Martes 16.10.2018
ELECCIONES EUROPEAS

Podemos estampa la cara de Pablo Iglesias en sus papeletas del 25M

La formación ha modificado su logo para las europeas y ha incluido la cara de su precursor

El cabeza de lista de Podemos para las elecciones europeas, Pablo Iglesias.
El cabeza de lista de Podemos para las elecciones europeas, Pablo Iglesias.

Podemos, el partido que lidera el politólogo Pablo Iglesias, ha modificado su logotipo de cara a las elecciones europeas. Desde su nacimiento, el símbolo de la formación era un círculo y ahora se ha modificado por el nombre del partido y la imagen de su precursor y cabeza de lista para los comicios del 25 de mayo.

Sin embargo, la ley no contempla la incorporación de la cara de los candidatos en las papeletas de votación. Según el artículo 221.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), dichas papeletas electorales destinadas a la elección de parlamentarios europeos “deben contener la denominación, sigla y símbolo del partido, federación, coalición o agrupación de electores que presenta la candidatura”, hecho que sí se permite en otros países de la Unión Europea.

Un cambio del que se ha hecho eco las redes sociales y del que han ironizado sobre el asunto.

Estrategia de visibilidad

Podemos se justifica y alega que se trata de una estrategia de visibilidad tomada por el equipo de campaña, ya que consideran que la cara del tertuliano es más familiar que el nombre de la formación, y que con su popularidad conseguirán "arañar el máximo a la abstención". “La imagen de Pablo Iglesias es más conocida que la de Podemos”, explican a ESTRELLA DIGITAL fuentes del partido. “No es el logotipo del partido, sino la imagen escogida puntualmente para estas elecciones”, y aclaran que su logotipo sí está dentro de la legalidad al considerarse un símbolo y no una imagen del candidato. “Si fuera ilegal, no nos hubieran permitido registrarlo en el Ministerio del Interior”.

Una táctica electoral que no "agrada" ni al propio protagonista, quien ha respondido por Twitter a las críticas recibidas de los simpatizantes y los seguidores.

Defensa de lo público y contra la austeridad

Podemos ha fijado su primer objetivo en el Parlamento Europeo, un escenario donde buscan presentar un programa social que proteja a los grandes perjudicados, según ellos, de la profunda crisis por la que pasa la Unión. El partido de Iglesias pide aumentar los salarios y las pensiones; perseguir el fraude fiscal; garantizar el derecho a una vivienda digna y a un aborto libre, gratuito y en la sanidad pública; además de acabar con la privatización de los servicios públicos.

La formación comenzó como movimiento ciudadano y tras el apoyo de más de 50.000 avales en un día, Pablo Iglesias se presentó como candidato a liderarlo en los comicios europeos. Iglesias, profesor universitario y tertuliano televisivo, fue la candidatura más votada, a la que le sigue una lista ‘cremallera’, es decir, de alternancia entre hombres y mujeres para garantizar el equilibro de género.

El partido no es el único que ha nacido antes de estas elecciones, al igual que no es el único que ha celebrado primarias para elegir su lista de candidato y programa para Bruselas. Sin embargo, Podemos destacó por la alta participación que obtuvo durante sus elecciones primarias (33.000 personas), una cifra muy superior a la que consiguieron el Partido X o Equo, por ejemplo, con 2.700 y 2.500 votos respectivamente.

No obstante, al tratarse de un partido sin representación parlamentaria, la formación necesitó la firma de 15.000 ciudadanos y presentarlas en la Junta Electoral Central para presentarse a las europeas, un hecho que consiguió holgadamente antes de la fecha marcada, el pasado 21 de abril.

Comentarios