lunes, abril 15, 2024
- Publicidad -

Historias de mi vida liberal: Túnez, Craxi, Ben Ali, Putin y otros corruptos españoles

No te pierdas...

Bernardo Rabassa
Bernardo Rabassa
Librepensador. Maestro Nacional. Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras y Diplomado en Psicología Industrial por la Universidad Complutense de Madrid.

Actualmente el Jefe de Gobierno de Túnez es la segunda cabeza del Poder Ejecutivo de la República Tunecina, siendo designado por el Presidente de Túnez del partido más votado del parlamento. El actual Jefe de Gobierno es Ahmed Hachani desde el 2 de agosto 2023. Antes de la revolución tunecina, el cargo del Jefe de Gobierno era el del primer ministro. Desde la independencia, el primer ministro, como los presidentes Habib Burguiba y Zine El Abidine Ben Ali, han sido miembros del Partido Socialista Desturiano (desde 1988, Asamblea Constitucional Democrática), hasta el 2011.

   Resulta que fue el socialista presidente del Gobierno italiano Bettino Craxi quien coloco a Ben Ali en Túnez como Dictador, en sucesión de Burguiba que se hallaba ya en estado de “precaria salud”.

  Eusebio Val corresponsal de la Vanguardia en 2011,fue quien confirmó entonces que el Ex Ministro de Exteriores Gianni de Michelis en 1987 reconoció en una entrevista( cosas de la demencia senil)  , al Corriere de la Sera, que fueron los servicios secretos italianos ,bajo la supervisión de Giulio Andreotti, quienes tuvieron ver en el golpe de Estado incruento ese mismo año que llevó a Ben Ali al poder en Túnez, razón por la que me  encontré a Craxi en 1994 en Hammamet, huido de la Justicia italiana ,en una esplendida villa, rodeada por completo de guardias de corps. Se decía que le había pagado una gran suma de dinero a Ben Alí para conseguirlo. Pero la verdad aparece junto con la extrema corrupción, aunque sea 17 años después, pues eran cómplices también de golpe de Estado.

Bettino Craxi (Milán24 de febrero de 1934 –HammametTúnez19 de enero de 2000) fue uno de los máximos exponentes del Partido Socialista Italiano (PSI). Fue Primer Ministro de Italia de 1983 a 1987,coincidiendo con  Felipe Gonzalez  (tercer presidente del Gobierno desde la reinstauración de la democracia en España, desde 1982 a1996).  en la primera etapa del pentapartito italiano.

Permaneció durante la mayor parte de su vida en el PSI. Ascendió rápidamente en el partido. En 1968 fue elegido diputado e inmediatamente fue nombrado vicesecretario nacional.

En 1976, en plena crisis interna, es elegido secretario general en sustitución de Francesco de Martino. Inicia así su larguísima etapa al frente de los socialistas, pese a ser considerado un «secretario de transición» por la vieja guardia socialista.

En 1983 es elegido primer ministro con el apoyo del pentapartido formado por el PSIDC, el PSDI, el PRI y el PLI. Entre sus principales políticas destacaron la firma de un nuevo concordato con el Vaticano en 1984, la entrada de Italia en el G7 y una nueva política de impuestos.

Entre tanto, la corriente de Craxi dominaba completamente en el PSI, salvo por la corriente más izquierdista del PSI dirigida por Riccardo Lombardi que acusaba al primer ministro de derechista. Esta dominación casi absoluta permitió a Craxi llevar al partido a posiciones moderadas dentro de la socialdemocracia y a ser el referente de todos los partidos socialistas europeos incluido el PSOE.

Su caída llego en 1992 durante el proceso judicial llamado Manos limpias, que intentó acabar con la corrupción imperante en la política italiana, olvidando la española. Craxi, señalado entre los corruptos y de ello voy a a hablar a continuación, tuvo que dimitir de su cargo en un PSI que no tardaría en desaparecer.

Craxi se marchó a Túnez huyendo de la justicia, y murió en 2000 en la ciudad de Hammamet, al parecer victima de la Diabetes.

Conocí a Craxi en Italia , presentado por el Secretario General del Partido Liberal Italiano Valerio Zanone, aunque fue en una audiencia oficial, por lo que mi relación con el fue mínima, aunque conocía por aquel entonces ya muy bien el mundo de la llamada “Tangentopolis” del que Craxi era uno de los máximos exponentes, invento italiano exportado para nuestra desgracia a España, a la que ha transformado en uno de los países más corruptos del mundo en el cobro de comisiones ilegitimas por parte de políticos y empresarios.

 Yo había llegado a Italia por primera vez en 1968 como presidente de una consultora Internacional Bernard Krief Consultants for Europe, donde se me explico que se pagaban comisiones a todos los clientes (10 a 15%) cuando te daban un trabajo (la tangente) y que había que pagar, si o si, sin que ello influyera en la decisión, era simplemente la costumbre que no se podía evitar. Horrorizado, dimití, aun cuando continué trabajando con italianos (sin pagar comisiones).

Me pregunto si Craxi no tuvo entonces (cuando estaba en el poder) un corresponsal en España en el Affaire de la venta de Antibióticos a Montedison entre las Economías de España e Italia  y que acabó con la anterior Republica creándose la nueva, gobernada  que fue más tarde por Silvio Berlusconi. Mi tesis es que esto pasa hoy también en España, pues desde 1982 se ha acelerado la corrupción en España en todos los Partidos y no me voy a extender demasiado en este punto, púes ninguno se salva, unos más y otros menos, pero  todos prevaricando y dejándose sobornar, al  menos sus militantes y en general los más destacados, naturalmente ahora son en su mayoría socialistas de Sánchez.

Se trata, pues, del caso de el caso de ANTIBIÓTICOS, vendida a Mario Schimberni, presidente de Montedison por Mario Conde, en 58.200 millones de pesetas, en 1980. Esta empresa, laboratorio farmacéutico, que tenía una cartera de productos la mayoría obsoletos, penicilinas, sobre todo, con fábrica en León y central en la calle Antonio López de Madrid, y cuyo director comercial había sido el padre de Pascual Maragall, luego senador, se vendió por una cifra gigantesca (58.200 millones de pesetas), lo que demuestra la habilidad de los españoles. 

El affaire, por investigación del fiscal de Mani Pulite Di Pietro acabó, entre otros, con el ex Premier del Partido Socialista Italiano, Humberto Craxi, exiliado en Hammamet (Túnez).

     Schimberni fue desplazado por Raúl Gardini, que compró una participación, Raúl Gardini acabó suicidándose en la cárcel, y también Gabriele Cagliari, ex presidente del ENI, ambos implicados, y el presidente Giuseppe Garofano, miembro del Opus Dei, apodado “el Cardenal”, en la cárcel. ¿Muchos suicidios, no les parece? Mario Schimberni había firmado el 31 de diciembre de 1988 la venta.

          Schimberni, escapó de su país cuando en 1993 fue acusado de haber desviado 300 millones de dólares de diversas operaciones a cuentas secretas en Curaçao. Se salvó porque el delito entró en prescripción. Murió el 18 de mayo de 2001.

Schimberni se entrevistó con Felipe González, y el Consejo de ministros español dio luz verde a la venta, puesto que Bettino Craxi le había pedido a González que no la obstaculizara y que diera el plácet. En esas fechas, un periodista de la revista italiana Época me preguntó que qué opinaba del asunto. Bueno, le dije: que, para mí, Antibióticos no valía más de 10.000 millones de pesetas.

Así que ¿un corresponsal o corresponsales en España? Todos los italianos suicidados, muertos o en la cárcel.

     ¿Hubo alguna “X” española? Y este “X” sería alguien más alto, más rico, o con más poder, y este artículo es una metáfora de alguien concreto, aunque ningún español informado, curiosamente, ha soltado prenda. Muchos, muchos corresponsables “X”, como la de los GAL. 

         Craxi, murió exiliado en Hammamet (Tunez) cuando apenas le faltaban tres semanas para cumplir los 66 años. Era estrecho amigo de Felipe González que dio el plácet para la venta, de Antibióticos que se venden más tarde, creo que a un grupo mejicano incluidos los terrenos de Antonio López en Madrid y los de León, por muchísimo menos de los 58.200 millones de pts. (unos 350 millones de €) que se habían pagado en 1988.

Esto abrió en Italia, pero no en España, un importante debate a los diez años de su muerte, pues Berlusconi no hubiera sido posible sin Craxi y a los diecisiete años cuando se confirmó su participación en el golpe de estado de Ben Alí . Y las cosas no parecian ir mejor que entonces (mafias, corrupción etc.).  Dicen que su corresponsal español cobró, o cobraron si fueron varios, 3.000 millones de pts. de comisión. Si es cierto o no, algún otro español debería de saberlo y posiblemente denunciarlo. 

Mi pronóstico es que el cambio de régimen, esta al llegar, nadie sabe ni cómo ni cuándo, pero EL CORRESPONSAL O CORRESPONSABLES DE LA CORRUPCION de los últimos cuarenta y cinco años se descubrirán y el edificio político partidista actual debería caer hecho añicos al suelo del olvido y sin embargo el alodio socialcomunista de Sánchez -Diaz, sigue en el poder, comprando los votos de los minúsculos partidos independentistas y comunistas para conseguir la Investidura. Ahora a través de la amnistía y el referéndum a los rebeldes catalanes como Puigdemont y Junqueras, y Pamplona para los etarras de Bildu y quien sabe que otras concesiones al PNV y BNG.

      Guerra en Ucrania y en Palestina, eso pasa cuando la corrupción se alía con las dictaduras, que acaban cayendo cuando el pueblo se harta, pero también con algunas pseudo-democracias. ¡A ver cuando nos hartamos de verdad! Y somos capaces de llevar la revolución a la sociedad civil a ser una auténtica democracia.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -