lunes 16/5/22

Piel sensible: claves para identificarla y sus cuidados

¿Has notado que tu piel reacciona al sol, al frío, al viento y al uso de ciertos cosméticos? Si coincides con al menos 2 puntos, probablemente padezcas de piel sensible. Pero esto no tiene porqué ser un problema, ya que con los cuidados adecuados puedes lograr una piel de diez y te decimos cómo lograrlo a continuación

piel sensible

La piel es el órgano más grande que posee nuestro cuerpo y como tal, necesita todas las atenciones y cuidados para mantenerla sana. Muchas veces no conocemos el tipo de nuestra piel y erróneamente adquirimos en las tiendas departamentales cremas y cosméticos con demasiados químicos que, lejos de beneficiarnos, resultan caros y dañinos a largo plazo. Elige una farmacia online que te brinde productos dermatológicos de calidad y que se adecuen a tus necesidades.

¿CÓMO RECONOCER LOS SÍNTOMAS DE LA PIEL SENSIBLE?

Cada tipo de piel posee características únicas y de ahí deriva la importancia de conocerla para brindarle el cuidado adecuado. El problema surge cuando no se toman en cuenta las primeras manifestaciones que envía el cuerpo y éste altera su equilibrio. Sin embargo, es posible identificar algunos síntomas primarios y éstos son los más conocidos:

●     Tirantez o sequedad que también se observa en el espejo.           

●     Ante la exposición del sol, viento o frío, notas que hay zonas de tu piel que están enrojecidas, con sensación de ardor, hinchazón e incluso aparecen pequeñas erupciones rojizas.    

●     Cuando pruebas nuevos cosméticos y jabones comerciales y notas de inmediato una sensación de sequedad y comezón. Después de removerlos, notas que tu piel ha quedado rojiza.

Estas primeras manifestaciones no son tan serias al principio, pero es importante que tomes nota de cuánto tiempo llevas presentando estos síntomas y tomar acción inmediata para evitar mayores complicaciones.

LAS CAUSAS MÁS COMUNES QUE ESTIMULAN SU APARICIÓN.

El desequilibrio de la piel se presenta cuando hay una profunda deshidratación en el cuerpo. Cuando la piel no cuenta con la cantidad de agua necesaria, se le imposibilita crear las barreras necesarias para protegerse de los elementos irritantes del exterior tales como contaminantes o bacterias presentes en el medio ambiente.

Por otra parte, el estrés que vivimos diariamente afecta de manera importante a nuestra piel y sus efectos son evidentes. Provoca un desajuste hormonal y en contraparte, nuestro organismo produce una hormona llamada “cortisol”, que es la generadora de la adrenalina y nos mantiene en constante estado de alerta. La piel va perdiendo luminosidad, se vuelve tirante y seca pero sobre todo cuando notamos los inequívocos síntomas del envejecimiento: las arrugas.

Uso de jabones, cremas y cosméticos agresivos. Algunas fórmulas de nuestros productos cosméticos y de limpieza suelen incluir químicos que abaratan los costes y buscan sustituir elementos naturales. Si nuestra piel presenta sensibilidad, dichos químicos harán estragos en ella y el coste para recuperar su salud será más alto. Te recomendamos invertir en productos especializados que son de mejor calidad y tu piel lo agradecerá.

3 CONSEJOS PARA PROTEGER LA PIEL SENSIBLE: HIDRATACIÓN.

Hidrata tu piel. Considera que no sólo ayudas a tu piel, también contribuyes al buen funcionamiento de tu cuerpo. Toma en promedio diario de 2 litros y medio de agua y emplea hidratantes externos para proteger la zona afectada. Para hidratar la piel te recomendamos la fórmula anti-aging de Martiderm Liposomas, que ha demostrado ser fabulosa porque hidrata la piel evitando la grasitud excesiva y la reafirma profundamente dejando la piel luminosa y lisa.

USA PROTECTOR SOLAR.

El sol es una fuente muy rica de vitamina D y es necesario tomarlo para que nuestro cuerpo la absorba, pero siempre con las precauciones correspondientes. Nuestro rostro necesita la protección solar adecuada y por ello te recomendamos que pruebes Fotoprotector ISDIN Fusion Water Color. Te lo recomendamos básicamente porque es un protector muy completo para uso diario, cuya fórmula es ligera y suave y con alta protección UVB/UVA SPF 50. No deja residuos grasos en la piel y proporciona una cobertura natural gracias a su fórmula de color que unifica el tono y disimula las imperfecciones.

RUTINAS DE LIMPIEZA PARA TU PIEL Y COSMÉTICOS.

Antes de comprar e incluso de usarlo, pon un poco del producto en la parte inferior de tu muñeca. Si pasaron dos días y no se presentan irritaciones o sequedad, úsalos sin preocupación. Opta por los que tengan fórmulas a base de extractos herbales y sin alcohol. Es importante incluir productos desmaquillantes libres de químicos irritantes y que los hagas parte de tu rutina diaria de belleza. Procura lavar y desmaquillar tu rostro todas noches para evitar que los cosméticos dañen tu piel. Para ello, te recomendamos el uso de Sesderma Hidraven Crema Espumosa, una fórmula sin jabón rica en extractos de plantas naturales que hidratan, calman y protegen la piel

Piel sensible: claves para identificarla y sus cuidados
Comentarios