lunes, diciembre 5, 2022

Por un puñado de votos

Rubalcaba se tiene las respuestas bien aprendidas para cuando le preguntan por Carmen Chacón. No le escatima elogios, sin embargo transciende la incomodidad en su mirada y el tono de voz no suena convincente. Y es que, para qué engañarse, el nuevo secretario general del PSOE ha tenido que sudar lo suyo para hacerse con la Secretaría General del PSOE que Carmen Chacón le ha disputado. Solo un puñado de votos les separa, de manera que Rubalcaba sabe que en Chacón tiene una adversaria a tener en cuenta.

Ahora, muchos se preguntan que hará Chacón, ¿se retirará a un segundo plano? o ¿agrupará a sus fuerzas para dar la batalla cuando se celebren primarias para elegir candidato a la presidencia del Gobierno? Yo creo que se equivocan quienes la dan por vencida. Chacón es joven y tiene mucho camino por andar. Además, ha sido capaz de salir indemne de un cometido difícil, nada menos que el Ministerio de Defensa. Mientras otros ministros de Zapatero eran criticados por su gestión y falta de consistencia, ella planeó sobre la mediocridad de los demás.

En política es importante el manejo de los tiempos, y puede ser igualmente nefasto precipitarse como no dar el paso cuando llega el momento. Por eso, seguramente Chacón está esperando que vuelva a llegar ese momento y puede dedicar ese tiempo a prepararse.

De la lectura de los análisis del 38 congreso se desprende que Chacón falló en el discurso final, que se deslizó hacia el mitin, que le chirrió la voz. Ahora tiene tiempo por delante para corregir los fallos e ir construyendo una propuesta política dirigida no solo a su partido sino a la sociedad. Y aún así no es seguro de que gane la batalla a Rubalcaba. Y es que el nuevo secretario general no despeja la incógnita de si será o no candidato en las próximas generales, y hace bien en no hacerlo porque lo contrario le restaría autoridad. Yo creo que una vez conseguida la Secretaría General Rubalcaba puede acariciar la posibilidad de ser candidato por más que algunos interpreten lo contrario. Es un hombre de poder que fuera de la política sería como un pez fuera del agua. Faltan cuatro años y por tanto todo está por escribir, pero es evidente que la batalla Rubalcaba-Chacón no ha terminado aquí, solo hay un armisticio que le servirá a la una para reponer fuerzas y al otro para intentar consolidar su influencia y su poder. Para el desenlace tendremos que esperar cuatro años.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.


Julia Navarro

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias