viernes, diciembre 2, 2022

La Policía intensificará el control de las bandas latinas en Madrid

La Policía Nacional sigue investigando las cinco agresiones de este fin de semana en Madrid, por las que fallecieron dos jóvenes de 15 y 25 años y otros tres han resultado heridos, mientras rediseña su operativo para intensificar el control de las bandas latinas, implicadas en las reyertas que causaron esas dos muertes.

Unos hechos que han obligado a la Delegación del Gobierno y al Ayuntamiento de la capital a adelantar la Junta Local de Seguridad al día 18, ya que estaba previsto que se celebrara a finales de este mes.

Pese a la gravedad de los hechos, en los que se llegaron a utilizar machetes, la Policía no cree que se esté produciendo un repunte de las agresiones protagonizadas por esas bandas, pero ahora quiere revisar el plan que puso en marcha en diciembre para incrementar el control en las zonas más sensibles.

Una revisión en la que ya que está trabajando la Delegación del Gobierno, según le ha asegurado la titular de este departamento, Mercedes González, al consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, quien esta mañana ha expresado su deseo de conocer los planes al respecto.

LA POLICÍA DESCARTA UN AUMENTO DE LAS REYERTAS ENTRE BANDAS

Fuentes policiales consultadas por Efe han precisado que las agresiones con machetes de este fin de semana han supuesto una coincidencia en el tiempo, pero no se ha detectado un repunte en la actividad de las bandas latinas, un problema que en cualquier caso siempre preocupa a la Policía.

De hecho, el pasado mes de diciembre la Jefatura Superior de Policía puso en marcha la operación Hispano para intensificar el trabajo contra las bandas juveniles, que por el momento se salda con más de mil identificados, más de cien detenidos y la intervención de numerosas armas.

Ahora esa operación se va a redefinir para ver dónde se tienen que intensificar la intervención policial.

DOS REYERTAS ENTRE DDP Y TRINITARIOS CAUSARON LAS DOS MUERTES

Respecto a la investigación de los cinco sucesos, la Policía continúa revisando las grabaciones de las cámaras, analizando las armas que se utilizaron y se pudieron hallar y buscando a los autores. De momento, solo hay dos detenidos.

Sobre los dos más graves, los que causaron la muerte a un menor de 15 años en la calle Atocha de Madrid y otro de 25 en el barrio de Usera, la Policía maneja como principal hipótesis que ambos se produjeron como desenlace de sendas reyertas entre integrantes de los Dominican Don’t Play (DDP) y los Trinitarios.

Los investigadores continúan dilucidando qué tipo de vinculación tenían los dos jóvenes asesinados con estas bandas latinas, las dos mayoritarias en grupo en la Comunidad de Madrid.

Así, la Policía prosigue sus pesquisas para dar con los responsables de la muerte del menor de 15 años por unos hechos que ocurrieron a las puertas de la discoteca Independance Club, en el número 127 de la calle Atocha, donde se celebraba una fiesta para menores de 16 años.

La agresión se produjo sobre las 22.00 horas, cuando un grupo de ocho jóvenes, con cuchillos y machetes, atacó a la víctima, que recibió un machetazo en el pecho.

Los sanitarios le practicaron maniobras de reanimación por espacio de 30 minutos, aunque sin éxito, y solo pudieron confirmar su fallecimiento.

Fuentes próximas a la investigación han indicado a Efe que el menor tenía antecedentes policiales, que todo parece indicar que sus agresores fueron a por él y que uno de los machetes podría ser suyo.

El otro homicidio ocurrió sobre las 22.40 horas en un parque próximo a la calle San Ruperto, en el barrio de San Fermín, distrito de Usera, donde Samur-Protección Civil atendió a un joven de 25 años que había sido apuñalado en la zona lumbar y estaba en parada cardiorrespiratoria. A los 30 minutos, confirmaron su fallecimiento.

La Policía detuvo a dos personas, un español de 20 años de origen sudamericano y un ecuatoriano de 27, como presuntos autores del crimen de Usera. Se prevé que ambos arrestados pasen a disposición judicial esta noche y no se descarta que se produzcan más detenciones por estos hechos.

Solo en estos dos casos hubo participación de bandas, tal y como confirma la delegada del Gobierno.

LAS OTRAS TRES REYERTAS: NI BANDAS NI RELACIÓN ENTRE SÍ

«Las otras reyertas violentas no tienen vinculación con estas bandas y ninguna de ellas tiene relación entre sí», ha resaltado Rodríguez en su carta al consejero.

Son los otros tres sucesos que la Policía continúa investigando. Como el ocurrido en la calle Monasterio de Guadalupe, en el barrio madrileño de Montecarmelo, donde un joven de 17 años resultó herido muy grave cuando un grupo de menores, que estaba escuchando música y bebiendo, fue atacado por diez jóvenes que portaban machetes.

El agredido recibió múltiples puñaladas en la espalda y en la región lumbar, por lo que tuvo que ser trasladado grave al hospital La Paz.

A la noche trágica en Madrid se sumaron dos apuñalamientos en Parla alrededor de las 05:00 horas, que están relacionados con una pelea ocurrida en el interior de una discoteca, según han confirmado a Efe fuentes policiales.

Un joven magrebí resultó herido de gravedad y presentaba la semiamputación de un brazo y varias puñaladas en la espalda cuando fue encontrado a la entrada de un parking en la calle San José de Calasanz.

Casi simultáneamente, los agentes fueron alertados por el portero de dicha discoteca, próxima al citado aparcamiento, tras percatarse de que una mujer estaba en el suelo sangrando abundantemente, teniendo que ser trasladada en estado grave al hospital de Parla.

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias