miércoles 17.07.2019

La industria gamer en España: un negocio millonario y en crecimiento

Los videojuegos llegaron para cambiar la vida de los españoles de una manera inimaginable. Antes, parecía cosa de geeks o nerds eso de jugar con videoconsolas, pero podría decirse que hoy es una de las actividades diarias de muchos jóvenes (y también de los no tan jóvenes)

gamer

Desde hace un par de años, la industria de los videojuegos o e-sports ha crecido para superar los ingresos del cine y también de la música en España.

Pero no estamos hablando de un par de Euros, sino de 24,5 millones de jugadores activos en España, de los cuales se estima que el 20% son consumidores continuos de juegos y sus productos. Entre todos gastarán más de 40 millones de euros al año para el 2021. 

Y eso que solo estamos hablando de los videojuegos, porque si incluimos a los casinos online, los cuales técnicamente son videojuegos e incluso e-sports si hablamos del póker, por ejemplo. Al incluir a las apuestas online, esta cifra se acrecienta dramáticamente, pues estamos hablando de una industria de más de 4.000 millones de euros al año.

España lidera la industria mundial

Hoy en día, los juegos son más que una distracción. Para algunos, son una carrera profesional como lo puede ser la arquitectura o la psicología; eso sin contar la gran cantidad de desarrolladores de juegos que se forman cada año.

Cerca de 500 empresas en España se dedican al negocio de los videojuegos. Un número que ha doblado en apenas un par de años.

Los ingresos relacionados a este sector han crecido porcentualmente más del doble en comparación con Europa y el promedio mundial. El gamer promedio gasta 6,6 horas de juego a la semana, mientras que los llamados millennials españoles pasan más de 500 horas en promedio al año.

Virginia Calvo, la directora general de Giants eSports, expuso estas y otras cifras en una reciente entrega de premios. En la cual también se permitió comparar a los e-sports con el Super Bowl en términos de espectadores.

En España ya hay un montón de jóvenes viviendo de los videojuegos (y bastante bien que lo hacen), eso sí eh, con bastante dedicación que se traduce en más de 10 horas al día entrenando.

Gamers: más que un montón de chicos jugando al Fortnite

Psicólogos, docentes, filósofos y otros muchos profesionales están de acuerdo en que los juegos de los niños no son solo juegos, sino sus más serias actividades.

A través de los videojuegos, los niños aprenden a trabajar en equipo, a tolerar la frustración, a solucionar los problemas de manera creativa. Sin mencionar que la estimulación que reciben al introducirse en mundos creados digitalmente y el trabajo coordinativo que representan los controles de muchos juegos.

Estas cualidades pedagógicas de los videojuegos hacen que cada vez más escuelas los incluyan como parte activa del proceso educativo.

Lo que abre un abanico de posibilidades sobre la manera en la que los videojuegos pueden realmente ayudar a los chicos.

Ya no solo hablamos de los beneficios de quienes deciden hacer carrera como jugadores profesionales, sino del beneficio educativo que obtendrán los chicos que juegan videojuegos.

Por supuesto, hay videojuegos de los que básicamente no puede aprenderse nada, al menos no nada bueno. Estos son más para entretenimiento. Mientras que otros menos comerciales son pensados para ser instrumentos en las aulas de clases.

Estos videojuegos forman parte de la industria.

Pippo Inzaghi, el legendario goleador italiano, utilizaba en famoso videojuego FIFA para explicar a los chicos del equipo “primavera” los movimientos que esperaba de ellos. Un ejemplo perfecto para ejemplificar cómo los videojuegos se tornan más importantes a todos los niveles y así comprender porque es una industria millonaria en España y el mundo.

Comentarios