martes, junio 25, 2024
- Publicidad -

Cifuentes consolida la estabilidad financiera; a Carmena le faltan ingresos

No te pierdas...

La Comunidad de Madrid saca pecho: “Es la región menos endeudada de España”, afirma el comunicado de la Consejería de Economía tras conocerse los datos del Banco de España a 31 de Diciembre del pasado año. Efectivamente, la Comunidad de Madrid alcanza un endeudamiento del 13,6% del PIB, frente al 24,2% del conjunto de las Comunidades Autónomas.

Estos bajos porcentajes de endeudamiento no quieren decir que la Comunidad no se haya endeudado: de hecho, el peso de la deuda sobre el PIB aumenta un punto y alcanza los 3.014 millones de euros.

Una parte de ese endeudamiento, el 43%, se corresponde con los seis primeros meses del año, gobernados por Ignacio González, que, por cierto, tenía razón cuando señalaba que Montoro estaba penalizando a Madrid: el resto de las Comunidades recibieron autorización para firmar deuda, en los meses anteriores a las elecciones, por el 89% del total del ejercicio.

En su conjunto, el endeudamiento madrileño se corresponde con la autorización presupuestaria equivalente al déficit previsto (1.367 millones) y el recurso a los fondos de financiación del Estado por valor de 1 657 millones, solicitados por primera vez por el Gobierno de Cifuentes.

Que este aumento del endeudamiento no suponga un especial sacrificio para la Comunidad de Madrid se debe a tres factores: el crecimiento del PIB, la mejora de los ingresos y la consolidación de las políticas de austeridad.

Efectivamente, aunque crece el volumen de deuda, el crecimiento del PIB reduce la importancia de la cifra. De algún modo, esta evolución da la razón a los críticos de las políticas de austeridad que afirman que la deuda se paga con crecimiento.

Esto ocurre en la Comunidad de Madrid, donde, además de la reducción matemática del peso de la deuda, hay un aumento de ingresos recaudatorios. Aunque no se han hecho públicas las cifras de diciembre, los ingresos corrientes de la Comunidad estaba crecían en el entorno del 7% en noviembre, porcentaje que equivale a casi mil millones más de ingresos corrientes que en el ejercicio anterior.

Por el contrario, los gastos solo crecían un 2,08%, debido a la caída de inversiones del 11%: el grado de ejecución presupuestaria en inversiones no ha superado el 56%.

En suma, la Comunidad que preside Cifuentes consolida su estabilidad financiera, aunque ésta depende de que la actividad económica (PIB, del que depende en gran medida la recaudación), se mantenga si desea elevar algo su gasto público y, sobre todo, la inversión.

Una buena noticia adicional son los números hechos públicos por el Banco de España: dentro de dos años, la liquidación del sistema de financiación autonómico supondrán un alivio adicional de casi mil millones; lo que la crisis quitó, ahora lo devolverá.

Deuda del Ayuntamiento

Por su parte, el Ayuntamiento ha cumplido sus obligaciones, aunque con menos desahogo financiero: la deuda municipal se sitúa en 4.767 millones de euros, unos 167 millones más de los que reconoce el Ayuntamiento en su página web.

Pasados los días de la “deuda impagable” o de “me encantaría que me pusieran en bono basura”, y ahora que no se trata de asaltar el cielo sino de asaltar a la socialdemocracia, el Ayuntamiento ha cumplido con sus vencimientos.

En 2015, según el Banco de España, ha reducido su deuda en 1.169 millones de euros, un 19,7% de la deuda viva a finales de 2014. Una cuarta parte de ellos fueron abonados bajo la etapa de gobierno de Ana Botella.

El Ayuntamiento de Madrid no ha podido beneficiarse de la situación económica de 2015 para mejorar sus prestaciones públicas. No solo no ha recurrido al déficit sino que ha presentado en la liquidación de 2015 un ahorro neto de 589 millones, superior al del ejercicio anterior, a pesar de la caída de ingresos.

Que los vencimientos se hayan cumplido con menores ingresos se debe a una reducción mayor del gasto que, como ocurre en la Comunidad de Madrid, se basa en una baja ejecución de inversiones que no supera el 60%.

Un 25,9% de los ingresos corrientes municipales se han destinado al pago de la deuda. El Ayuntamiento ha previsto un alivio financiero para el año que viene: pagará la mitad en vencimiento de deuda (557 millones), a pesar de ello, el ahorro neto de casi 350 millones será inferior al se aplicó este ejercicio.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -