viernes 28.02.2020
MADRID 1-0 BAYERN

Coentrao y Carvajal son más galácticos que Pep

Los jugadores menos mediáticos del equipo de Concha Espina marcaron la diferencia que desequilibra la eliminatoria, ante un equipo que mostró una defensa muy pobre

Benzema mató a la contra. | GTRES
Benzema mató a la contra. | GTRES

El Real Madrid consiguió un resultado de oro (1-0) en el partido de ida de las semifinales de la Champions League que le enfrentó al Bayern de Múnich. Los blancos ganaron el encuentro porque no tuvieron ni una sola fisura en el apartado defensivo y fueron capaces de crear muchas ocasiones a la contra.

Benzema marcó el gol, pero Coentrao y Carvajal fueron los verdaderos colosos de un equipo madridista que sufrió para salir de su área en la primera parte, pero que fue mejor que su rival en la segunda.  Todos los que le dieron cera al lateral izquierdo portugués no lo dirán, pero el Madrid tiene la eliminatoria encaminada gracias a las lesiones de algunos, que permitieron a Ancelotti apostar por este planteamiento.

El Madrid salió al partido más importante de la temporada con Isco en el lugar del renqueante Bale, un movimiento que le daba en principio más poderío a los blancos en el centro del campo. Por su parte, Guardiola alineó a Lahm en el centro del campo y dejó a Javi Martínez buscando su oportunidad en el banquillo.

De esta forma, la declaración de intenciones de Ancelotti, obligado por las circunstancias, fue clara. El Madrid no quería perder el orden de ninguna manera y el Bayern se adueñó del balón desde los primeros minutos. El Madrid parecía pasarlo mal porque al comienzo los bávaros daban sensación de peligro, pero chocaban una y otra vez contra la última línea madridista. Creaban apuros, pero no llegaban a inquietar a Casillas.

Mientras tanto, el equipo español aprovechaba la mínima ocasión para salir a la contra. El Bayern parecía vulnerable en algunas zonas, aunque el Madrid salía sin criterio hasta que Isco le puso pausa. Coentrao entró por el perfil izquierdo, le ganó la espalda al criticado Rafinha y metió un pase perfecto para que Benzema marcase con todo a favor.

El Madrid mejoró con el paso de los minutos

A partir de ahí, el miedo de los primeros minutos se convirtió en confianza en los merengues De hecho, Cristiano tuvo dos para aumentar la cuenta de su equipo. El gol envalentonó al Madrid, pero solo fue un espejismo en la realidad del primer acto. El Bayern volvió a adueñarse del balón poco después y milagrosamente la defensa del Madrid seguía repeliendo todos los disparos alemanes que llegaban con peligro constante.

En cualquier caso, el Madrid pudo encontrar un gran premio en una jugada de Isco por banda izquierda que terminó con un centro pasado muy mal defendido por los muniqueses. Di María estaba solo en el pico del área pequeña, pero su volea se fue a las nubes porque se lo pensó demasiado. El disparo fue una buena opción, pero también tenía solo a Benzema

Con esa ocasión, terminó la primera parte con una estadística de posesión apabullante a favor de los visitantes y tras el paso por el vestuario el Madrid quiso proponer algo más en los primeros minutos. Cristiano volvió a inquietar a Neuer en un disparo lateral, tras un fallo en el despeje de Alaba, pero el portero alemán sacó una buena mano.

Los minutos pasaban y lo que parecía solo un arreón de inicio se convirtió en la tendencia generalizada de la segunda parte. El Madrid creía en sí mismo y el Bayern ya ni se acercaba. El reloj corría a favor de los intereses blancos y en el minuto 70 Cristiano volvió a probar a Neuer, después de otro regalito de los centrales que le dejaron disparar con la zurda desde la frontal del área.

Todo iba sobre ruedas para los madridistas hasta que Pepe cayó lesionado, Varane tuvo que ocupar su sitio, mientras que Ancelotti aprovechó para cambiar a una de sus estrellas por la otra. Cristiano salió por precaución entre los jaleos del Bernabéu a Usain Bale.

Finalmente, el Bayern creó su primera ocasión de verdadero peligro cuando quedaban diez minutos para el final. Müller remató en el borde del área, gracias al hueco que le creó Robben, y Varane desvió con lo justo para que el balón saliera rozando el palo. El proclamado por todos como el mejor equipo de Europa tenía que ir a buscar el gol y estuvo cerca de lograrlo en un remate de GÖtze, que se encontró con el milagro de cada día de Iker Casillas. El Bayern reclamó penalti en la última jugada del encuentro, pero lo cierto es que Xabi Alonso estuvo muy valiente y le sacó el balón a Müller.

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Pepe (Varane, min.73), Ramos, Coentrao; Di María, Xabi Alonso, Modric, Cristiano (Bale, min.73); Isco (Illarramendi, min.81) y Benzema.

BAYERN DE MÚNICH: Neuer; Rafinha (Javi Martinez, min.66), Boateng, Dante, Alaba; Lahm, Schweinsteiger (Muller, min.73); Robben, Kroos, Ribéry (Goetze, min.72); y Manduzkic.

Gol

1-0, minuto 19. Benzema.

Árbitro: Howard Webb (ING). Amonestó a Isco (min.57) por el Real Madrid.

Comentarios