martes, febrero 7, 2023

El Día de la Mujer es un arma política

No te pierdas...

Hoy se celebra el Día de la Mujer. Primero fue el Día de la Mujer Trabajadora. Ahora sólo de la Mujer. Espero que pronto desaparezca. Porque yo creo que, en España, dedicarle un día a la mujer es, precisamente, una discriminación. Lo contrario de lo que se quiere lograr. Entre otras cosas porque es algo antiguo y machista. Y, por supuesto, sexista. Es más, creo que es algo un tanto humillante para la propia mujer.

Sé que esto me va a acarrear un gran número de críticas y de insultos. Pero ya va siendo hora de que alguien lo diga. Que alguien diga que el Día de la Mujer, desde hace unos años en España, es un arma política de la izquierda.

Celebrar el Día de la Mujer en el Siglo XXI en España es una discriminación política positiva y partidista. Muy propia de la izquierda. Y, aunque aparentemente esa izquierda trata de protegerla, lo único que hace es buscar un motivo para usarla en sus fines políticos. No entienden ni entenderán nunca que haya muchísimas mujeres, en España, que no quieren tener su Día. Que eso hiere su dignidad. Que no quieren que las protejan. Que quieren buscarse la vida solitas. Que están formadas para ello. Que se sienten realizadas fuera del proteccionismo casposo de la izquierda. Que no les gusta ser cuotas. Que odian los cargos cuotas porque protegen a las mediocres. Que quieren ganarse su prestigio con su conocimiento y saber. Y que no quieren ser tratadas bajo el mismo rasero. Y, menos, como seres desprotegidos. Que son libres.

La izquierda en España, por ejemplo este año, está usando a la mujer para denunciar que es necesario que se modifique el decreto de medidas urgentes para la reforma laboral, a fin de garantizar de manera efectiva el derecho a la conciliación, así como las medidas que hagan posible la igualdad en el empleo, la incorporación de las mujeres a todos los puestos de responsabilidad y la igualdad salarial y bla, bla, bla…

Siempre igual. En lugar de preocuparse por dar una mejor educación para todos los españoles (hombres y mujeres) que evite los actos de machismo y aumente el respeto entre personas y géneros, se les llena la boca de demagogia. Y esa es la verdad de lo que ha pasado en España en los últimos siete años. Lo que pasa es que decirlo no es políticamente correcto. Como en tantas otras cosas.

Durante estos últimos siete años, las mujeres han sido la punta de lanza del intento por parte de la izquierda de imponer su arquitectura social en España usando, para ello, un sexismo obsceno. Incluso, protegiendo un lenguaje “feminazi”, como lo ha calificado el académico Arturo Pérez Reverte.

Menos mal que la Real Academia Española, precisamente, ha empezado a poner las cosas en su sitio al aprobar un informe del catedrático de Lengua Española de la Universidad Complutense Ignacio Bosque sobre «Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer» que arremete contra esas nueve guías de universidades, comunidades autónomas y sindicatos que estaban contribuyendo a imponer su “paraíso feminista”.

En definitiva que creo, sinceramente, que ya vale de usar a la mujer como arma política en España.

Pinocchio

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -