sábado, mayo 25, 2024
- Publicidad -

El incremento de beneficios no impide los despidos en la banca europea

No te pierdas...

El sistema bancario europeo está atravesando un momento muy dulce en lo que a beneficios se refiere. Debido, en gran medida, a la subida de tipos aplicada por el Banco Central Europeo (BCE).

Según los datos más recientes, 22 de las mayores entidades bancarias de Europa ganaron un 20% más durante 2023 que en el año anterior. En el primer semestre de 2023, la banca europea registró su mayor índice de beneficios desde 2007. Sin embargo, todo apunta a que los tipos de interés empezarán a bajar próximamente, y los bancos tendrán que hacer ajustes para volver a la normalidad.

Para los expertos, y para muchas de las entidades bancarias, el siguiente paso a dar es reestructurar el negocio a través de los despidos. Como medida que permitirá recortar los gastos y que el nivel de ganancias se mantenga.

La amenaza de los despidos en la banca

Según un informe de la consultora Oliver Wyman, tanto la bajada de los tipos de interés como la inestabilidad del entorno macroeconómico van a impactar negativamente en los resultados de la banca de cara a este 2024.

La previsión de crecimiento mundial se cifra en torno a un 2,9%, lo que podría suponer un obstáculo para que los bancos mantengan el fuerte crecimiento que han tenido en los últimos meses. 

El mismo informe señala que el volumen de la plantilla es el principal factor sobre el que los bancos pueden operar para reducir sus costes.

En el caso de Barclays, la entidad todavía no ha confirmado los ajustes en su plantilla pero, según Reuters, podría prescindir de entre 1.500 y 2.000 empleados próximamente. Estos se sumarían a los 5.000 que ya fueron despidos de esta entidad el año pasado.

Lloyds, por su parte, ha confirmado que va a despedir a 2.500 trabajadores y a seguir con su política de cierre de sucursales. Mientras que Metro Bank va a eliminar uno de cada cinco puestos de trabajo.

Al otro lado del Atlántico las cosas no son muy diferentes. Citi acaba de anunciar una gran reestructuración que implicará realizar 20.000 despidos en un plazo de tres años. La entidad intentará así recuperarse de la pérdida de 9.228 millones de dólares durante 2023, una caída del 38% con respecto a los resultados de 2022.

La situación en España

La banca española goza de buena salud y ha presentado resultados de récord. El principal motivo es que la banca retail, que tiene aquí más peso que la banca de inversión, lleva ya varios años haciendo ajustes.

En una década, el sector bancario español ha perdido más de 82.000 empleados, principalmente por la quiebra de algunas entidades bancarias en la crisis de 2008 y las fusiones entre bancos y cajas.

El proceso de saneamiento y ajuste llevado a cabo en los últimos años, posiciona a la banca española en una posición diferente a la de sus socios europeos. Por lo que los expertos creen que los ajustes a la nueva situación serán más fáciles de asumir sin necesidad de tener que recurrir a una importante destrucción de empleo.

Un nuevo reto para las entidades bancarias

Además de la compleja situación geopolítica y económica a nivel internacional, la banca mundial tiene que afrontar un nuevo reto: la entrada de las grandes empresas tech en el sector de las finanzas.

Empresas como Google, Apple y Amazon ya han mostrado un claro interés en entrar en este campo de actividad. Y una reciente encuesta refleja que hasta un 50% de los consumidores estarían dispuestos a tener en cuenta los productos y servicios financieros de estas compañías.

Ante este reto, los bancos y los supervisores destacan que proteger y reforzar la confianza de los clientes es la principal herramienta para hacer frente a la incursión de las grandes tecnológicas en el mundo de las finanzas.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -