miércoles, noviembre 30, 2022

La plegaria de Zapatero

Fiel a su ideario, Zapatero habló en Washington de «jornaleros», «parados» y de los derechos de los homosexuales en su plegaria, de un marcado cariz humanista que tuvo fragmentos brillantes.

Pero, en coherencia con su trayectoria oral, no defraudó ni a sus más firmes entusiastas ni a sus fieles detractores en sus palabras como invitado ante el Desayuno Nacional de Oración, un foro promovido por congresistas y por la organización cristiana conservadora «La Familia», que reúne a la élite política y empresarial en torno a su presidente desde el año 1953.

Citó varias de las perchas de su doctrina: la Alianza de Civilizaciones, su «compromiso con los parados» -a pesar de presidir el país con la tasa más elevada, el 18,8%, sólo superada por Letonia- y rescató su perfil socialista más añejo aunque fuera envuelto en palabras de la Biblia.

Pronunció un nuevo concepto, «la autonomía moral», en defensa de cada individuo a formar su propia familia. Fue una defensa implícita de los derechos de los homosexuales a formar su propia familia. Y encontró la forma de citar a Dios sin comprometerse: «El Dios del Evangelio».

Pero, como todo en la vida, el mejor acontecimiento se empaña con los conflictos domésticos. En España, su presencia en tan alto foro mezcló los sentimientos de orgullo con los del escepticismo. Las alarmas ya habían saltado con los planes de reforma de las pensiones, rectificados horas después con la supresión de un párrafo remitido a Bruselas. Luego seguiría la hecatombe de las bolsas y las luces rojas comenzaron a tintinear.

Chelo Aparicio

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias