domingo, marzo 3, 2024
- Publicidad -

Dejad las pantallas, y vamos a la calle a jugar

No te pierdas...

José Virgilio Menéndez Medrano
José Virgilio Menéndez Medrano
Diputado en la Asamblea. Secretario General del Grupo PP en la Asamblea de Madrid.

Iñigo, de 13 años, lleva ya esta tarde de sábado hora y media jugando con más de diez amigos al Fortnite. Vibra, se emociona, grita y se puede escuchar como los otros le contestan “Bro, ayuda, lo tienes tras de ti”. Alex, Lucas, Gonzalo y otros cuantos están al otro lado de la red, y todos llevan demasiado tiempo ya jugando.

Mientras, Gabriel, más pequeño que Iñigo, está con sus amigos explorando en el Minecraft la construcción de una casa que, la verdad, parece augurarle un bonito interés por la arquitectura. Lleva menos tiempo a la pantalla que su hermano, pero ya también rebasa lo recomendable para un niño de su edad.

No quieren dejarlo, y solo con su enfado al arrebatarles las pantallas, acaban saliendo a la calle a respirar, a dar una vuelta o a jugar al fútbol con sus amigos.

Esta historia que les cuento de mi casa es común a miles de familias en Madrid, y en toda España, todos los fines de semana, en las que los niños prefieren quedar con sus amigos a través de la pantalla, que salir a la calle.

Y aunque ellos no son conscientes, los mayores sí nos damos cuenta de que esta manera de socialización, a esas edades no es la más conveniente. 

Para ellos nunca hay límite temporal al uso de las pantallas, y no son conscientes de las consecuencias perniciosas que en su desarrollo humano e intelectual tienen las pantallas y la adicción a las mismas.

El gobierno de la Comunidad de Madrid, consciente de ello, e impulsado por la presidenta Isabel Diaz Ayuso, que ya advirtió de los efectos nocivos de las adicciones en su primera investidura en 2019, está trabajando en combatir a las mismas.

Consecuentemente, en el programa electoral del Partido Popular, expresamente se habla de la protección integral en el entorno digital no solo sobre el porno, sino también en el mal uso de las pantallas, en las redes y en los canales de comunicación, en los que los menores se mueven con total libertad y sin ningún tipo de observancia paterna.

Debido a la preocupación, también compartida por otros padres y madres, militantes de otros partidos, del efecto de las pantallas en nuestros menores, se ha constituido en la Asamblea de Madrid una comisión de estudio sobre la materia, por acuerdo de los 4 grupos parlamentarios presentes en el Parlamento de Vallecas.

Mientras el gobierno central y su ministra comunista Sira Rego, va a crear una comisión de expertos, al más puro estilo del gobierno Sánchez formada siempre por amigos de su causa política, en Madrid se apuesta por la pluralidad y la confrontación de diferentes opiniones.

Esta comisión que empezará a reunirse el próximo 14 de febrero, tendrá hasta finales de este año 2024 para elaborar sus conclusiones, que una vez escuchadas diversas y plurales personalidades en la materia, redactar un diagnóstico, y lo que es más importante, un catálogo de recomendaciones, actuaciones y programas útiles para ayudar a los menores y a las familias de la región.

Esperaremos los padres expectantes entonces qué nos dirá una comisión que nace del consenso de todos los partidos, demostrando a su vez, que el consenso también es un valor político positivo, aunque parezca no estar de moda.

Y mientras tanto, aunque Gabriel e Iñigo protesten, hagan como yo y obligue a sus hijos a que los fines de semana sigan saliendo a la calle, que respiren aire puro y socialicen en la calle con sus amigos.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -