jueves 22/10/20
Consejos

Cómo arreglar todos tus problemas para dormir según la ciencia

¿Te has parado a pensar que pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo? Sin duda, dormir bien cada día es muy importante y tanto la calidad del sueño como nuestra salud en general dependen directamente de la postura que tenemos al dormir y lo que hacemos justo antes de acostarnos

Dormir
Dormir. | ED

Según varios especialistas, el secreto del descanso de cada noche está en estos dos factores. En la web Mevoyadormir.com, se recogen las recomendaciones de expertos para dormir mejor y hoy os traemos las mejores. ¿Tienes problemas para dormir? Aquí tienes las respuestas a tus preguntas.

Dolor de hombro

Si te despiertas con el hombro dolorido, debes evitar quedarte dormido de lado, sobre todo en ese hombro. No se aconseja dormir bocabajo porque crea una desalineación de tus hombres por lo que la postura más recomendada en esta situación sería dormir bocarriba. Si aún te molesta, prueba a dormir con una almohada ortopédica y coge un cojín sobre tu estómago y abrázalo ligeramente. Esto hará que tus hombros se mantengan estables y en la posición correcta.

Si no te gusta dormir de esa manera, intenta tumbarte sobre el lado que no te duela y sube ligeramente las rodillas hacia tu pecho con un cojín entre ellas.

Dolor de espalda

Si te duele la espalda, es muy importante mantener las curvas de tu columna vertebral. Revisa que tu colchón no sea demasiado blando porque quizá es el momento de cambiarlo.

De nuevo, la recomendación principal sería dormir bocarriba, con un cojín debajo de las rodillas para liberar tensión. También puedes enrollar una toalla pequeña y colocarla bajo tu lumbar para un soporte adicional.

Dolor de cuello

Si tu problema es el cuello, tienes que darle un poco de apoyo extra. Acuéstate bocarriba con una almohada o cojín bajo tu cabeza y otro bajo cada brazo. Si se mantiene el dolor, es aconsejable conseguir un cojín especial para estos casos.

Si acostumbras a dormir de lado, debes asegurarte de que tu almohada no es muy gruesa. Lo ideal sería que midiera igual que tu hombro para mantener el cuello recto.

No puedes dormirte

Vivimos enganchados al móvil y a otros aparatos electrónicos, pero llega un momento que debemos parar, sobre todo si tenemos problemas para conciliar el sueño. El efecto de la luz de las pantallas altera nuestro ciclo de sueño. Te recomendamos la lectura.

Además, deberías evitar consumir cafeína o teína seis horas antes de ir a dormir, hacer un poco de ejercicio por la mañana o por la tarde y establecer una buena rutina de sueño con horarios fijos.

Te despiertas durante la noche

Si sueles despertarte varias veces mientras duermes, no solo deberías seguir los pasos comentados en el anterior punto, también deberías evitar beber cualquier tipo de alcohol por la noche. Las bebidas alcohólicas perjudican al equilibrio del agua del cuerpo y afecta nuestro ciclo de sueño.

Además, deberías comprobar la temperatura de tu habitación. La más recomendable es entre 20 y 22 grados, algo difícil este verano.

Te cuesta despertarte

Parece que casi todo el mundo tiene este pequeño inconveniente, pero en realidad es bastante fácil de solucionar. ¿No te lo crees? Si quieres poder despertarte a la primera, solo tienes que poner tu alarma cada día a la misma hora. Sí, ¡incluso los fines de semana! Y, por supuesto, si quieres levantarte pronto, tendrás que acostarte antes. Si no duermes lo suficiente, nunca podrás levantarte descansado y con energía.

Roncar

Si sueles roncar, intenta evitar dormir bocarriba. Lo más recomendable es dormir de lado, pero si no estás cómodo, puedes colocarte una almohada extra para subir un poco tu cabeza. Además, puedes realizar ejercicios para fortalecer los músculos de la garganta y la lengua para reducir los ronquidos.

Calambres en las piernas

Casi un 80% de las personas sufren calambres, sin importar la edad. ¿No te ha pasado alguna vez? Te despiertas de repente con un espasmo en el gemelo. Son realmente dolorosos y es posible que tengas la zona dolorida al día siguiente.

Normalmente se asocian a alguna enfermedad, daños en el nervio o la falta de ciertos minerales esenciales. Si experimentas estos calambres de manera habitual, deberías visitas a tu médico.

Una buena manera de evitar este problema, si pasa de vez en cuando, es fortaleciendo y estirando los músculos de la zona. Puedes probar realizando deportes como el yoga, que trabajan estas zonas, y realizando masajes en las piernas justo antes de ir a dormir.

Estos suelen ser los problemas más comunes que tiene la gente a la hora de dormir, por lo que esperamos haberte ayudado a encontrar tu solución. Recuerda que lo importante sobre todo es coger una buena rutina y adoptar los hábitos que tu cuerpo y tu mente necesiten para poder conciliar el sueño y descansar cada noche. Ahora que ya lo sabes, ¡felices sueños!

Comentarios