domingo, abril 14, 2024
- Publicidad -

Los incentivos a la jubilación demorada ya se pueden cobrar conjuntamente

No te pierdas...

La jubilación demorada es una de las medidas puestas en marcha para mejorar la viabilidad del sistema de pensiones. A fin de que más trabajadores opten por permanecer durante más tiempo en su puesto de trabajo, una vez alcanzada la edad legal de jubilación, se han establecido una serie de incentivos.

Desde mediados del pasado mes de mayo, quienes se jubilen más tarde de lo que les correspondería pueden cobrar conjuntamente los dos incentivos previstos para estos casos: un incremento de su pensión mensual y un pago único.

¿En qué consiste la jubilación demorada?

Es una alternativa voluntaria a la que pueden acceder tanto los trabajadores por cuenta ajena como los trabajadores por cuenta propia.

En ella, una vez que se ha cumplido la edad ordinaria de jubilación, la persona prolonga su vida laboral y, a cambio, percibirá después unos beneficios extra en su futura pensión de jubilación.

Inventivos a la jubilación demorada

Hasta mayo de 2023, quienes retrasaban su jubilación, al llegar al momento del retiro podían elegir entre cobrar un porcentaje adicional en su pensión (un 4% por cada año trabajado de más), o percibir una prestación única que compensara el tiempo extra trabajado.

Tras la entrada en vigor del Real Decreto 371/2023, de 18 de mayo, se pueden combinar ambas opciones.

Quienes retrasen su jubilación entre dos y 10 años, van a percibir un incremento del 2% en la pensión que tengan derecho a percibir, por cada año que hayan demorado el retiro. A la vez, reciben un pago único que oscila entre los 5.000 y los 12.000 euros por cada año de demora, dependiendo del tiempo que se haya cotizado.

¿Quienes pueden acceder a estos incentivos?

Para poder acogerse a la jubilación demorada y cobrar simultáneamente ambos incentivos hay que haber cotizado un mínimo de 15 años a la Seguridad Social y tener cumplida la edad mínima de jubilación para el año en curso. Además, es necesario retrasar el retiro un mínimo de dos años.

Los beneficios de una jubilación demorada también están disponibles para quienes pertenezcan al sistema de clases pasivas.

Si se ha prolongado la vida laboral, al cumplimentar la documentación para acceder a la prestación de jubilación hay que señalar si se desea percibir un porcentaje adicional del 4% por cada año completo cotizado, una cantidad a tanto alzado por cada año completo cotizado, o si se prefiere la opción mixta con la que se percibe un porcentaje adicional del 2% por cada año completo cotizado y, además, una cantidad a tanto alzado.

La elección no puede modificarse con posterioridad y, en caso de que no se escoja ninguna opción, se aplicará automáticamente la del porcentaje adicional del 4%.

Las empresas también se benefician

Las empresas que tengan en su plantilla personas que hayan rebasado la edad legal de jubilación están exentas del pago de las cotizaciones por contingencias comunes (salvo la de incapacidad temporal) de estos empleados.

Además, se benefician de una reducción del 75% de la cotización por incapacidad temporal de aquellos de sus trabajadores que tengan ya más de 62 años.

Suben la cifras de jubilaciones demoradas

El ordenamiento jurídico plantea diferentes fórmulas para seguir trabajando una vez alcanzada la edad de jubilación, como la jubilación activa o la flexible.

En el caso de la jubilación demorada, el interés en la misma se ha incrementado en los últimos meses. En 2022 este tipo de jubilaciones se incrementaron un 5,4%, mientras que el primer trimestre de 2023 han crecido un 7,8%.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -