miércoles, abril 17, 2024
- Publicidad -

Comercio e industria están a la cabeza en bajas de autónomos

No te pierdas...

La subida del precio de las materias primas que se venía produciendo desde la pandemia, e impulsada después por la guerra en Ucrania, ha pasado factura al colectivo autónomo, que ha visto descender el número de afiliados la RETA, especialmente en los sectores del comercio y la industria.

Según datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), durante el primer trimestre de este año hasta seis de los 15 sectores en los que se agrupan los autónomos se produjeron más bajas que altas.

El comercio minorista y la industria son los sectores más afectados. Acumulan el 77,2% de las bajas producidas en el RETA entre enero y marzo.

Más de 29.000 bajas en tres meses

Entre enero y marzo de este año se han dado de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social un total de 29.183 profesionales.

El comercio y la industrian encabezan las bajas porque son dos de los sectores más afectados por el incremento de precio de las materias primas.

Otros sectores que también han visto descender su número de afiliados durante el primer trimestre han sido la agricultura, la hostelería, los transportes, y las actividades financieras y de seguros.

En el lado contrario está el sector de las actividades artísticas y el entretenimiento, que ha subido un 5%. También se han registrado más altas que bajas en las áreas de actividades inmobiliarias, información y comunicación y actividades sanitarias.

Los autónomos no son optimistas

La situación actual es especialmente complicada para quienes trabajan por cuenta propia, y desde ATA se muestran pesimistas sobre la evolución de lo que está pasando.

Actualmente, solo uno de cada cinco autónomos está facturando más que el año anterior. El 80% se encuentran en una situación igual, o incluso peor.

Sectores que ya acarreaban una crisis estructural, como el del comercio minorista, están pasando un momento especialmente delicado, y las quiebras se multiplican.

Desde ATA relacionan este fenómeno con la falta de digitalización de los negocios y de relevo generacional. Muchos negocios sufrieron un importante daño durante lo peor de la pandemia y no han conseguido recuperarse.

En el caso concreto de los agricultores, la subida de costes de las materias primas, y la grave situación de crisis, están contribuyendo a que el número de profesionales en este sector esté en constante descenso.

El sobreesfuerzo fiscal de los autónomos

ATA ha puesto de nuevo de manifiesto la sobrecarga fiscal que soportan los autónomos en España, muy por encima de lo que ocurre en el resto de Europa.

Lorenzo Amor, presidente de ATA, ha subrayado la necesidad de adaptar la cantidad de impuestos que tienen que pagar los autónomos a la realidad que se está viviendo.

Con un incremento de los costes del 30% en tan solo dos años, afrontar el pago de impuestos, e incluso la subida de cotizaciones producida a raíz de la reforma del sistema de cotización a la Seguridad Social, se vuelve imposible para muchos profesionales por cuenta propia.

Una situación preocupante

En 2022, el RETA perdió más de 100.000 autónomos. En 2023, en tan solo un trimestre, la cifra de bajas ha superado las 29.000.

El número de bajas crece a un ritmo más rápido que las altas, y esto preocupa a las principales asociaciones representativas. Porque hasta ahora las nuevas altas iban compensando las bajas, pero puede llegar el momento en que esto ya no sea así.

Existe un importante espíritu emprendedor y se abren nuevos negocios de forma constante, pero la subida de los costes y la bajada en los ingresos hace que muchos de esos nuevos negocios no sobrepasen el año de existencia.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -