miércoles, diciembre 7, 2022

Socialistas catalanes

Hace unos días, un amigo muy relacionado con el PSOE me decía que no echase muchas cuentas con la votación de todo el PSC (menos Carme quesí-queno Chacón) a favor de la resolución, propuesta por CiU en el Congreso, sobre la consulta soberanista en Cataluña. Que no le diera más vuelta a la cabeza porque la cosa era una jugada de Rubalcaba junto a Pere Navarro para cargarse a la Chacón. Porque, de lo que se trataba, era de dejarla desairada. ‘Te lo juro por Arturo’. Jugada maestra para sacar a Carme del PSC y para retirarla de su carrera hacia la Secretaría general del PSOE. Dos pájaros en un tiro. Y el caso es que me explicó tantos detalles de la operación que parecía una jugada de ajedrez planificada por el gran Arturo Pomar (coño con los arturos). Era tan perfecta que no era creíble. Rubalcaba es listo y maquiavélico pero no tanto. Los progres, incluso, creen que es la reencarnación de Joseph Fouché, el genio tenebroso. Y de verdad que no.

Rubalcaba es listo y maquiavélico pero no tanto

De hecho, apenas han pasado quince días para darnos cuenta de que aquella operación no fue como me la contó mi amiguete y que los socialistas catalanes han perdido el oremus definitivamente, una frase, por cierto, muy catalana.

Creo que los socialistas catalanes ya no saben lo que son y andan dando palos de ciego a diestro y siniestro con lo que, a veces, golpean a sus propios amigos socialistas. Como en esta ocasión. Porque, ayer mismo, en el Parlamento catalán, su propuesta de pedir una consulta consensuada con el Gobierno central sobre el derecho a decidir de los catalanes fue sido aprobada por una mayoría aplastante: 104 votos a favor (de CiU, ERC, PSC e ICV), 27 en contra (PP y Ciutadans) y 3 abstenciones (CUP).

La cosa aprobada ordena al Gobierno catalán que pida diálogo al Gobierno español para debatir la cuestión, llegar a un acuerdo y convocar la consulta independentista. Todo, por supuesto, de buen rollito y no como pretendía la primera declaración. Lo que no deja de resultar sorprendente, ya que da la sensación de que a CiU y a ERC lo mismo le da 8 que 80. Votan a favor de todo lo que suene a consulta independentista aunque las propuestas sean distintas a las suyas. Debe ser que allí lo único que hacen es votar soberanía. No tienen un duro pero quieren ser como Kosovo como sea. O sea, más pobres todavía. Qué dislate.

La cosa aprobada ordena al Gobierno catalán que pida diálogo al Gobierno español para debatir la cuestión

Del onanismo mental de Pere Navarro y de los separatistas catalanes para defender la cosa no voy a hablar porque fue de una pobreza intelectual que no merece la pena. Para contestarles, sólo me limitaré a recoger una pequeña parte de lo dicho por Txiki Benegas, socialista que algo sabe del tema, en un artículo publicado hace unas semanas:

«El llamado derecho a decidir para plantear la secesión de una parte del territorio español no es un derecho; puede ser un anhelo, una aspiración o una reivindicación política, pero no un derecho. La diferencia es sustancial. Si fuera un derecho no reconocido, estaríamos ante un déficit democrático. Si es una reivindicación política, nos situamos ante una opción posible en el marco del pluralismo político, a la que cabe, como opción que es, oponer la contraria.

Es preciso aclarar que el llamado derecho a decidir es un sucedáneo inventado por los nacionalistas para edulcorar la autodeterminación, y entiendo que no es un derecho por varias razones: no forma parte de los derechos considerados naturales y no le son de aplicación los tres supuestos universales reconocidos por la ONU, situación colonial, ocupación militar y apartheid; tampoco es recogido por la Constitución de 1978, aunque sí fue debatido y ampliamente rechazado por el Congreso. Conclusión: no estamos ante un derecho que ampare la posibilidad de la secesión, sino ante una reivindicación política».

Más claro agua.

¿Hacia dónde caminan, entonces, los socialistas catalanes que eran los socialistas más españoles que hubo en España?

Ni ellos lo saben…

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico

La sonrisa de la avispa

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias