lunes, febrero 6, 2023

Los Príncipes de Asturias y El Hierro

No te pierdas...

En estos momentos en que casi todo lo que ver con la Casa Real se cuestiona y genera dudas, Don Felipe y Doña Letizia han dado este lunes un ejemplo de sensibilidad, de cariño y de saber estar a la altura de las circunstancias.

Es probable que para muchos españoles en general, y lectores de Estrella Digital en particular, les pueda resultar ajeno lo que se está viviendo en la isla más pequeña de las Canarias. La más pequeña, pero una de las más interesantes de visitar. El Hierro apenas supera los 10.000 habitantes y esa población, en números absolutos, podría integrarse en cualquier gran ciudad de España sin que se notara su presencia.

Pero en este caso se dan otras circunstancias a las que conviene atender. El volcán submarino, que tiene a todos los herreños de cabeza, ha quebrado la economía de la isla. Probablemente por una mala gestión de comunicación, lo que debería haber sido un atractivo turístico se ha convertido en un rechazo para los potenciales visitantes. Hasta tal punto ha sido así, que a la isla de El Hierro sólo acuden los científicos para estudiar ese volcán asustadizo que se niega a salir a la superficie. El despropósito informativo ha sido de tal envergadura que hasta la Administración anunció cerrar el único Parador Nacional de España que está al borde del mar.  Nunca una rectificación ha sido tan acertada.

Lo cierto es que una isla tan espectacular, por naturaleza y por sostenibilidad medioambiental, se estaba quedando yerma. Ese asustadizo volcán ha roto muchas pequeñas economías, no hay pesca y ha desaparecido el submarinismo, uno de sus atractivos y más importantes recursos. Sus habitantes se encuentran desnortados y sin saber, tanto ellos como las autoridades y los científicos, cuando va a acabar el fenómeno.

Haga lo que haga la naturaleza, los habitantes de El Hierro, y por extensión los canarios, necesitaban cariño, mucho cariño. El Rey ya no está para esto, pero los Príncipes han asumido el mismo papel que Don Juan Carlos y Doña Sofía años atrás: estar al lado de su pueblo.

No debe parecer una exageración, pero el viaje que Felipe y Letizia han hecho a la isla volcánica no lo van a olvidar jamás. No ha habido protocolo, se han mezclado con la gente y la gente se ha mezclado con ellos. Lo que digan las crónicas de la visita se quedará corto.

La visita de los Príncipes de Asturias a esa pequeña isla canaria es un punto de encuentro y es de desear que sirva para recomponer la maltrecha economía de El Hierro.

Felipe y Letizia han abierto la puerta para ayudar a sus habitantes.  Ahora nos toca a nosotros echarles una mano. Y no menos importante, el presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, y el ministro de Turismo, José Manuel Soria, han sabido estar en un segundo plano.

Han sabido que el protagonismo le tocaba a El Hierro y a los Príncipes.

Editorial Estrella

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -