jueves, mayo 23, 2024
- Publicidad -

La economía española crecerá más de lo previsto, pero hay riesgos

No te pierdas...

El último ejercicio de proyecciones macroeconómicas del Banco de España, hecho público el pasado lunes 19 de junio, mejora las previsiones de crecimiento económico del país con respecto a las que se vaticinaron en marzo.

Hace apenas tres meses, el Banco de España fijaba el crecimiento económico para este año en un 1,6%. Tras la revisión al alza, el crecimiento esperado para este 2023 es de un 2,3%.

De cara al futuro, el Producto Interior Bruto (PIB) crecería a un ritmo menor en 2024 y 2025. A un 2,2% y un 2,1%, respectivamente.

La demanda exterior impulsa la economía

El crecimiento del PIB se debe especialmente al incremento de las exportaciones, del turismo extranjero, y de las inversiones que llegan desde fuera.

En el sector servicios, se han registrado crecimientos en el transporte, la consultoría, la informática y la información.

Aunque los precios continúan altos, el hecho de que se estén moderando, y de que los sueldos hayan subido, ha provocado un ligero aumento del consumo privado a lo largo del segundo trimestre.

Por su parte, el sector público ha contribuido al crecimiento impulsando la ejecución de los fondos de recuperación procedentes de la Unión Europea.

Un riesgo para la economía española

El propio Banco de España ha confirmado que el crecimiento no está exento de riesgos, y que se aprecia una cierta debilidad a nivel económico.

La política de subida de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) está provocando dificultades para que las empresas y los hogares se puedan financiar. Los expertos creen que esto puede acabar por ralentizar el crecimiento.

Por otro lado, con la Unión Europea en recesión técnica, y con muchos de sus países con un nivel de inflación más elevado que el de España, los turistas extranjeros podrían gastar menos de lo habitual durante sus próximas vacaciones en la costa española.

Superando la expectativas europeas

A mediados del mes de mayo, la Comisión Europea publicaba sus previsiones de crecimiento económico para los países de la Unión.

España se perfilaba entonces como uno de los países europeos que más iba a crecer este año, con un resultado del 1,9%. Esto suponía un incremento de cinco décimas con respecto a la previsión que se había hecho solo unos meses antes.

Apenas un mes después, el Banco de España confirma un crecimiento todavía mayor.

Situación desigual dentro de la Unión Europea

Las previsiones de crecimiento del PIB de España en este 2023 se han revisado ya en varias ocasiones al alza, tanto por organismos nacionales como por los internacionales. Pero no sucede lo mismo en otros países europeos.

En el caso de Alemania, que hace unas semanas confirmaba su entrada en recesión técnica, los expertos vaticinan un estancamiento, con un crecimiento cero.

La Asociación Federal de la Industria Alemana (BDI) ha informado de que, según sus cálculos, el Producto Interior Bruto alemán se situará en un cero por ciento con respecto al del año 2022.

La previsión de crecimiento de la economía mundial para este año es de un 2,7%, y para la patronal alemana de la industria es un mal síntoma que Alemania se vaya a quedar atrás.

La reducción de las inversiones, y la escasez de mano de obra, son factores que los especialistas alegan como razones de lo que está pasando con la economía alemana.

Un problema, el de la falta de mano de obra, que también se está produciendo en otros países europeos. En el caso de España, aunque el número de puestos de trabajo sin cubrir supera los 149.000, los datos están muy lejos de las cifras de otros países como Alemania y Francia.

Este es un tema que cada vez preocupa más, porque si no crece el empleo, la economía podría estancarse.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -