domingo 15.09.2019
Afectados los municipios de la mitad norte peninsular

Los pueblos olvidados de la gran nevada que colapsó la AP-6

La Unión de Pequeños Ganaderos y Agricultores denuncia el abandono por parte de las autoridades que han sufrido algunos municipios que han quedado incomunicados por las fuertes nevadas del pasado fin de semana. 

Las calles intransitables de Solana de Rioalmar, Ávila, durante la nevada. Foto: UPA Castilla y León.
Las calles intransitables de Solana de Rioalmar, Ávila, durante la nevada. Foto: UPA Castilla y León.

Incomunicados y cubiertos por una capa de nieve que en algunos casos llegó a alcanzar los 50 centímetros de espesor. Asó es como quedaron más de medio centenar de pueblos del norte peninsular, durante las nevadas del pasado fin de semana. La atención mediática se ha centrado en los miles de conductores que se quedaron atrapados en la AP&, pero la realidad es que hubo muchas más personas que estuvieron encerradas en sus propios hogares y sin poder comunicarse. Los más afectados han sido los ciudadanos de las zonas rurales que han tenido que hacer frente por sus propios medios a la intensa nevada, seguida de fuertes heladas. Por este motivo, la UPA (Unión de Pequeños Ganaderos y Agricultores) denuncia que la ayuda de las Administraciones ha sido inexistente en las zonas rurales y recuerda a la sociedad que la nevada y sus efectos no se han limitado “a una sola carretera”.

“Aunque parezca mentira al ver la televisión, ha nevado más allá de la carretera AP-6”, han señalado desde UPA. Al tiempo que han mostrado su solidaridad con los conductores atrapados en sus vehículos durante horas, han recordado que también hay miles de personas que viven en pueblos que son directamente ignoradas por las Administraciones. "Hay servicios médicos ambulatorios que se han cancelado en el día de hoy por la imposibilidad de acudir las ambulancias a determinados pueblos", afirman desde la asociación.

Ante el abandono que denuncia UPA fue la solidaridad vecinal lo que ha ayudado en la gran mayoría de los casos a realizar las labores de rescate. En este sentido, fueron los agricultores y los ganadores con sus propios vehículos y tractores los más activos. Maquinaria particular de los agricultores que, en muchos casos y ante la ausencia de máquinas quitanieves, es la única que permite limpiar las calles de los pueblos para que sus habitantes puedan salir de casa. Además, esta mismas muestras de fraternidad se erigieron como protagonistas en el colapso que sufrió en muchos de sus tramos de la AP6. De hecho, existen cantidad de testimonios de conductores que dicen haber sido asistidos por personas de los pueblos cercanos a la carretera.

De todos modos, y a pesar de los incidentes originados por el temporal, desde UPA reconocen que las precipitaciones caídas durante las últimas 72 horas "son oro para unos campos machacados por la sequía". “Una nevada no acaba con un problemón como la sequía, pero algo es algo”, reconocen desde la asociación. Al final, esta situación ha generado una sensación de alivio para muchos ganaderos que cada día tienen más complicado atender a los animales en sus lugares de pasto habitual. 

Un tornado en Almería causa grandes desperfectos 

Las precipitaciones y las nevadas han sido las 'estrellas' en la mitad norte peninsular, pero el Sur también ha sufrido las inclemencias del temporal que ha arrasado la Península Ibérica el pasado fin de semana. Algunos de los efectos más dañinos han tenido lugar en la provincia de Almería, donde un tornado de gran intensidad ha destruido estructuras de invernaderos y cultivos en 150-180 hectáreas en los municipios de Roquetas, El Ejido, La Mojonera y Balerma con pérdidas para los agricultores que, según las primeras estimaciones, superarán los 40 millones de euros. Otro tornado también ha dejado graves daños materiales en varios pueblos de Girona.

Guerra entre el Gobierno y la empresa que gestiona al AP6

"No corresponde a la DGT la gestión interna de la AP-6" ha afirmado el director general de la Dirección General de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano, en una entrevista en la cadena SER, en la que ha descartado presentar su dimisión tras el caos circulatorio vivido entre el sábado y domingo y confía que el expediente informativo que ha abierto el Gobierno a la concesionaria de la autopista aclare las causas por las que miles de conductores y pasajeros se quedaron atrapados en la nieve durante horas, coincidiendo con la operación retorno tras el final de las vacaciones de Navidad.

Tras la tempestad, ahora es tiempo para que los conductores comiencen a sopesar la posibilidad de reclamar las indemnizaciones por lo ocurrido. Por este motivo,  la primera recomendación expuesta por Legálitas sería esperar unos días, puesto que Fomento ha abierto un expediente a la concesionaria de la autopista (Iberpistas) para que les informe de lo ocurrido. Estudiado este informe por las autoridades se podrá tener una idea más clara sobre a quién reclamar, en función de la responsabilidad que se derive. Hasta entonces, será recomendable intentar probar nuestra presencia y los daños ocasionados mediante tickets, fotos, facturas y todo lo que se pueda aportar.

Los propios afectados serán quienes deban acreditar los daños y cuantificarlos a la hora de pedir una compensación por lo ocurrido, de ahí la importancia de guardar facturas o comprobantes, incluido el recibo del peaje utilizado si es que se llegó a abonar. La reclamación se hará por daños, materiales y morales, siendo estos últimos los más difíciles de cuantificar y probar. Podremos solicitar compensación por todos los daños demostrables que hayamos sufrido como consecuencia del problema: pérdida de un vuelo o un tren, noche de hotel que tuvieron que pagar aquellos que se quedaron atrapados, consumo extra de gasolina, etcétera. 

Comentarios