jueves, abril 18, 2024
- Publicidad -

Vilda niega haber presionado a Jenni Hermoso

Vilda ha declarado hoy ante el juez por el 'caso Rubiales' y reconoce que nunca quiso presionar a Jenni Hermoso ni a su familia. También ha declarado Rubén Rivera, director de marketing de la RFEF.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

Jorge Vilda, exentrenador de la Selección Española Femenina, ha declarado hoy en la Audiencia Nacional por su implicación el ‘caso Rubiales’. El exseleccionador está acusado de presionar a Jenni Hermoso, junto con Luis Rubiales, para que declarara que el beso de la final del Mundial fue consentido.

En su declaración, Vilda ha respondido a todas las preguntas del juez y ha afirmado que no presionó a Hermoso por orden directa de Rubiales. Simplemente reconoce que se acercó a la futbolista del Pachuca para ayudarla porque la vio agobiada y quiso «bajar el suflé», pero siempre por iniciativa propia.

Vilda también ha explicado que no vio el momento del beso, pero sí que notó un ambiente mucho más tenso en el avión de vuelta a España. También afirma que quiso hablar con el hermano de Jenni para quitarle importancia al beso y pensó que la mejor opción era que ella apareciera frente a los medios de comunicación para quitarle hierro al asunto.

El exseleccionador fue acusado de darse muchos paseos por el avión para acudir a hablar con los familiares de Hermoso. Sin embargo, ha argumentado que no fue ese el motivo. Reconoce que su hija, que también viajaba en el avión, se puso enferma y por eso se ‘paseó’ tantas veces a la zona donde estaban los familiares.

«Yo no sabía ni que el hermano venía en el avión. Yo me enteré después porque Jorge Vilda, que venía sentado detrás mía me dijo: ‘Vengo de hablar con el hermano de Jenni, que es un tío razonable y tal, y va a hablar con ella», reconoció Rubiales durante su declaración.

Rubén Rivera, director de marketing de la Real Federación Española de Fútbol, también ha acudido hoy a declarar por supuestamente ejercer presiones contra la futbolista madrileña. Rivera ha argumentado que su trabajo era organizar el viaje a Ibiza tras ganar el Mundial y, por ende, conseguir las cosas que le pedían las jugadoras. También argumenta que fue un mero ‘recadero’ en el proceso, pues sí que habló con Jenni en varias ocasiones, pero únicamente porque otro directivo de la RFEF quería hablar con ella.

Tanto Vilda y Rivera como Albert Luque —director de la selección masculina— debían declarar como testigos. Sin embargo, el juez cambió su condición a la de investigados tras escuchar la declaración de Jenni, de su hermano y de una amiga. Si bien hoy ha sido el turno de Vilda y Rivera, Luque deberá declarar el próximo 16 de octubre.

Otro de los aspectos ‘controvertidos’ de la comparerencia fue la alusión que el juez hizo al inicio en relación a la filtración de la declaración de Hermoso ante la fiscal. Además, anunció que los hechos van a ser investigados porque pueden ser constitutivos de un delito de revelación de secretos.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -