Lunes 19.11.2018
SORPRESA

La actriz Anna Allen también mintió sobre su edad

Al montaje que hizo para fingir que acudió a la gala de los Oscar y una vida inventada con actores de Hollywood, se le suma que también se ha quitado años

Anna Allen. | Imagen de archivo
Anna Allen. | Imagen de archivo

En el perfil que Anna Allen tiene en Wikipedia se puede leer perfectamente que su año de nacimiento es 1982. La actriz ha vuelto a tomar el pelo a todo el que se ha creído que tenía 32 años, porque en realidad cuenta con cinco más en su marcador, según ha confirmado EstrellaDigital.es. La que se hiciera popular por interpretar a Marta Altamira en la serie Cuéntame nació en el año 1977, y a sus 37 ya se quita nada menos que cinco años como se cuelga medallas por méritos inexistentes.

Tampoco parece real el lugar donde vive. Según ella estaba en Los Angeles, donde está la agencia que la representa, aunque todo apunta a que podría residir en Cerdanyola del Vallès (Barcelona). Un municipio de 57.000 habitantes a escasos 30 minutos de la ciudad condal. El tema relacionado con su representante también es digno de contar. La agencia tiene una falsa página web en la que aparece el cartel de ‘Coming soon’ (próximamente) y que cuenta con un número de teléfono que no existe. Cerraron su perfil de Facebook el mismo día que lo hizo la actriz al destaparse el escándalo. 

Los cuentos de Allen rozan lo inverosímil y han logrado dejar con la boca abierta a toda España y a parte del extranjero. Según cuentan en LOC también inventó que era embajadora de Vertu y de la asociación Fight Aids, junto a la princesa Estefanía de Mónaco. Desde la sede francesa y la monegasca han negado esta información, mostrándose realmente sorprendidos ante tal afirmación.

Las firmas que le prestaron los complementos para la gala de los Oscar, a la que nunca acudió, también parecían anonadados ante el escándalo. Desde la firma Suárez de joyas aseguran que  los pendientes de oro blanco con diamante central en forma de pera y anillo de pavé de diamantes fueron devueltos hace unos días por el representante de la ‘pequeña Nicolasa’, como muchos la llaman ahora. También Rocío Mozo, encargada de dejarle los zapatos, aseguraba no creerse lo que estaba pasando, y sigue a la espera de que sus zapatos le sean devueltos este mismo lunes.

Su verdadera carrera profesional

Anna Allen es una actriz catalana que ha participado en algunas series españolas, la más importante Cuéntame cómo pasó donde hacía de novia de Toni Alcántara (Pablo Rivero). Allí estuvo desde 2001 hasta 2008 y salió en un total de 43 capítulos.

Su trayectoria en series continuó en Un burka por amor, adaptación de la novela de Reyes Monforte .Tras esta aparición continúo su senda televisiva y en 2011 se incorporó al elenco de Homicidios con Eduardo Noruega. En la serie interpretaba Patricia Vega, una periodista. Ese mismo año participó en el telefilm El ángel de Budapest.

En teatro también se la ha visto, obras como Vías paralelas o Exit que dirigió y escribió ella misma. Sin embargo, la actriz no se conformó con papeles secundarios en series nacionales: quería dar el paso definitivo y colocarse junto a los grandes.

Todos sabemos que el camino al estrellato es complicado y a la actriz le costó más de lo que esperaba, pero lejos de asumir su derrota decidió montarse su propio mundo, con Photoshop como aliado y presumió de una vida tan fascinante como inventada.

La pudimos ver en programas de televisión y a través de sus redes sociales presumía de sus supuestos proyectos. Ahora se ha descubierto que todo es un montaje y ni sus representantes ni ella se han aclarado nada sobre lo ocurrido. No participó en la serie Big Bang Theory, ni estuvo en las dos ediciones pasadas de los Oscar y un largo etcétera.

Comentarios