miércoles, noviembre 30, 2022

Un problema: los políticos

Que el tercer problema que existe actualmente en España sea la clase política y los partidos políticos, según la encuesta del CIS, dice mucho y es tremendamente preocupante. Si los ciudadanos, verdaderos pilares de la democracia, señalan a sus representantes como un problema –el tercero en importancia- sólo por detrás del paro y la situación económica, es para que los políticos se echen a temblar. Y sobre todo para que reflexionen.

Sin embargo, no deja de ser un contrasentido que mientras la encuesta arroja esos datos, otra “encuesta” más significativa –las recientes elecciones del 22M- diga, en muchos casos, lo contrario y avale dudosas actuaciones de nuestros líderes. Los resultados de los recientes comicios parecen “indultar” supuestos casos de corrupción que se encuentran en vía judicial. Esta circunstancia permitió ayer que diez implicados  en esos sumarios, entre ellos el presidente del gobierno regional, tomaran posesión de sus escaños en el nuevo Parlamento valenciano.  Es evidente que ninguno de estos diez, ni el resto de los cien imputados en toda España por diferentes causas, han pensado en su responsabilidad política, que la tienen. De lo contrario no se habrían presentado o sus partidos se lo habrían impedido.

Es el penúltimo ejemplo que delata el por qué los ciudadanos sienten cada vez más desapego hacia sus representantes. De hecho, cada día se empeñan en dar razones para que crezca la distancia. Basta recordar los lamentables episodios ocurridos en Castilla-La Mancha o la reedición de “la Pinza” con los pactos contra natura que Izquierda Unida y el PP llevan a cabo en municipios de Extremadura y Andalucía. Hasta UPyD, partido que supuestamente iba a revitalizar algunos ayuntamientos y parlamentos regionales, en solo unos días se ha quitado la careta y está actuando del mismo modo que los partidos a los que tanto ha criticado. Tampoco beneficia ese intento de Bono de reducir las sesiones plenarias en el Congreso de los Diputados o ver el hemiciclo vacío de Señorías.

Paradójicamente, pueden dar gracias los políticos a que los índices del paro y la situación económica es tan grave que impide que ellos sean el principal problema del país.

Conseguirán el primer puesto del ranking porque cada día se empeñan en aumentar la decepción, la distancia y el cabreo de los ciudadanos que ya han empezado a tomar nota.

Ellos verán.

Editorial Estrella

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias