Miércoles 26.09.2018
Entrevista con el hombre que agredió a una mujer por quitar lazos

"Los Mossos me aconsejaron que denunciara” a la mujer a la que rompí la nariz

En una entrevista concedida a Estrella Digital, el agresor se justifica alegando que no actuó por cuestiones políticas, que simplemente recriminó a la mujer que lanzara los lazos al suelo, que ella respondió de forma violenta y que los mossos se limitaron a intermediar

 

“Sé que he actuado mal. No es justificable ninguna agresión, pero sí quiero decir que la discusión que desembocó en la pelea no se inició por cuestiones políticas -yo no milito en ningún partido-, sino que se produjo cuando recriminé a esa señora que lanzase los lazos amarillos al suelo”. Así se ha manifestado Joan Bautista G., el hombre que agredió ayer a una mujer que retiraba lazos amarillos en el parque de la Ciudadela de Barcelona, en una entrevista concedida a este medio sólo unos minutos después de regresar de comisaría donde interpuso una denuncia contra la víctima, esposa de un militante de Ciudadanos.

“Los mossos me ayudaron”

“Sí, los mossos se personaron allí, me tomaron la filiación y me dejaron ir a casa sin problemas. Fueron muy amables. Eso sí, me dijeron que fuera a un Centro de Asistencia Primaria (CAP) y que me sometiera un examen médico por las heridas sufridas y que denunciase”. Y así lo hizo. Tal y como relata, cuando regresó a su casa  después del incidente y tras hablar con su esposa, Joan Bautista se fue al centro asistencial de Ciutat Vella y de ahí a comisaría.

"No fue política. Fue civismo"

“No le recriminé que quitara los lazos sino que ensuciase la ciudad porque los tiraba de malos modos al suelo. Le dije que iba a avisar a la guardia urbana y entonces esta señora se encaró conmigo. Estaba frente a la rejas del parque y es verdad que le giré la cara para que me mirase mientras le hablaba y entonces nos enzarzamos. Ella me dio una patada en los testículos y yo la golpeé. Finalmente caímos al suelo y la gente nos separó. Cuando ocurrieron los hechos yo había sacado a pasear a un familiar en silla de ruedas, así que traté de calmarme y me fui”. 

Según relata Joan Bautista G., “la señora esa me persiguió con su móvil filmándome como si yo fuera una delincuente. Lo dejó de hacer cuando se personaron los mossos e intermediaron”.

"Culpa de los dos"

Joan Bautista se muestra arrepentido y, a la vez,  sobrepasado por lo sucedido y por el eco mediático de este incidente. “No sé qué me pasó. No estoy bien de salud. No estoy bien de salud. Sufro de depresión y tomo antidepresivos. Yo no soy así, no me gustan las pelas ni soy agresivo. Todo lo contrario”, explica Joan Bautista sin esconder su arrepentimiento pero sin sentirse único culpable de lo sucedido.

.