jueves, diciembre 8, 2022

La agresión a la ‘perra’ de Aída y el ataque «histérico sexual» de Daniela

Yo creo que esta edición, en materia de audiencias, no lo levanta ya ni el que creen la prueba 'el día nudista' y aparezcan todos en pelotas por la casa, restregando sus cuerpos desnudos por los sofás y demás muebles de la misma. Lo único que levantarían, como mucho, sería la libido de Alonso Caparrós. Si se hacía pajas con las fotos en papel de Ivonne Reyes, si la viera al natural, más a Daniela, Alyson y a Elettra, una no quiere ni pensar dónde sería capaz de llegar. 

Supongo que a lo mejor incluso le preguntaba a la Blume si le había dado gustito esa particular interpretación suya de 'hacer la croqueta'. Y es que la argentina confesó este fin de semana que por la noche le dio un fuerte arrebato sexual pero que «luego se me pasó con creces», sobre todo después del tratamiento que ella misma se auto impuso, «me tiré por el suelo y todo, rozándome con el suelo».

A Daniela, de por sí más 'salidorra' que Susana Estrada cuando le daba por tirarse a un robot en un escenario, las caricias y la tensión sexual que mantiene con Elettra Lamborghini no sólo no la han calmado sus ansias de sexo sino que se las han aumentado más, por mucho que indicara a sus compañeros que «cuando llegué al confe dije: Ya no estoy cachonda ni nada, Súper».

Cachonda, no, pero sí 'cachondilla'. Y sólo si la italiana termina cediendo a sus caricias y practica el 'edredoning' con ella podrá tranquilizarse un poco. Eso o practicar algo tan saludable como la masturbación, lo que decía este domingo no haber practicado nunca Sor Lucía Caram a Risto Mejide, ni tan siquiera imaginándose a su héroe Messi en cueros (¿de verdad nadie va a excomulgar a esta religiosa?).

Lo que no la va a tranquilizar es desde luego la presencia de Aída Nízar, que parece poner de los nervios tanto a ella como a la heredera Lamborghini (en general a medio país, pero nosotras ni concursamos ni la tenemos delante), como quedó demostrado mientras se maquillaban, cuando Elettra se dirigió a la que fuera primera expulsada de la quinta edición de Gran Hermano para decirle que «no grites tanto, no te emociones».

Ante la contestación de «pues prefiero eso a estar aburrida como tú todo el día», Daniela terció en la disputa para decirle a Aída que «eres insoportable, ya no sé donde estar para que no estés tú». La vallisoletana prefirió no responderla en ese momento, pero sí les dijo después a Emma Ozores e Irma Soriano lo que iba a hacer: «¿Te molesta mi presencia? Perfecto, no la vas a volver a tener». Pobrecilla, a lo mejor pensó que si se lo decía a la cara a la Blume ésta se terminaría ahorcando de una cámara al no soportar tal desprecio.

Tampoco lo haría Elettra, a la que sentó mal que la nueva concursante defendiera a Alonso Caparrós tras los posicionamientos de todos los habitantes de la casa, por lo que la mandó callar, entre gritos, llamándola «pesada». Eso no fue lo más fuerte que le dijo, ya que a continuación la italiana añadió, «yo soy más humilde que tú. Perrita, vuélvete a tu casa. Eres mala y perra. Estás todo el día maquillándote porque eres fea».

Viendo cómo evolucionaba la discusión, algunos concursantes tuvieron que separar a Elettra de Aída, que permanecía sentada en el sofá, pero parece que eso no quitó para que terminara todo peor, ya que la vallisoletana confesó poco después en el jardín, y ratificó después en el confesionario, que había sido agredida por la italiana, aunque el programa no mostró imagen alguna que hiciera de notario y diera fe de ello. Menos mal que no le dio por darse cabezazos contra una puerta para demostrar las heridas de guerra que le habría infringido su rival. Y todavía se extrañan que no les vea nadie.

La mosca

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias