabajo en una única plataforma de nube pública no dieron resultado, el enfoque de la nube múltiple híbrida está despertando un mayor interés entre las instituciones financieras para llevar a cabo la migración.

Poniéndose al día

La adopción de una combinación de modelos de nube privada y pública, que quizás implique el uso de múltiples plataformas de nube pública según su idoneidad para determinadas aplicaciones, parece estar tocando la fibra sensible. El estudio predice que este nuevo enfoque híbrido duplicará su popularidad en el sector financiero, pasando del 26% actual al 56% dentro de tres años. Las instituciones financieras llegan tarde a la “fiesta” de la nube, pero parece que ahora si están ya decididas a ponerse al día.

Los cambios también implican ciertos retos

Por otro lado, la complejidad de gestión entre las distintas nubes sigue siendo otro de los retos más importantes para las empresas del sector financiero y el 84% afirma que, para tener éxito, necesita simplificar su gestión. La integración de los datos entre nubes supone un problema para el 46% de los encuestados y los problemas de rendimiento con las superposiciones de red afectaron al 43%. Dado que casi el 78% citó la falta de algunas habilidades de TI para satisfacer las demandas actuales del negocio, es probable que la simplificación de las operaciones sea también un enfoque clave el próximo año.

En todo caso, esto no significa que bancos y aseguradoras esperen que se trate de un proceso sencillo. El viejo reto de la seguridad en la nube no ha desaparecido y el 50% de los encuestados cita los problemas de seguridad como un freno para la adopción de la multicloud. No podemos olvidar que entre las principales prioridades tecnológicas del sector de los servicios financieros para los próximos 12 a 18 meses se encuentra la mejora de la seguridad. Cuando se les preguntó qué habían hecho sus organizaciones de forma diferente debido a la pandemia, el 70% mencionó el aumento del gasto en seguridad y es probable que la migración a la multicloud refuerce aún más esta decisión.

Al mismo tiempo, un 47% dijo que está invirtiendo en el desarrollo e implementación de tecnologías nativas de la nube, mientras que un 64% afirmó que la pandemia les ha impulsado a aumentar su gasto en TI en determinadas áreas, como aumentar la automatización de tecnologías de autoservicio basadas en IA y actualizar la infraestructura de TI existente.

Además, movilidad de las aplicaciones también es una prioridad. De hecho, una gran mayoría (83%) está de acuerdo en que trasladar las aplicaciones a un nuevo entorno puede llevar mucho tiempo y ser costoso, por lo que se espera que la adopción de contenedores aumente al mismo tiempo que los despliegues multicloud para permitir que las aplicaciones se ejecuten y trasladen a casi cualquier lugar de forma rápida y sencilla.

Un futuro híbrido y multicloud

En total, alrededor del 82% de los encuestados reconoció que el modelo híbrido multicloud, que implica el uso de múltiples nubes tanto privadas como públicas, con una interoperabilidad sin fisuras entre todas ellas, es la mejor manera de afrontar cuestiones que van desde la seguridad y la resistencia operativa hasta la capacidad de gestión y la integración de datos. Confían en que así se resolverán algunos de los principales retos de la implantación multicloud, al proporcionar un entorno de nube unificado en el que las políticas de seguridad y gobernanza de datos puedan aplicarse de manera uniforme. Aunque las instituciones financieras no creen que exista un enfoque único para la nube, están encantadas con la posibilidad de que un enfoque híbrido multicloud pueda ser la solución.

El siguiente paso debe ser la búsqueda de soluciones híbridas multicloud con capacidad de gestión y seguridad integradas, soluciones que ofrezcan la posibilidad de mover rápidamente las aplicaciones entre las infraestructuras de la nube de forma rentable. Si lo consiguen, habrán superado con éxito esta primera fase y quizá pasen a estar entre los sectores mejor posicionados en su apuesta por estas nuevas tecnologías.

Jorge Vázquez, director general de Nutanix en España y Portugal

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias