miércoles, febrero 21, 2024
- Publicidad -

Desmantelada una red de falsificación de jamones de pata negra en Sevilla: más de 50.000 kilos incautados

Los jamones eran lavados con agua a presión, quemados para que aflorara la grasa y embadurnados con una mezcla de aceite, semillas y carbón vegetal para mejorar su aspecto

No te pierdas...

En una operación conjunta, agentes de la y carbón vegetal para mejorar su aspecto han desmantelado una red dedicada a la falsificación y venta fraudulenta de jamones y paletas de cerdo ibérico. Los hallazgos fueron impactantes, ya que se incautaron más de 50.000 kilos de estos productos en dos almacenes clandestinos situados en Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas.

Las autoridades se percataron de las irregularidades a principios de este año durante una inspección rutinaria en un establecimiento de Alcalá de Guadaíra que se dedicaba a la distribución de productos del cerdo. Las deficiencias en el etiquetado de los productos alertaron a los agentes, quienes llevaron a cabo una investigación minuciosa con el apoyo de técnicos de Salud Pública.

Los jamones eran manipulados para mejorar su presentación

La red contaba con un elaborado sistema de «lavado de cara» para los jamones, que implicaba lavarlos con agua a presión o quemarlos para hacer que la grasa aflorara. Posteriormente, se les aplicaba una mezcla de aceite de semillas y carbón vegetal para mejorar su aspecto y presentarlos como productos de alta calidad, conocidos como «pata negra«. También se descubrió el uso de acaricidas para evitar insectos en las piezas y, en casos extremos, vendían jamones de baja calidad cortados en lonchas o en bolsas de tacos.

El fraude iba más allá de las condiciones higiénico-sanitarias, ya que se encontraron etiquetados falsificados que manipulaban fechas de caducidad y loteados, y utilizaban números de registro sanitario inexistentes.

Las piezas adulteradas eran distribuidas tanto a consumidores finales como a grandes cadenas comerciales, generando una estafa millonaria.

Otra táctica utilizada por la red era la sustitución de piezas de cerdo ibérico por otras de inferior calidad o de diferentes tipos de cerdo, engañando así a los consumidores sobre la autenticidad del producto.

Distribución de los jamones

La colaboración entre la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) y las entidades de certificación de la Norma del Ibérico fue esencial para esclarecer los hechos. La investigación llevó a los agentes a empresas domiciliadas en varias ciudades, que en algunos casos fueron cómplices de la trama y en otros, víctimas de esta estafa masiva.

Las autoridades están llevando a cabo acciones legales contra los implicados y continuando con las investigaciones para garantizar que estos delitos no vuelvan a repetirse en el futuro. Los consumidores pueden confiar en que se protegerá la autenticidad y calidad de los productos alimenticios que se encuentran en el mercado.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -