lunes, diciembre 5, 2022

Payasos y derecho a decidir

Me alegra que el PSC anuncie que se opondrá al proyecto soberanista de CIU-ERC. Es una buena noticia, no porque me preocupe la cuestión territorial, el famoso encaje de Cataluña en España o la estructura territorial del Estado. Es porque me da igual. Me resulta aburrido y me resulta, para ser más preciso, insoportable.

El PSC creyó que en plena crisis y con millones de parados lo importante era hablar de federalismo

El PSC no quiso presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el euro por receta, de la Generalitat de Mas. Ellos sabrán. A mí me alegra que, espectáculos bochornosos aparte, el PSOE y el PSM vayan de la mano al Constitucional a decirle que se exprese acerca de la vulneración de derechos a los ciudadanos madrileños.

Los catalanes tienen políticos que no creyeron importante ese paso, ellos sabrán. El PSC creyó importante que en plena crisis y con millones de parados, con angustia social, con exclusión, pobreza y abandono, con miseria, persecución de derechos y anulación de servicios y oportunidades, lo importante era hablar de federalismo, federalisme, para ser más precisos. Supongo que eso es lo importante, pero seguro que por eso no se dieron el batacazo electoral que la torpeza del rey desnudo quiere disimular desde el mismo día de las elecciones al Parlament; seguro que no, sería por otra cosa, vayamos nosotros a saber, seguro, y luego lo comentamos, si somos capaces, digo yo.

El derecho a decidir es muy importante, y hasta ahora había disensiones entre la ejecutiva de los socialistas del ámbito español de toda España sin la parte de Cataluña que se rige por otras normas, y los del PSC, porque decidir es un derecho y por eso se llama derecho a decidir. Los otros derechos son irrelevantes: el derecho a la salud, al trabajo, a la vivienda, a vivir con dignidad, a un sistema laboral justo, a unas condiciones de trabajo decentes, a un empleo digno. Yo estoy de acuerdo, decidir es importante. Hasta ahora. Ahora que lo que se va a decidir es abiertamente lo que se quiere decidir, el PSC ya no está de acuerdo. Decidir sí, pero eso no.

Me alegra que la izquierda madrileña, y española, vaya, se preocupe por los hospitales y por la educación

Desde los hermanos Tonetti no había tanta humorada en la escena pública. Quizá esté equivocado y sea desde Charlie Rivel, que también era catalán, y un buen tipo, gracioso, y tal.

Me alegra que la izquierda madrileña, y española, vaya, se preocupe por los hospitales y por la educación, por los trabajadores del metro y por los empleados públicos. Por los parados y por los excluidos, por los que han perdido la protección de la dependencia y por los que ven próximo su Ere, entre otros muchos agraviados. Que vayan al Constitucional a hablar de mis vecinos y sus problemas, y no de sus asuntos de la política alta, la alta política de estado, nación o patria.

Cuando llegue el momento de decidir pensarán en sus derechos de ciudadanos, personas, trabajadores. La izquierda catalana tiene asuntos de estado más importantes que resolver, y el PSC, pues eso, todavía le queda recorrido para seguir descubriendo las tremendas complejidades de la vida y las vastas simplicidades que pueden darse en la aparentemente confusa mente humana. Ánimo.

Rafa García-Rico – en Twitter @RafaGRico – Estrella Digital

Rafael García Rico

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias