lunes, febrero 6, 2023

Corre, conejo

No te pierdas...

Un día cualquiera, Harry ‘Conejo’ Angstrom, vieja estrella colegial de baloncesto, casado con un hijo y otro a punto de llegar, sometido laboralmente a su suegro, sale de casa para, entre otras cosas, comprar tabaco a su esposa. Sin saber por qué, conduce como alma que se lleva el diablo huyendo de una vida que no le satisface y de unos compromisos que no sabe muy bien cómo le han ido atrapando. A partir de ahí, Harry da tumbos junto a su recién adquirida amante, asesorado por un párroco y presionado tanto por su propia familia como la política.

Este es el punto de partida de Corre, conejo, obra que lanzó a la fama internacional a John Updike y que, en 1960, estableció una nueva perspectiva sobre el hombre contemporáneo: su incapacidad para asumir responsabilidades. ‘Conejo’ no es un mal tipo, pero actúa mal sin saber por qué. Se siente ahogado por su vida y de ahí que haga una serie de tontas locuras que tampoco le llevan a ninguna parte.

es uno de los iconos de la segunda mitad del siglo XX. Es un hombre normal, demasiado normal, pero en él confluyen las características que después han servido para calificar a las personas de carne y hueso. Aunque a veces tengamos ganas de estrangularlo, sentimos que, en cierta medida, todos compartimos algo con este extravagante y cobarde personaje.

Por otro lado, Corre, conejo es una novela soberbia. A pesar de la enorme crítica que hace de la sociedad estadounidense, del sueño americano, de Occidente, en gran parte de sus páginas uno mantiene la sonrisa en la boca. Agridulce, pero comedia al fin y al cabo. Hasta que, por sorpresa, tras otro arrebato del huidizo Harry, llega una insoportable tragedia magistralmente narrada. Pocos golpes literarios resultan tan duros como este que nos propina un autor que pensábamos estaba escribiendo de broma. Pero es que la vida, después de todo, es una mezcla de amor, odio, miedo, arrojo, placer y dolor.

Más adelante, una vez superado el impacto cruel y crudo de la trama, Updike vuelve a regalarnos la imagen del ridículo Harry enfrentándose a la vida. Así hasta el final de una novela que, en su día, había terminado como tal. Hasta que, década a década, Updike construyó la saga de ‘Conejo’, seguramente aquella que le convirtió en inmortal. Harry creció a medida que el siglo avanzaba, y por eso resulta aún más revelador, divertido y a la vez aterrador reflejo de las contradicciones de nuestro tiempo.

Corre, conejo (Rabbit, run)

De Jordi Fibla Feito.

Tusquets, 2008. 368pp.8,61 E sin el IVA www.tusquetseditores.com/titulos/fabula-corre-conejo-fabula

Daniel Martín

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -