sábado, marzo 2, 2024
- Publicidad -

La economía británica está en horas bajas

No te pierdas...

La economía británica ha sido, de manera tradicional, una de las más fuertes en Europa. Posición que pudo mantener incluso cuando tomó la decisión de no entrar en el euro, pero su situación se ha deteriorado rápidamente desde el Brexit.

Se salvó de la recesión a final de año gracias a un repunte del consumo que hizo remontar un PIB que ya había arrojado cifras negativas en el tercer trimestre de 2022. Pero los expertos creen que esto no volverá a suceder y que Reino Unido podría convertirse en la primera y quizás la única de las economías europeas que entre en recesión próximamente.

En su caso, parecen haberse juntado una serie de factores que han desatado la “tormenta perfecta” para que la economía británica esté en uno de sus momentos más débiles.

Estanterías vacías en los supermercados

Visitar estos días un supermercado en Reino Unido es muy diferente a lo que los consumidores habrían encontrado unos meses atrás. El país está sufriendo un fuerte desabastecimiento de productos frescos. 

Hace unas semanas se racionó la compra de huevos, y ahora se ha recortado el acceso a lechugas, tomates y otros vegetales frescos. Comprar frutas y verduras frescas en los supermercados británicos es una tarea casi imposible.

La escasez de trabajadores agrícolas en el país, sumado a una disminución de las importaciones de frutas y hortalizas desde España y Marruecos (porque estos países también han bajado su producción, y por problemas en el transporte), están dejando las estanterías vacías.

Las huelgas no cesan

En las calles, las manifestaciones se suceden una tras otra. Con una inflación que supera el 10% y los salarios congelados, el descontento social se está haciendo notar a base de diferentes huelgas. 

Trabajadores del transporte, de la educación y de la salud han salido ya a la calle. En febrero, el país sufrió su mayor huelga en la última década, con más de 500.000 personas manifestándose.

El primer ministro británico manifestó que le gustaría que los empleados públicos cobraran más, pero que una subida generalizada de sueldos aumentaría todavía más inflación.

La dificultad para acceder a una vivienda

En Europa, el Banco Central Europeo (BCE) ha estado subiendo los tipos de forma progresiva en los últimos meses, pero el Banco de Inglaterra ha adoptado una política más agresiva y ha incrementado las tasas un total de 10 veces de forma consecutiva. 

El pasado mes de febrero los tipos de interés quedaron fijados en un 4%, y eso ha provocado que el acceso a la vivienda se complique. Según los análisis de la firma de inversión Schroders, acceder a una vivienda en Reino Unido es menos asequible ahora mismo que en los últimos 147 años.

Ante la imposibilidad de comprar, muchos británicos están optando por el alquiler, lo que está provocando subidas en el precio medio de la renta de alquiler.

La vulnerabilidad de la economía británica

Numerosos expertos han reconocido públicamente que la economía de Reino Unido está lejos de estar en su mejor momento, y que las perspectivas para ella a lo largo de este 2023 son peores que para el resto de las grandes economías.

Según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía de Reino Unido se podría contraer un 0,6% a lo largo de este año, siendo la única de las grandes economías para la que se ha vaticinado una recesión. Incluso los resultados económicos de Rusia, asediada por las sanciones internacionales, se prevén mejores.

Mientras tanto, la inflación marca récords históricos y ha llegado a estar en el 10,5%. De media, los hogares británicos gastarán ahora unas 1.000 libras más en hacer la compra en el supermercado que el año pasado.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -