martes 18/1/22

Desmantelan seis cultivos de marihuana en Girona y detienen a nueve personas

Seis plantaciones de marihuana, mayoritariamente destinada al mercado francés, han sido desmanteladas en la provincia de Girona, según informa la Policía Nacional, que ha detenido a nueve personas en esta operación

Policia Nacional
Policia Nacional

Los registros practicados en seis viviendas de Roses, Maçanet de la Selva y Tossa de Mar han permitido la aprehensión de siete kilos de esta droga, además de mil plantas y 21,2 kilos de cogollos, así como la intervención de 94.000 euros en metálico, un revolver, teléfonos móviles y tres vehículos.

La energía necesaria para alimentar todas las instalaciones de los diferentes cultivos se obtenía de forma fraudulenta, pinchando la luz de las acometidas generales.

La operación se inició en Roses a partir de un intercambio de información con la policía judicial de la ciudad francesa de Lille relativa a un grupo de narcotraficantes que actuaba a caballo de ambos países.

Una vez localizada la vivienda principal de la banda se procedió al registro y aprehensión de 2,7 kilos de cogollos de marihuana y a la intervención de 85.600 euros, así como de un revólver del calibre 357, siete teléfonos móviles y un vehículo, al tiempo que se detuvo a tres personas.

Otras informaciones recibidas por la Policía Local de Maçanet de la Selva alertaron de la existencia de otras casas que acogían plantaciones ilegales y en las que se producía un tránsito constante de personas.

Los registros se saldaron con el decomiso de siete kilos de marihuana, mil plantas, 6.200 euros y la detención de cinco personas.

La colaboración con la policía francesa permitió también que se apresara en aquel país a un décimo miembro del grupo, que transportaba 40 kilos de droga en el interior de un vehículo.

Las investigaciones ubicaron también una plantación en la urbanización Platja Brava de Tossa de Mar y las primeras observaciones desde el exterior confirmaron que los responsables tenían pinchada la luz de la acometida general, lo que se calcula que habría causado un perjuicio de 6.500 euros para la compañía distribuidora.

Las ventanas se habían tapiado para frenar ruidos y olores y, con el primero de estos fines, permanecía permanentemente en funcionamiento un equipo de música.

El cultivo estaba en el garaje y en dos habitaciones de la casa, donde se confiscaron 18,5 kilos de cogollos de marihuana, 2.200 euros, tres teléfonos móviles, un todoterreno, una motocicleta, dos ordenadores portátiles, dos tabletas y material de fotografía y vídeo, al tiempo que se detuvo al responsable.

Los nueve detenidos en territorio español, a los que se les imputan delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial correspondiente. 

Comentarios