miércoles, diciembre 7, 2022

Un precursor

Se llama Omar Chuick. Nació en África, concretamente en Mali, hace 36 años.

Como ustedes saben Mali se sitúa en la parte subsahariana de África. Tiene una población de doce millones de habitantes de los cuales aproximadamente la mitad se sitúan por debajo del umbral de la pobreza.

En estas circunstancias, como tantos paisanos suyos, Omar inició su terrible travesía por tierra y mar hacia Europa con la esperanza de conseguir alguna posibilidad de mejorar su vida. Los únicos que realizan esta travesía por aire son futbolistas como Kanute, Keita o Diarra, entre otros.

El otro día fue detenido intentando saltar la valla que separa Ceuta de Marruecos en sentido contrario. Ante la sorpresa de todos, Omar quería volver a su país. Es el primero y posiblemente no será el último.

Detrás deja cuatro años malviviendo en Ceuta, donde parece ser que llegó desde Algeciras en espera de conseguir algún papel o decisión que premiase tanto esfuerzo realizado.

En estos cuatro años, Omar ha conocido seguramente el trato amable de los europeos, noches frías a la intemperie,  bastante hambre y desconsideración. Tal vez ha tenido ocasión de ver algún alboroto en Telecinco, se ha informado sobre los líos de las Cajas de Ahorros o se ha visto incapaz de resolver la duda entre quién es mejor: Cristiano Ronaldo o Messi. Incluso, ya puestos en plan dubitativo no ha podido tomar partido entre la Campanario o la Esteban. Es decir alguno de los excitantes temas que adornan nuestro panorama cotidiano.

Todo ello sin duda ha influido en su decisión de huir y volver a su tierra donde tal vez pasará penalidades, pero mantendrá la cordura y la dignidad.

Mis últimas noticias lo sitúan en una cárcel de Ceuta. Al parecer existen dudas sobre su nacionalidad y que opuso cierta resistencia a la autoridad. En estos puntos la maquinaria siempre es rápida e inflexible. Espero que el hombre esté bien.

En el fondo, creo que no hemos podido soportar que un africano quiera huir de este paraíso turístico llamado España.

Sin embargo, como todo siga igual, habrá que acostumbrarse.

Paco Fochs

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias