domingo, diciembre 4, 2022

Sandro Rosell no sabe ganar

Sandro Rosell es el presidente del F.C. Barcelona. Un presidente joven. Con aspecto de ejecutivo y pinta de hombre educado. Un tipo con suerte porque, como presidente, le tocó un equipo súper campeón que habían hecho otros y entrará de lleno en la Historia de los culés sin comerlo ni beberlo. Pero debo decir que, después de sus declaraciones de ayer, me parece un cantamañanas que no merece representar a una institución centenaria y prestigiosa como el Barcelona.

Llevaba Rosell varios meses amenazando con que iba a ponerle las peras a cuarto al Real Madrid ya que tenía que denunciar una serie de agravios que el Barcelona había recibido del club blanco. Aquello parecía que iba a ser el parto de los montes. Al final, lo ha sido, porque lo que ha parido ha sido un ratón. En su discurso institucional y en sus respuestas a los periodistas ha mezclado una serie de estupideces a las que ha dado el rango de agravios, ha sacado a relucir lo que se supone que dijo Juan Antonio Alcalá en la COPE pero que no está claro que dijese y ha dicho que el Real Madrid ha sobrepasado los límites de la deportividad sin tener muy claro qué significa deportividad. Bobadas. Es más, en un alarde de simpleza, ha amenazado con romper relaciones con los merengues. No sé yo a qué se refiere con eso de romper relaciones salvo que hable de las comilonas que se pegan las directivas los días que se juegan los clásicos.

Pero vamos a ver, Sandro… ¿a qué viene está patochada a dos meses de haberse jugado los clásicos, con la liga de vacaciones y después de haberlo ganado todo?  ¿Qué has querido trasmitir al mundo con esas intempestivas, torticeras, prepotentes, vengativas e insultonas declaraciones fuera de contexto?

Dice el Real Madrid, en su respuesta oficial, que no soportas la presión de la prensa catalana y que esa debilidad te ha llevado hacerlas. Yo no creo que sea verdad un argumento tan simple. Supongo que el Madrid ha querido tener piedad contigo.

Yo creo, Sandro, que no sabes ganar. Que te ha arrollado la soberbia y que has querido demostrarle al mundo que eres un tipo importante jugando a defender el buen nombre del Barcelona cuando no le hace falta.

Los agravios en el fútbol nacen y mueren cada semana. Y las ofensas y jugadas malintencionadas nacen y mueren sobre el propio terreno de juego en el que se han cometido. Los Madrid-Barça y los Barça-Madrid sin un poco de pimienta perderían su razón de ser. Y tú deberías saberlo. Por eso creo que lo tuyo ha sido un ataque de soberbia. Petulancia en estado puro.

Por cierto, no hables de los valores de la Masía cuando hay por ahí un video en el que se ve a Busquets llamarle mono a Marcelo. Pero no pasa nada. No lo vio el árbitro y s no lo vio, no existió. De hecho, al terminar el partido ya eran de nuevo compañeros de profesión.

Cuídate, Sandro… Aunque lo creas, no le has hecho ningún favor al Barcelona, ni te lo has hecho a ti. Créeme.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Pinocchio

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias