martes, mayo 28, 2024
- Publicidad -

Pedro Sánchez, designado por el Rey para la Presidencia del Gobierno

No te pierdas...

Tras el intento fallido de investidura de Alberto Núñez Feijóo, el monarca español, Felipe VI, ha decidido poner en manos de Pedro Sánchez, líder del PSOE y actual presidente en funciones, la responsabilidad de formar un nuevo gobierno. El anuncio ha sido realizado por la presidenta del Congreso, Francina Armengol, aunque aún no se ha establecido una fecha para el pleno de investidura.

Felipe VI culminó este martes su ronda de consultas con las principales figuras políticas del país, centrando sus encuentros en Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo, en el emblemático Palacio de la Zarzuela. Al finalizar estas reuniones, Armengol fue informada por el rey sobre la decisión tomada.

En relación a los próximos pasos, Armengol indicó que se tomarán decisiones sobre el pleno de investidura cuando las conversaciones políticas «estén maduras». Aseguró que «Los tiempos estaban muy marcados y tasados, se tiene hasta el 27 de noviembre y entiendo que ahora hay que hacer las negociaciones oportunas para poder hacer una investidura con apoyos suficientes y que salga adelante».

A Sánchez se le presenta una tarea complicada: debe conseguir el apoyo no solo de la coalición Sumar, sino también de partidos nacionalistas e independentistas para alcanzar una mayoría sólida. Esta coalición potencial comprendería a PSOE, Sumar, ERC, Junts, EH Bildu, PNV y BNG, sumando un total de 178 diputados.

Una posibilidad interesante es la de Coalición Canaria, que previamente apoyó a Feijóo pero que ahora podría inclinarse hacia el PSOE. Si Sánchez obtiene este respaldo, bastaría con la abstención de Junts.

Sin embargo, no es tarea fácil. Partidos como ERC y Junts ya han establecido condiciones como la aprobación de una ley de amnistía para los condenados por el ‘procés’ y el avance en el reconocimiento del derecho de autodeterminación para celebrar un referéndum.

Cabe destacar que ERC, Junts, EH Bildu y BNG han optado por no reunirse con el rey, una posición que ya adoptaron en agosto durante la primera ronda de consultas tras las elecciones generales del 23 de julio.

Con la decisión del rey, parece seguirse un patrón previsto por el PSOE, que tenía en su agenda aguardar el fallo de Feijóo antes de iniciar oficialmente las conversaciones con los partidos mencionados. Aunque se ha reconocido que las negociaciones ya llevan semanas en marcha, ahora se tienen fechas claras para definir el rumbo de las mismas.

El reloj corre para Sánchez, quien tiene hasta el 27 de noviembre para asegurar una mayoría que le confirme en la presidencia. De no lograrlo, el país podría enfrentar nuevas elecciones generales el 14 de enero.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -