sábado 28/5/22
SE ROMPIÓ EL AMOR

Matrimonios exprés: menos de un año como marido y mujer

Cher o Britney Spears solo aguantaron algunas horas casadas. ¿Es el matrimonio la muerte de una idílica relación de pareja?

Kim-portada
Kim Kardashian y Khris Humphries. | Gtres

Hay parejas que se quieren, se prometen amor eterno y permanecen juntos en lo bueno y en lo malo, o al menos eso le prometieron al cura el día de su boda. Pero hay otros efímeros, apenas inexistentes, que no se sabe muy bien por qué se celebraron y que se disuelven a los pocos meses u horas de su unión. Las celebrities han sido protagonistas de numerosos desencuentros con sus maridos, que han acabado en divorcio en menos de un año.

Se proclama como reina la cantante Britney Spears, que solo tardó 55 horas en separarse de su amigo Jason Alexander. Se casaron en Las Vegas en 2004, quién sabe si fruto del alcohol, donde paseó por una famosa capilla blanca conocida como 'Little White Wedding'. Fue algo totalmente inesperado y que su propia familia se encargó de anular pocas horas después. Aquí ya comenzaba la 'muerte anunciada' de la cantante, poco después vendrían los tonteos con las drogas y los escándalos sexuales firmados con su nombre.

Cher también se queda 'corta' en lo que a matrimonios se refiere. Algunos años antes del desliz de Britney, la cantante se casaba también en Las Vegas con el melenas Gregg Allman. Nueve días después, la pareja se separaba por los problemas que arrastraba Allman de adicción a la heroína y el alcohol. Parece que, finalmente, estas diferencias fueron 'salvables' y decidieron darse una nueva oportunidad después del suceso que duró cuatro años, hasta 1979. Les dio tiempo a tener a su hijo Elijah Blue y a lanzar un trabajo que fue calificado como "el peor de sus respectivas carreras". A veces es mejor estar solo que mal acompañado.

La rubia más espectacular y explosiva que corría por las playas de California con su bañador rojo y su delantera prominente tampoco ha tenido mucha suerte en el amor. En 2007, Pamela Anderson se casó con Rick Salomon y dos meses después, se rompió el amor de tanto usarlo. Siete meses después, se casó con Kid Rock y por "diferencias irreconciliables", su unión duró cuatro meses. Me caso, me divorcio, me vuelvo a casar... Y así una y otra vez. Ahora parece haberse dado una nueva oportunidad con su primer marido. Lo que unió en su momento Las Vegas, que no lo separe la convivencia en pareja.

Una de las noticias más sonadas y con las imágenes más buscadas ha sido la reciente boda de Kim Kardashian y Kanye West. Pero antes de este enlace, Kim contrajo primeras nupcias con el jugador de baloncesto Khris Humphries. Su boda parecía una broma desde el principio, ni siquiera compartieron habitación durante su luna de miel. A los 72 días y tras numerosos problemas en su relación, se separaron. Todo apuntaba a que Khris solo se casó con ella para darse a conocer socialmente, aunque nunca se confirmó. Otra cosa no, pero las Kardashian tienen tirón mediático para dar y regalar.

Modelos y futbolistas, una combinación de lo más habitual. Ella, siempre espectacular; él, no demasiado agraciado. Esto ocurrió en la pareja formada por Ronaldo y Daniela Cicarelli, la modelo brasileña que luchó contra viento y marea por la relación y que al final salió escaldada. La pareja contrajo matrimonio en 2005 de manera 'simbólica' en una fiesta privada a la que asistieron 250 invitados, 87 días después anunciaron su separación.  Meses después, ella confirmaba que la razón fue la infidelidad del futbolista. Si hoy siguieran juntos, ¿se habría echado Ronaldo tanto a perder?

Si unos se casan en la alocada Las Vegas, otros prefieren lugares paradisíacos como Hawai. Es el caso del actor Nicolas Cage y Lisa Marie Presley, hija del gran Elvis, que a pesar de celebrar su boda en un lugar de ensueño, su cuento de hadas solo duró tres escasos meses. Un amigo de la pareja afirmaba que su relación era muy complicada por sus vidas mezcladas, y precisamente Cage alegó diferencias irreconciliables en la demanda de divorcio. Una pena que estuviesen tan locamente enamorados y no pudiesen encontrar la cordura juntos.

A pesar de ser Directora de Comunicación de Pedro del Hierro y tener mucho éxito en su trabajo, no supo dirigir su vida sentimental. María León se separó de Juan Garaizábal solo seis meses después de casarse. Formaban una pareja glamurosa y elegante donde las haya, pero no pudieron superar la crisis que asolaba su  matrimonio. Parece que a María se le da mejor dirigir la firma de ropa que su propia vida.

Da igual lo terso de las curvas o lo dorado de la piel, también puede ser pasto del fracaso matrimonial. Es lo que le pasó a Jennifer López cuando en 2001 contrajo matrimonio con el bailarín Cris Judd. Al parecer, la reina de la sensualidad no supo encontrar el equilibrio entre trabajo y vida personal, y Judd decidió separarse a los nueve meses del enlace. Lo mejor es que ambos se guardan cariño por la feliz etapa que vivieron juntos y nunca han querido entrar en acusaciones e insultos cruzados.

Matrimonios exprés: menos de un año como marido y mujer
Comentarios