sábado, mayo 25, 2024
- Publicidad -

El Gobierno se afana en sumar a ERC a la reforma laboral, que da por salvada

No te pierdas...

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido este martes que el Ejecutivo está volcado en estos momentos en conseguir todos los apoyos posibles, por lo que seguirá negociando «hasta el último momento» y, en una conversación informal con los periodistas durante su vuelo a Emiratos Árabes Unidos, ha confirmado que él mismo se ha sumado a la negociación.

Fuentes cercanas al Ejecutivo señalaban también en el Senado que las fuerzas están puestas en una posible abstención de ERC, aunque esta formación insiste en que a día de hoy están en el no.

La portavoz republicana, Marta Vilalta, ha reiterado en rueda de prensa en Barcelona que la posición de ERC «no ha variado» y, si no lo ha hecho, es porque «la posición del Gobierno español tampoco ha variado».

Sin embargo fuentes gubernamentales señalan que no tiran la toalla. «No lo damos por perdido y seguimos hablando», inciden las mismas fuentes, que garantizan que el decreto saldrá adelante.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha sido clara al pedir hoy que ERC se sume al acuerdo y obviar a Ciudadanos al no agradecerle su apoyo.

Díaz ha confirmado los apoyos de Teruel Existe, PRC, Coalición Canaria y Nueva Canaria a la convalidación de la reforma laboral, que se suman a los cerrados esta mañana con Más País y Compromís, y ha ignorado el apoyo de Ciudadanos, determinante para que salga la reforma ante el rechazo de ERC y EH Bildu.

La ministra ha agradecido a todos su apoyo, salvo a la formación naranja, advirtiendo de que lo que se vota el jueves es si se mantiene vigente una ley que desde el 30 de diciembre «lleva mejorando la vida de los trabajadores». Y quien rechace la convalidación tendrá que dar cuenta a los trabajadores y explicarles por qué tienen menos derechos, ha puntualizado.

«Consideramos que se dan las condiciones para aprobar el decreto. Hemos hablado con todos los grupos parlamentarios y somos optimistas en cuanto a la convalidación», ha aseverado también el portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, en rueda de prensa, al tiempo que ha puntualizado que siguen dialogando con los nacionalistas vascos y con los republicanos y «las puertas siguen abiertas».

Hoy se han sumado al decreto Más País y Compromís, que han precisado que no es la reforma laboral que más les gusta, pero que supone un avance.

Además, ambas formaciones han conseguido el compromiso de Trabajo de impulsar las inspecciones laborales y un plan de salud mental laboral en el que participe un comité de expertos.

El Ejecutivo trabaja además con la posibilidad de que los cuatro diputados del PDeCAT se sumen mañana a los apoyos favorables, aunque el portavoz de esta formación en el Congreso, Ferrán Bel, mantenía este martes más dudas que hace una semana y criticaba la estrategia negociadora en la que se habían metido la vicepresidenta segunda y ERC.

Desde las filas de ERC se critica que Díaz no haya contado con sus socios parlamentarios pensando que tenía la mayoría garantizada, y los partidos que conforman el bloque de izquierdas le advierten de que sacar una reforma con Ciudadanos será un error.

EH Bildu, JxCAT, la CUP y el BNG han lamentado que el Ejecutivo se haya alineado con la derecha y haya cedido a los dictados de la patronal de no cambiar ni una coma, y algunas formaciones como los nacionalistas gallegos o los independentistas catalanes afean a la vicepresidenta su poco interés por contactar con ellos.

También Unidas Podemos confía en que ERC se sume a los apoyos y desde sus filas se señala que sería una «decepción que no lo hiciera». «Votar no no supone ningún beneficio para nadie, solo los cálculos electoralistas están detrás», ha insistido al portavoz de En Comú Podem, Aina Vidal.

«En momentos delicados como este es fundamental la discreción y dejar trabajar a los equipos y es lo que estamos haciendo para proteger esa negociación y que el jueves podamos tener buenas noticias», ha insistido la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.

Lo cierto es que a día de hoy la aritmética parlamentaria podría sumar los 176 votos afirmativos con Cs y la mayoría de los partidos minoritarios, aunque la abstención de los 13 diputados de ERC facilitaría aún más la convalidación en el caso de que el PNV votara en contra.

Fuentes socialistas también creen que ERC podría cambiar hacia la abstención ante una creciente presión en el ambiente sindical, ya que podría perjudicarle electoralmente puesto que sus votantes son trabajadores.EFE

 

Estrella Digital

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -