sábado, diciembre 10, 2022

De nuevo el Impuesto sobre el Patrimonio

La disminución del crecimiento español previsto para este año, la velocidad que ha tomado el aumento del déficit público en las autonomías y las caídas de los ingresos públicos, hacen cada vez más difícil alcanzar el compromiso del límite del 6% de déficit sobre nuestro PIB para 2011.

Con el objetivo de cumplir con la palabra dada a Bruselas y cumplir con ese límite, la Ministra de Economía, Dña. Elena Salgado, nos ha indicado que el gobierno no pretende actuar sobre el nivel de gasto, sino sobre el de los ingresos y que para ello están considerando volver a traer al mundo de los vivos el Impuesto sobre el Patrimonio.

También D. José Blanco, Ministro de Fomento y Portavoz del Gobierno se ha pronunciado en la misma línea, indicando la voluntad del gobierno de que los ricos paguen más y que las grandes fortunas deben hacer esfuerzos especiales ante la situación tan delicada en que nos encontramos.

Con respecto a las indicaciones realizadas por la Ministra de Economía debo decir que no entiendo muy bien su punto de vista porque la actuación sobre el incremento de los impuestos debería ser siempre la última medida, ya que sólo después de haber pasado la podadora sobre el gasto público existe fuerza moral para actuar sobre los ingresos para cuadrar el presupuesto y esa tarea aun sigue pendiente.

Lo siento Sra. Salgado, no comparto su punto de vista. Si comparto en cambio, que quién más genera más debe aportar pero no por la vía del Impuesto sobre Patrimonio sino sobre el de la Renta. No pagar por tener un árbol sino por la renta que genera que son sus frutos.

Y quiero resaltar, con respecto a las manifestaciones de D. José Blanco, que solamente de pensar quiénes son ricos y quiénes no para este señor, comienzo a temblar. El Impuesto sobre el Patrimonio ha sido un impuesto que ha venido cayendo sobre las clases media-media y media-alta. Los magnates y las grandes fortunas siempre tienen otras formas de elusión que pasan, incluso, por el traslado del patrimonio a otros lugares del planeta. ¿Acaso alguien tiene duda de que quién más paga en este país es la clase media asalariada? Al final, como siempre, recaería sobre los mismos, es lo sencillo y barato.

Es cierto que en países como Francia o Estados Unidos ha habido manifestaciones de magnates indicando que están dispuestos a pagar más impuestos porque pueden hacerlo. También en nuestro país ha habido alguna manifestación en este sentido. En todos los casos son encomiables.  Ahora bien, me pregunto si es necesario que para que algunos que consideran que pueden y deben aportar más, debemos resucitar un impuesto que realmente no gravaba a quién pretendía. Si alguien considera que puede y debe aportar más, no hacen falta nuevos impuestos, sino tan sólo su aportación libre y desinteresada a la comunidad, a golpe de talonario, aunque sea por vanidad.

Aunque cuando recuerdo el caso de cierto magnate de nuestro país, que no había encontrado tiempo desde 1939 para repatriar desde Suiza la fortuna del abuelo y pagar por las rentas generadas en nuestro país hasta que lo han “pillao”, me da a mí que no hay demasiado ánimo para tirar de chequera. Y me pregunto ¿por qué será?

José Luis Martín Miralles

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias