miércoles, mayo 22, 2024
- Publicidad -

La innovación es una asignatura pendiente para las empresas españolas

No te pierdas...

La innovación es fundamental para que las empresas ganen competitividad a todos los niveles. Aunque en los últimos años ha crecido el número de entidades que deciden invertir en sus procesos y sus productos o servicios para mejorarlos, la tasa de innovación en España continúa siendo baja en comparación con lo que ocurre en Europa. Aquí, el gasto en I+D de las empresas representa un 0,79 del PIB nacional, mientras que la media en la Unión Europea está en el 1,53%.

Según los datos que maneja el INE, en 2021 solo un 22,6% de las empresas de más de 10 empleados podían ser calificadas como empresas innovadoras. A pesar de que no muchas de las entidades pueden dedicar parte de su presupuesto a innovar, crece el número de directivos que son conscientes de lo importante que es que la empresa esté en disposición de adaptarse a los cambios.

¿En qué consiste la innovación empresarial?

Este proceso es clave en la gestión empresarial moderna, y se refiere a la capacidad que tienen las empresas para crear y desarrollar nuevos productos o servicios, así como modelos de negocio y procesos de trabajo. Todo ello con el fin de mejorar su competitividad y la posición que tienen en el mercado.

La innovación puede tomar muchas formas y es un proceso continuado que no acaba nunca. Aunque se suele entender como un proceso interno de las organizaciones, cada vez es más habitual que empresas o instituciones colaboren para potenciar el desarrollo de nuevas formas de trabajar o de productos y servicios que cubran mejor las necesidades de los consumidores.

La innovación empresarial es esencial para la supervivencia de la empresa y para que alcance el éxito a largo plazo, ya que solo las empresas que innovan están realmente bien preparadas para afrontar los cambios que pueden surgir en el mercado y los desafíos que van llegando.

Empresas innovadoras en España

Son las grandes empresas las que más interés demuestran en esta cuestión, y las que más recursos le destinan y, sin embargo, las cifras globales continúan siendo bajas.

En 2020 había en España 2.025 empresas de más de 250 empleados, representando al 5,62% del tejido empresarial. Fueron ellas las que más inversiones realizaron en inversión, un 63,03% sobre el total.

Las pymes más pequeñas, las que tienen entre 10 y 49 empleados, representan un 75,11% sobre el total del tejido empresarial español, y su inversión se limita a un 14,85%.

En términos económicos, las grandes empresas destinaron a innovación en el período 2020-2021 un 1,1% de su cifra de ventas. En las pymes el esfuerzo innovador fue del 0,73.

A la cabeza en intención de innovación

Los datos del INE se contraponen al resultado de la encuesta “Innovation in Europe” realizada por Deloitte, cuya finalidad es analizar la forma en la que las compañías están implementando la innovación como un motor de cambio en su modelo de negocio.

Según los resultados de este estudio, un 93% de las empresas españolas están incrementando o prevén incrementar su presupuesto para innovación. Esto sitúa a España como el segundo país en el ranking de los que más apuestan por la innovación empresarial, estando la media europea en un 88%.

Del informe de Deloitte también se desprende que las empresas españolas apuestan especialmente por las nuevas tecnologías digitales como Cloud Computing y Data Analytics. De cara al futuro, la Inteligencia Artificial y los productos wearables son las innovaciones tecnológicas en las que más planean invertir las empresas españolas. 

Aunque el interés en la tecnología ha crecido mucho, un 56% de las empresas encuestadas han destacado que el capital humano sigue siendo clave en el desarrollo del negocio, y es necesario invertir en formar a los empleados en nuevas tecnologías y nuevos métodos de trabajo.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -