lunes, mayo 20, 2024
- Publicidad -

Un estudio revela el porcentaje de menores de 8 años que usan teléfonos móviles

No te pierdas...

Son las principales víctimas de los peligros de internet, pero también los que están más familiarizados con el uso de las nuevas tecnologías. Los más pequeños del hogar son los que más fácil lo van a tener para dominar todas las nuevas propuestas que traigan consigo la informática, los smartphones y la enorme red de redes, y es que empiezan desde muy pronto a conocer todo lo que esta tríada puede ofrecer.

 

La plataforma Lingokids, con motivo del Día Internacional de Internet Seguro, ha lanzado un estudio en el que revela los hábitos de consumo y de uso de los dispositivos móviles en menores de entre 2 y 8 años, con unas cifras que revelan unos datos que delatan a la perfección cómo los más pequeños saben moverse como pez en el agua con estos aparatos.

 

Tal y como revela la estadística construida por esta compañía especializada en la enseñanza de inglés a niños, cerca de un 40% de los infantes comprendidos en dicha edad usan una tablet dentro y fuera del hogar. En muchas ocasiones, de hecho, hablamos de un dispositivo que les pertenece, fruto de un regalo hecho por familiares o amigos.

 

Aunque los juguetes siguen siendo el principal divertimento de los más pequeños del hogar, tal y como indican desde zonapadres.es, su acercamiento a las nuevas tecnologías cada vez más grande. Nacen en una sociedad en la que todo lo que lleve la coletilla smart está presente por todas partes, de ahí que su contacto con ello sea tan temprano y, para muchos, tan precoz.

 

Siguiendo con la estadística realizada, el total de niños que se acercan a teléfonos móviles es notablemente inferior a los que usan tablets. En este caso, hablamos de un 26% que ha tenido en sus manos estos dispositivos con cierta frecuencia. De hecho, más del 30% de los niños registrados en este estudio utiliza una tablet o un teléfono móvil durante dos o más horas al día.

 

¿Qué hacen los niños con los teléfonos?

 

De entre las 400 familias encuestadas para la realización de este estudio, los datos revelan que cerca del 30% de los infantes acude a estos dispositivos para ver vídeos en YouTube. El modelo de esta plataforma, que ofrece algo similar a la televisión, pero con la comodidad de ver lo que se desee y cuando se desee, es lo que hace de principal reclamo para que tantos pequeños acudan a ella.

 

De hecho, el contenido multimedia es lo que más atrae a los niños a los dispositivos smart. El 23% de los niños de entre 2 y 8 años ve dibujos animados o películas en sus tablets o sus smartphones, mientras que un 21% dedica ese tiempo a jugar tanto a videojuegos como a través de aplicaciones de carácter educativo.

 

La cantidad de horas y el uso dado es algo que preocupa a las familias. Aunque las encuestadas aseguran que sus pequeños no acceden a redes sociales, no son pocos los que sí lo hacen, aunque generalmente con edades mayores a las recurridas en este estudio, incumpliendo de entrada la primera norma de muchas de estas plataformas online.

 

De hecho, un 33% de los padres asegura que sus hijos no disponen de toda la información necesaria para entender cuál es el correcto uso de las redes sociales, como tampoco los peligros que estas pueden entrañar. Los niños las ven como un juego, y eso es algo que acentúa la preocupación de las familias, sobre todo a la vista de los problemas que surgen a diario por su mal uso.

 

La tecnología pone problemas, pero también soluciones

 

Las empresas, conscientes de la situación actual de consumo, han comenzado a explorar más el terreno infantil para garantizar un buen uso de todo lo que facilitan internet y las nuevas tecnologías. Así, han nacido propuestas como PhoneKid, un teléfono móvil desarrollado en España que nace pensando en los más pequeños del hogar.

 

Se trata de un smartphone al uso, que permite a su dueño acceder a internet sin problemas. Sin embargo, dispone de un sistema de control parental remoto que permite a los padres controlar lo que se utiliza y limitar su radio de acción para que no entre donde no deba ni haga lo que no debe dentro de todo el entramado digital.

 

Además de eso, incluye un botón de SOS, sistema de geolocalización e incluso opciones de bloqueo del terminal para establecer horarios de uso. Es una solución que, por su propia naturaleza, apunta a dar mayor tranquilidad a los padres preocupados por el uso que sus hijos dan a los teléfonos móviles.

 

Soluciones que llegan para situaciones que demuestran cómo la sociedad todavía no ha sabido adaptarse al gran cambio que traen las nuevas tecnologías. Casos de bullying o incluso de estafas y engaños son, desgraciadamente, habituales cuando hablamos de niños utilizando teléfonos móviles.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -