domingo 23/1/22
SERIES DE GRAN AUDIENCIA

Figuras paternas televisivas: el alter-ego del padre perfecto

¿Quién no ha querido que su padre se pareciera un poco más a Nacho Martín, el padre de 'Médico de Familia' que interpretaba Emilio Aragón, o al divertido Phil Dunphy de 'Modern Family'?

modern_family_serie_5
Cartel de la serie 'Modern Family'.

En las series de televisión se crean referentes que idealizan todo tipo de estereotipos, y no iba a ser menos con el papel del padre de familia. ‘Los Serrano’ con Diego, ‘Cuéntame cómo pasó’ con Antonio Alcántara y ‘Cómo conocí a vuestra madre’ con Ted Mosby son sólo algunos ejemplos que responden al alter-ego paterno.

Nacho Martín (Médico de familia)

Emilio Aragón interpreta a este médico de cabecera que trabaja en un centro de salud en el que es adorado y venerado por todos sus pacientes. Es la perfecta imagen de padre diez, un hombre que se perfila bondadoso tanto como con su familia como con las personas a las que atiende en en centro, perfecto profesional y perfecto compañero. Los tres hijos de Nacho, María, Chechu y Anita, representan a las tres franjas de edad difícil en las que todo progenitor tiene sus más y sus menos a la hora de inculcarles una buena educación. Anita es la más pequeña, una niña adorable de rizos rubios que comenzó la serie con tan sólo dos años y fue creciendo delante de la pantalla de todos los españoles.

Chechu es el del medio, un vago redomado que no muestra demasiado interés en los estudios, causa principal de conflicto con su padre. Comparte cuarto con su primo Alberto, mayor que él, que se escapa de casa de sus padres cuando éstos se están separando. Su tío Nacho le acoge en el seno de su hogar, y le trata como a un hijo más. En plena adolescencia sufre en la serie el cambio del instituto a la universidad, y todo lo que esto puede implicar -chicas, drogas y malas compañías-. La hija mayor es María, también adolescente y con romances típicos de la edad. 

Pero Nacho era un padre comprensivo que siempre sabía llevar a sus hijos por el buen camino y les hacía recapacitar de una manera muy educativa. Después tiene dos hijos más con su cuñada Alicia -Lydia Bosch-, hermana de su fallecida esposa. También viven en la casa el padre de Nacho, el señor Manolo, y Juani, la asistente que representa a la clase trabajadora española. Una serie muy completa que enganchó a media España desde finales de 1995, que es cuando se empezó a emitir. Uno de sus secretos es que representaba a tantos sectores de la población que casi todos los públicos podían sentirse identificados.

Antonio Alcántara (Cuéntame cómo pasó)

Aunque en los últimos capítulos el “buenazo” de Antonio–interpretado por Imanol Arias- ha decepcionado con creces a la audiencia al serle infiel a su mujer Merche – interpretada por Ana Duato-, siempre ha sido todo un ejemplo de padre coraje y sacrificado, amate de los suyos y dispuesto a todo por darle lo mejor a sus hijos. Antonio Alcántara Barbadillo tiene cuatro hijos con Mercedes Fernández López: Tony – el mayor de los varones, que empezó siento un rebelde universitario antifranquista, acabó la carrera de derecho, ejerciendo en la actualidad de periodista en una cadena de radio-, Inés – es la mayor de todos. Sus coqueteos con las drogas marcaron un antes y un después en esta chica que conquistó al público enamorándose del cura del barrio, que renuncia a sus votos,y con el que tuvo un hijo-, María- la hija pequeña, que cada vez cobra más protagonismo en la trama.- y Carlos – Locutor de la serie y el pequeño hasta que llegó María. La voz en off es él mismo de mayor, y cuenta la realidad de los últimos años del franquismo y de los inicios de la transición desde su punto de vista. Empezó en la serie con tan sólo 8 años, y en la actualidad dejó atrás la adolescencia y se ha convertido en un empresario de éxito, regentando un pub nocturno-.

Antonio ha pasado numerosas penurias a lo largo de los años. Comenzó sus andaduras profesionales dividiendo su jornada entre una imprenta y un puesto de ordenanza en el Ministerio de Agricultura. Poco a poco va avanzando y llega a formar parte del Gobierno de España con Suárez en el poder. Tras esto sufre una grave crisis, se vuelve a arruinar (ya lo había hecho en más de una ocasión), sufre un grave infarto y, lo último, pierde la confianza de su familia al serle infiel a su mujer con la periodista que reportajeó su nueva iniciativa como bodeguero. Él siempre profesó un amor incondicional por los suyos, y aunque la relación familiar ahora penda de un hijo, confiamos en que la verdadera esencia Alcántara salga a la luz y vuelvan a formar esa familia que lleva enamorando a los televidentes desde el 2001.

Diego ('Los Serrano')

Diego Serrano - Antonio Resines- se lleva la palma al padre más enternecedor de todos los tiempos. Algo garrulo y sin andarse con chiquitas a la hora de educar a sus hijos - Marcos, Guille y Curro- se reencuentra con suprimer amor tras quedarse viudo y solo con los tres chicos. Lucía - Belén Rueda-, su primera novia y segunda mujer, es todo lo contrario a él. Refinada y con altas dosis de saber estar, trae a Santa Justa -barrio de su infancia y en el que vive Diego- unos aires renovados de femineidad y estructuración, cosa que hacía mucha falta en el hogar de los Serrano. Juntos y los hijos de ambos -Lucía tiene dos hijas, Eva y Teté- forman una familia que, aunque son sus idas y venidad, robó el corazón de todos los españoles. Los hermanastros acaban enamorándose a pares y formando parejas que, dicho así, parecen ausentes de decoro, pero visto en la serie todo adquiere unos puntos cómicos y de ternura que borran la palabra incesto de las mentes más perversas. 

Diego, a su manera, se preocupa enormemente por la educación de sus hijos. Establece una gran amistad con el psicólogo del centro en el que estudian todos los chicos y del que Lucía es directora, cosa que le ayuda a querer evolucionar profesionalmente -regenta una taberna junto a su hermano- y comienza los estudios de psicología en la universidad. 

Un duro golpe para Diego es la muerte de Lucía, que le destroza por completo haciendo muy complicada la vuelta a la normalidad del mismo. Aunque en el final de la serie, muy polémico en su emisión, se veía a Diego despertar de lo que parecía una pesadilla tras su noche de boda, y Lucía y todos los personajes seguían vivos y coleando. Todo había sido un sueño para este padre ejemplar que no deja ni un instante de luchar por el bienestar de su familia. 

Phil Dunphy ('Modern Family')

La aclamada serie norteamericana Modern Family engloba a tres modelos de familia que poco tienen de típicas y convencionales. El patriarca es Jay Pritchett, casado con Gloria, una joven colombiana exuberante. Ésta tiene un hijo erudito -Manny- que en principio no casa mucho con Jay, pero que con el trascurso del tiempo acaban fraguando una estrecha relación. En posteriores temporadas, Gloria tendrá un bebé con Jay, que será padre y abuelo de infantes a tiempo parcial. 

La otra familia del clan es la formada por Phil Dunphy y Claire, hija del primer matrimonio de Jay. Phil es una persona totalmente atípica, bastante torpe y 'freak', apasionado de la tecnología y autoproclamado "padre guay". Intenta educar a sus hijos desde el colegueo y el encubrimiento frente a Claire - que es la madre mandona y responsable-, cosa que hace que sus hijos le adoren, aunque de vez en cuando se sientan tremendamente avergonzados por las rarezas del mismo. 

El último trinomio es el formado por el otro hijo de Jay, Mitchell y su pareja Cameron. Ambos tiene adoptada a una niña vietnamita, Lily, educada en un aura de disfraces de princesa, maquillaje y feminismo por los cuatro costados. El matrimonio gay es uno de los que más escenas tronchante regala, usando un humor sátiro e irónico que engancha con creces a la audiencia. 

Ted Mosby ('Cómo conocí a vuestra madre')

En esta comedia no vemos ejercer a Ted como padre, pero sí se intuye que tiene que querer mucho a sus hijos, pues se pasa 9 temporadas con sus correspondientes capítulos para contarles a sus dos retoños cómo conoció a su bendita madre. 

La serie de desarrolla en Nueva York, bajo el manto de la típica pandilla de amigos treintañeros que se cuenta sus penas al candor de una pinta de cerveza en el pub de abajo. El elenco está compuesto por Marshall y Lily - mejores amigos de Ted, se conocieron en la universidad y desde ese momento no se han vuelto a separar. Empachosos y adorables a partes iguales-, Barney - es el colega ligón. No deja títere con cabeza hasta que se enamora de Robin y se casa con ella-, y Robin- de la cual ted se enamora, y viven un tórrido romance que acaba en una difícil amistad. Ella se casa con uno de sus mejores amigos mientras él aun duda de sus sentimeintos hacia ella-. 

El caso es que en la novena temporada al fin conocemos a la que es la madre de los hijos de Ted, que curiosamente es la chica que toca el bajo en la boda de Barney y Robin y la compañera de piso de una de sus exnovias. 

Estos padres nos tocaron el corazón por distintos motivos, al interpretar fielmente sus correspondientes papeles en la pequeña pantalla. Pero aunque en ocasiones la ficción sobrepase la realidad, padre no hay más que uno. 

Figuras paternas televisivas: el alter-ego del padre perfecto
Comentarios