domingo, abril 21, 2024
- Publicidad -

El feminismo en el punto de mira: así está siendo la campaña para las elecciones del 23-J

No te pierdas...

Las elecciones generales son el 23 de julio de 2023, y entre los temas más comentados en esta precampaña han sido cuestiones como el feminismo y la violencia de género, ocupando en gran medida los discursos de los principales partidos políticos.

Pedro Sánchez anunció elecciones anticipadas probablemente con el siguiente propósito: no desgastar al partido de aquí a diciembre por la derrota de las autonómicas y municipales por un lado y, por otro lado, aprovechar los enfrentamientos entre el Partido Popular y Vox por las negociaciones de esas mismas elecciones del 28 de mayo.

Además, las autonómicas y municipales obligan a Alberto Núñez Feijóo a defender abiertamente todos los pactos con Vox. Así se pronunciaba en una entrevista para esRadio: «el contexto es: si el Partido Socialista pide las elecciones y el Partido Popular no saca mayoría absoluta, hay que repetirlas. Porque el Partido Popular no puede pactar con nadie. No parece que sea un contexto muy democrático (…) «vamos a hacer acuerdos con quien garantice una estabilidad.»

Entre las negociaciones más polémicas cabe destacar el caso de la Comunidad Valenciana por Carlos Flores, un candidato de Vox condenado por violencia machista hace 20 años. Ha sido una «línea roja» para Génova, pero de todos modos va como cabeza de lista al Congreso.

Todo este contexto ha beneficiado la estrategia del PSOE. Sin embargo, no todo acaba ahí. El miedo a la extrema derecha y la búsqueda por el voto de centro está siendo clave para los socialistas en estas elecciones generales a raíz de las negociaciones por las autonómicas y municipales.

Sánchez sobre el feminismo: «tengo amigos que se han sentido incómodos con algunos discursos»

En una entrevista para ‘Más de uno’ en Onda Cero con Carlos Alsina, el líder del PSOE ha afirmado que uno de los problemas en estos años de legislatura ha sido el feminismo de confrontación.

Cuando le preguntan si ese feminismo forma parte del discurso de la Ministra de Igualdad, Irene Montero, Sánchez simplemente contesta que «los hombres entre 40 y 50 años han visto en algunas ocasiones que algunos discursos han sido incómodos hacia ellos.»

Por tanto, el candidato socialista apuesta por un feminismo que se vea como «un movimiento social integrador» porque esa confrontación ha sido «un error». Y cree que ese feminismo integrador es representado muy bien Nadia Calviño, vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía.

De esta manera, Sánchez podría estar buscando llamar la atención del progresismo más moderado para sacar votos al PP y a Ciudadanos, el primero perjudicado por los pactos con Vox y el segundo por quedarse fuera del mapa político.

Irene Montero vetada y fuera de la primera línea de la política

Los choques entre Sumar y Podemos han finalizado con el veto a Montero, a pesar de que la formación morada lo ha considerado como algo «injusto».

No solo todo el contexto anterior es favorable al discurso y estrategia del PSOE, en cierta manera también lo es el veto a la ministra de Podemos. Sin ella en primera línea de política, es más fácil que este discurso pueda calar entre el electorado al depender de ellos para formar gobierno.

Sin embargo, igualmente Yolanda Díaz ha criticado las declaraciones del líder socialista en una entrevista para Cadena SER y opina que «lo que ha afirmado el señor Sánchez es muy grave». Y añade que «el feminismo es de todas las personas de esta sociedad, no es de nadie.» No obstante, el discurso de Sumar respecto al feminismo es diferente al de Montero, siendo la formación de Díaz mucho más pragmática, cercana al consenso y manteniendo una relación con el resto de actores más agonística, frente a la política del conflicto de los antagonismos.

Violencia machista y violencia intrafamiliar

El discurso del PP está siendo algo complicado de manejar por los acuerdos con Vox tras ofrecerles competencias en materias sociales y de igualdad. Para que no haya malentendidos, desde la dirección del PP han salido para dejar claro que comprenden las diferencias entre la violencia machista y la intrafamiliar y que en ningún momento darán pasos atrás en los derechos de las mujeres, según ha declarado Carmen Fúnez, vicesecretaria de Políticas Sociales y Reto Demográfico del PP.

«El Partido Popular tiene clarísimo que una cosa es la violencia intrafamiliar y otra cosa es la violencia machista. Y no son incompatibles porque son dos realidades que existen desgraciadamente en nuestra sociedad y que tenemos que terminar con las dos», manifestó la vicesecretaria en una entrevista para TVE.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -