sábado, abril 13, 2024
- Publicidad -

Madrid adelanta la campaña contra la mosca negra

En el caso del río Manzanares, se detectó por primera vez la presencia de la mosca negra en 2017

No te pierdas...

La campaña contra la mosca negra comienza este año con un mes de antelación respecto a la del pasado, debido a que las altas temperaturas adelantan la aparición de este insecto.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, visitó la semana pasada la orilla del Manzanares más próxima al barrio de Butarque, en el distrito de Villaverde, para supervisar la puesta en marcha de la campaña anual de control de la mosca negra en el tramo urbano del río.

Mosca Negra

En este ejercicio, a diferencia de los anteriores, el Ayuntamiento ha previsto que se podrían llegar a realizar una decena de tratamientos en el río y sus márgenes con el objetivo de reducir al mínimo la presencia de este molesto insecto.

Durante la campaña realizada en 2022, se llevaron a cabo un total de seis tratamientos larvicidas. La eficacia general de las aplicaciones en el tramo objeto de control fue altamente satisfactoria, estimándose en un valor medio del 90,33 %.

Desde el año 2019, el Ayuntamiento de Madrid actúa para frenar el auge de este díptero en el río, llevando a cabo dos tipos de trabajos: desbroces sobre la vegetación existente en contacto con el agua y tratamientos de desinsectación que, dependiendo de las condiciones meteorológicas, ocupan desde el inicio de primavera hasta el mes de octubre.

Aumento del número de tratamientos

El contrato de conservación del río Manzanares a su paso por el término municipal, que entró en funcionamiento el pasado mes de octubre, garantiza su protección tanto medioambiental como hídrica y de sus ecosistemas fluviales, incluyendo las instalaciones asociadas.

Ayuntamiento De Madrid

Este servicio recoge con especial atención los tratamientos para dípteros, entre los que se incluye la mosca negra, para los que se han aumentado el número de actuaciones anuales que se van a poder realizar en función de las necesidades de cada temporada. También se han revisado los trabajos que se realizan sobre la vegetación de las islas del tramo urbano, ajustando los equipos y la duración en función de la experiencia adquirida en los últimos años.

Tratamientos biocidas

Para evitar la reproducción de la mosca negra se aplican tratamientos de fumigación biocidas en larvas y pupas dirigidos a reducir su presencia. Consisten en la aplicación de un biocida biológico de acción insecticida compuesto de microrganismos específicamente patógenos para estos insectos. Se aplica directamente por pulverización del producto sobre la lámina de agua y actúa por arrastre en el tramo del río localizado aguas abajo del punto de tratamiento.

Estos larvicidas tienen por objeto la reducción de la cantidad de larvas presentes e impedir la transformación en el agua de esas larvas en pupas, que no se ven afectadas por el tratamiento larvicida, evitando así su paso a insectos adultos (mosca voladora mordedora).

Como complemento a estos trabajos se llevan a cabo labores de desbroce de la vegetación que se encuentra en contacto directo con la lámina del agua, ya que sirve de soporte de larvas y refugio de ejemplares adultos.

Actuación en cinco tramos

Las actuaciones se realizan en coordinación entre los servicios de conservación del río del Área de Medio Ambiente y Movilidad y el Departamento de Control de Plagas y Vectores de Madrid Salud y consisten en la detección, monitorización, tratamiento y vigilancia de estos insectos para minimizar el impacto que generan en la población y en el entorno.

La zona de trabajo y estudio comprende el cauce y entorno del río Manzanares en su tramo urbano, desde el ámbito residencial del distrito de Fuencarral-El Pardo, hasta el límite del término municipal de Madrid, en los distritos de Villaverde y Villa de Vallecas. El producto larvicida se aplica en cinco zonas: la del puente de los Capuchinos o azud de El Pardo; la zona del Club Deportivo Puerta de Hierro, en la Playa de Madrid; en el entorno del Puente de los Franceses; en la Presa 9, antiguo embarcadero del Club de Remo, y en la zona de la Caja Mágica.

Ayuntamiento De Madrid2

Las previsiones de tratamientos para este año estarán condicionadas, al igual que en anteriores anualidades, a las indicaciones proporcionadas por Madrid Salud de acuerdo con los resultados de sus inspecciones en el cauce del río. Este departamento realiza una revisión el día inmediatamente anterior al tratamiento y otra en las 24/48 horas posteriores. Esas dos inspecciones seriadas permiten disponer de información previa y posterior al tratamiento y, por tanto, calcular su efectividad. Si sugirieran nuevas ubicaciones o reforzar las de la aplicación, se realizarían.

Un insecto propio de la biodiversidad de los cauces fluviales

Estos insectos morfológicamente son análogos a una mosca diminuta, con un tamaño que oscila entre los 3 y los 5 milímetros. Su hábitat natural suele estar cerca de cursos de agua corriente, donde crían y donde atacan con más agresividad a mamíferos y aves que se encuentren en la zona.

Para un correcto desarrollo de sus larvas buscan aguas que se encuentren en buenas condiciones ambientales y con abundancia de vegetación propia, que estén muy oxigenadas y con mucha materia orgánica en suspensión. Rechazan la contaminación de las aguas y, por ello, se extienden con más facilidad por aquellos ríos que han mejorado su calidad.

En el caso del río Manzanares, se detectó por primera vez su presencia en 2017 en determinados tramos del cauce debido a la mejora de la calidad del agua y la aparición de islas y vegetación.


La plaga de mosca negra en España, efectos y cómo evitar su mordedura

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -