sábado, noviembre 26, 2022

Cuenta atrás

Aunque en superficie entre el PSOE y Podemos nada ha cambiando, es  probable que al final el partido que lidera Pablo Iglesias opte por la abstención favoreciendo la formación de un Gobierno presidido por Pedro Sánchez. Un Ejecutivo que contaría con el voto explícito de Ciudadanos. De llegarse a esta solución será a pocos días de que expire el plazo legal que determina la repetición de los comicios. Menos de un mes. Si así sucede la explicación al cambio de estrategia  de Pablo Iglesias habría que atribuirla a la pérdida de apoyo electoral que les auguran las encuestas. Menos Ciudadanos, todos los partidos pierden apoyo respecto de los resultados que lograron en los comicios celebrados en diciembre del 2015. Podemos registra el mayor descenso. Hasta el punto de quedar relegado a una cuarta posición y ser superado por Ciudadanos.

Así las cosas todavía tenemos por delante casi un mes de tiovivo de reuniones, encuentros y ruedas de prensa. Todo a beneficio del gran plató televisivo que va camino de reemplazar al Parlamento caso de que el sentido común no lo remedie. Estamos televisando y radiando en directo la nada: un paseo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias  cuesta abajo por la Carrera de San Jerónimo para decirle al mundo que siguen hablando. El diario paseíllo de Rivera por los platós. Las constantes entrevistas a unos y otros para escuchar una y cien veces los mismos mantras disfrazados de argumentos. Hasta Mariano Rajoy  

Menos Ciudadanos, todos los partidos pierden apoyo respecto de los resultados que lograron en los comicios celebrados en diciembre del 2015

¡Quién lo iba a decir! empieza a ser una presencia habitual en programas de radio y televisión.

Pero este ejercicio de narcisismo político y culto a la imagen al que parecen entregados los líderes de los principales partidos no puede compensar el desencanto de la gente. El personal empieza a estar  fatigado de tanto bla, bla, bla, mientras España sigue sin Gobierno, con algo más del veinte por ciento de paro, una deuda que  por primera vez en nuestra Historia iguala al PIB, incumpliendo el  déficit comprometido con Bruselas y con la tasa de casos de corrupción más abultada de toda la Unión Europea. El personal empieza a esta harto. Harto de políticos que no parecen darse cuenta de hasta qué punto los ciudadanos empiezan a pasar de ellos y están ya en la cuenta atrás contando los días que faltan para volver a votar y ponerles en su sitio.

Fermín Bocos

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias