viernes 22.11.2019

Jeremy Dronfield: Otro Holocausto podría volver a repetirse

El escritor inglés Jeremy Dronfield asegura que la divulgación de historias sobre el Holocausto en una época marcada por la "hostilidad hacia los refugiados" es importante para evitar que se vuelva a repetir, como muestra en su nuevo libro "El chico que siguió a su padre hasta Auschwitz"

Jeremy Dronfield: Otro Holocausto podría volver a repetirse

Dronfield (Reino Unido, 1965), biógrafo e historiador con experiencia en narraciones sobre la Segunda Guerra Mundial, plasma en su última obra la historia basada en el diario secreto de Gustav Kleinmann, quien, junto a su hijo Fritz, resistió durante seis años en cinco de los peores centros de exterminio.

"El chico que siguió a su padre hasta Auschwitz" (Planeta) reconstruye los horrores que vivieron todos los miembros de una misma familia de Viena, incluso de aquellos que tuvieron la suerte de escapar a otros países como Estados Unidos, desde 1938 hasta la liberación de los últimos campos en julio de 1945.

El libro, que ya ha recibido una "buena acogida" en Reino Unido y Portugal, acaba de publicarse en España, para recordar uno de los peores episodios de la historia, "no solo el genocidio en sí mismo, sino también lo que llevó hasta él", comenta Dronfield en una entrevista.

"El clima político en el que estamos ahora en todo el mundo está marcado por el ascenso de la derecha extrema, el antisemitismo, la islamofobia, la hostilidad hacia los refugiados, y estamos en una situación en la que algo como el Holocausto podría volver a ocurrir potencialmente", precisa el escritor.

El libro narra la historia de Gustav, apresado tras la detención de su hijo de dieciséis años, y quien se encontrará con él en Buchenwald, donde luchará por mantener ambas vidas a flote y permanecer cuerdo, gracias a la escritura que plasma en un diario secreto, que Fritz heredo del padre, tras el fallecimiento.

Sus pasos por distintos campos de concentración y la situación del resto de los familiares son el foco de esta historia emotiva, pero "sin llegar demasiado lejos", dice su autor, a pesar de que hoy esta historia sigue teniendo un impacto sobre Dronfield: "Me cuesta hablar de ello", reconoce.

Después de tres años de documentación, entre las transcripciones de la propia libreta, entrevistas con Fritz u otros miembros de la familia, testigos visuales y gran variedad de archivos, el autor declara que no hay nada en su libro que se pueda describir como ficción, aunque al principio consideró tratarlo como una novela porque pensaba que no iba a recabar suficientes fuentes.

Dronfield asegura que la historia de Gustav y Fritz "es muy difícil de igualar" y, aunque ha recibido muchas experiencias "fascinantes" de supervivientes del Holocausto y algunas podrían convertirse en un libro, todavía no ha oído "algo tan único".

"Cuando los últimos supervivientes fallezcan, tengo miedo de que baje el interés por estos acontecimientos. Una vez no se pueda hablar con gente que lo vivió, se hará menos real", concluye Dronfiel.

"El chico que siguió a su padre hasta Auschwitz" se presenta esta noche en el Centro Sefarad-Israel con la participación de la escritora Mercedes Monmany, donde, además, se inaugura una exposición con imágenes de las historias personales contadas en la obra, que podrá verse hasta el 16 de mayo. 

Comentarios