lunes, mayo 27, 2024
- Publicidad -

Sam Altman propone una renta básica universal

No te pierdas...

El nombre de Sam Altman se ha hecho especialmente popular en los últimos meses por ser el CEO de OpenAI, la empresa que está detrás de ChatGPT, una de las inteligencias artificiales de más éxito.

Sam lleva más de una década invirtiendo en startups que han supuesto importantes avances a nivel tecnológico, y ahora propone establecer una renta básica universal «a cambio» del iris de cada persona.

Los riesgos de la IA

El rápido desarrollo que está teniendo la inteligencia artificial ha hecho saltar las alarmas respecto al uso que podría hacerse de la misma con fines delictivos. Por eso, los gobiernos ya están hablando de la posibilidad de establecer regulaciones para su uso.

Ni Altman ni el resto de directivos de OpenAI se han negado a esta regulación. De hecho, se han mostrado dispuestos a ayudar a establecer las normas que regulen el uso de sus herramientas.

Lo que no quiere el equipo de OpenAI es que la normativa sea tan restrictiva que acabe dejando sin razón de ser a la inteligencia artificial.

Por su parte, los gobernantes creen que el primer paso debe darse por parte de las empresas que trabajan este tipo de tecnología. Son ellas las que tienen que empezar a implantar medidas para que el uso de la IA resulte útil para los seres humanos y, a la vez, no entrañe un riesgo.

Con inteligencia artificial se puede hacer prácticamente de todo, y una de las cosas que se puede hacer es crear la identidad de una persona. Esto es un grave riesgo, porque los delincuentes podrían crear perfiles falsos que utilizarían para llevar a cabo estafas.

Worldcoin, otro de los proyectos en los que está implicado Sam Altman, propone solventar este riesgo registrando el iris como marca biométrica. Esto permitiría distinguir si se está ante una persona de verdad o ante la creación de una IA.

Una renta básica en bitcoins

Worldcoin es otra de las herramientas creadas por OpenAI, se trata de una plataforma que centra su actividad en las criptomonedas, pero que también está implicada en cuestiones de seguridad y verificación de pagos.

La empresa ofrece criptomonedas a aquellos que voluntariamente acepten el escaneo de sus ojos.

Con los iris registrados, se podrá demostrar en el ámbito online que una persona es realmente quien dice ser.

Worldcoin persigue diferentes objetivos. Por un lado, democratizar el acceso a las monedas digitales y, por otro, conseguir un sistema de identificación que ponga fin a uno de los grandes riesgos asociados a la IA.

De cara al futuro, la idea es llegar un poco más lejos, y que Worldcoin se convierta en un sistema apto para la distribución de la renta básica universal.

Por el momento, la empresa de Altman ha registrado ya casi dos millones de iris alrededor del mundo. Para hacerlo, hay que contar con un orbe cuyo precio es elevado, por lo que desde la compañía se están evaluando alternativas para facilitar a los usuarios la compra de este dispositivo.

Por el momento, lo que ha hecho Worldcoin es poner el hardware diseñado por Tools for Humanity a disposición de los interesados en diferentes puntos de registro, entre los que se incluye España.

Críticas al sistema propuesto por Worldcoin

Tras realizar el escaneo del iris, la imagen se convierte en una cadena de números (hash) que queda almacenada en los servidores de Worldcoin.

La posibilidad de recibir criptomonedas a cambio del escaneo del ojo, e incluso de recibir una renta básica en el futuro, está despertando un gran interés entre la ciudadanía. Pero también hay voces críticas.

Los expertos creen que el escaneo de millones de retinas y el almacenamiento de esos datos es un proceso que invade la intimidad.

Worldcoin manifiesta que los escaneos se destruyen una vez que los datos son procesados, pero muchos siguen viendo en esta acción un importante riesgo para la seguridad de los datos biométricos.

También hay quien pone en duda que el proyecto sea escalable a nivel mundial, teniendo en cuenta que sigue habiendo millones de personas que no tienen acceso a los servicios bancarios, o solo acceden a servicios muy básicos.

Un método de identificación digital a todos los niveles

Las transacciones online han crecido de manera exponencial en los últimos años. La ciudadanía utiliza internet para hacer compras, matricularse en una universidad, o para realizar gestiones con la Administración Pública. Pero más de la mitad de la población mundial no tiene una identidad humana verificable.

En el caso de España, el certificado digital, como herramienta capaz de acreditar online la identidad de una persona de manera indubitada, está teniendo una implantación progresiva pero lenta.

Worldcoin quiere convertir a WorldID en un método de identificación que sea válido en todo tipo de transacciones online, incluso para poder votar.

Una vez registrados los datos del iris de una persona, quedaría acreditada su identidad, y esto le permitiría hacer todo tipo de gestiones de manera remota.

Si los humanos están identificados con este dato biométrico, el uso de la IA para crear «personas» falsas y utilizarlas con fines fraudulentos resultaría mucho más complicado.

Desde Wordlcoin están apostando fuerte por este proyecto porque consideran que es una de las mejores alternativas que se podrían poner en marcha para frustar las aspiraciones de los ciberdelincuentes que intentan capturar datos a través de internet y los utilizan después para causar un daño económico y personal.

Hasta hace unos meses, el acceso a la inteligencia artificial se veía como algo complejo y que no estaba al alcance de cualquiera, pero ChatGPT ha logrado que el mundo cambie de opinión. Por eso, muchos especialistas en tecnología creen que hay que darle un voto de confianza a la propuesta de Worldcoin, y ver cómo puede evolucionar la misma.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -