jueves, diciembre 1, 2022

Carme Chacón y las primarias

Se equivocaban los que pensaban que sólo habría un candidato a la sucesión en el muy probable caso de que Zapatero no repita. El martes, en una conferencia pública, la ministra de Defensa Carme Chacón avisó que habrá primarias, y no sólo porque lo mandan así los estatutos del PSOE, sino porque son, en sus propias palabras, “una fantástica fábrica de legitimidades”. “No sería lógico que no pudieran opinar los militantes del PSOE”. No hace falta ser un navegante para pillar el nada sutil mensaje.

¿Significan estas palabras que Chacón se presentará a las primarias? ¿Será ella la rival que plantará cara al favorito Alfredo Pérez Rubalcaba? Está por ver. El martes ni lo confirmó ni lo negó. Pero después de este discurso –al que asistieron siete de los ministros y que ha sido muy comentado en el PSOE–, muchos hoy creen que sí, que plantará batalla y no esperará a ver qué pasa después de las generales de 2012. Es difícil hacer pronósticos sobre una decisión tan personal, pero hay al menos cuatro argumentos que juegan a favor de que la ministra dará ese paso.

El primero: que así evita tener que irse al PSC, donde su nombre suena permanentemente como líder del proyecto socialista catalán en su travesía por el desierto –un destino del que ella intenta escapar-.

El segundo: que si Chacón se presenta a esas primarias y  las gana –algo no descartable, en el PSOE siempre gana el candidato rebelde–, no quedaría completamente derrotada como futura líder socialista incluso si perdiese las elecciones generales de 2012. A diferencia de Rubalcaba –que es 20 años mayor que ella–, Chacón (40 años dentro de quince días) sí está en edad de ser una candidata de largo recorrido que podría repetir el intento en 2016. Esta hipótesis dependería de cómo de contundente fuese la victoria conservadora, pero las expectativas que hoy tiene el PP son tan altas que todo lo que quedase por debajo de una abrumadora mayoría absoluta sería una suerte de dulce derrota.   

El tercero: que si se presenta y pierde las primarias frente a Rubalcaba, tampoco sería el final de su carrera. Dependiendo del resultado, podría optar a ser su número dos y, en caso de que Rubalcaba pierda en 2012, no quedaría completamente quemada para volver a intentarlo en el siguiente congreso socialista o en las próximas primarias. 

Y el cuarto: que Rubalcaba es el ministro mejor valorado del Gobierno, pero Carme Chacón no le va a la zaga. Ambos candidatos, además, están bastante por encima de Rajoy en la valoración de los ciudadanos, según todas las encuestas, empezando por el CIS. Por eso no está tan claro como hoy parece que el destino del PSOE en 2012 sea pasar a la oposición tras una derrota estrepitosa. Por eso las primarias no tienen por qué ser el paso previo antes del matadero, sino la oportunidad esperada para quien podría ser la primera mujer que presidiese el Gobierno de España.

Ignacio Escolar

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias