sábado, febrero 24, 2024
- Publicidad -

Historias de mi vida liberal: amigos en el mar, un gran amigo Rotario, Felipe Segovia Olmo. El hombre que amaba la mar

No te pierdas...

Bernardo Rabassa
Bernardo Rabassa
Librepensador. Maestro Nacional. Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras y Diplomado en Psicología Industrial por la Universidad Complutense de Madrid.

Compañero en la Fundación del Club Rotario de Madrid en 1977 hasta 1982, marino, Presidente de la Real Liga Naval a la que pertenezco y Académico de la Real Academia de la Mar que también comparto, pedagogo siempre como yo, con quien colabore en sendos estudios como psicólogo social y Maestro de Escuela, para el Grupo de San Estanislao de Kostka sobre el Fracaso escolar el primero, y otro sobre la Salud en la Escuela, editados en su día por Didascalia como libros blancos sobre el tema, informando a la Sociedad sobre sus problemas y soluciones, fueron nuestro gran nexo de unión y de amistad en su día

Siempre se ha dicho que el objetivo de Rotary es la «amistad» internacional, para promover servicio a los más necesitados, y esta filantropía, que engarza con las mejores tradiciones filosóficas de la Grecia Clásica, es precisamente, en el mar, sobre el mar y a través del mar, como históricamente la humanidad pudo establecer una vía de relación, comercial, cultural, religiosa, y en definitiva de intercambio entre la diversidad de sus pueblos.

Sin embargo, el mar, que ocupa casi el 71% de la superficie de la Tierra, es a su vez un inmenso desierto, que va de la calma más absoluta a la tempestad más avasalladora, y en su seno se hallan los pecios de miles de embarcaciones que no pudieran superar la adversidad, y esto, que es peligro y tragedia, es también su principal atractivo, su cambiante paisaje de olas que van y vienen, que arrollan en muchas ocasiones la proa de nuestras embarcaciones, a la vez que nuestra mirada puede perderse en el infinito del horizonte, y la única manera de vencerle, y a su vez aprovecharle, estriba en la cerrada comprensión entre los tripulantes de las embarcaciones, cuyo lenguaje, códigos, son y deben ser de absoluta precisión, pues cualquier descoordinación puede llevar a la catástrofe y a la muerte.

Fueron sobre todo en la época de la navegación a vela, la solidaridad, la disciplina y los códigos del honor, valores inmutables, que podían asegurar la supervivencia y aún hoy, y en no pocas ocasiones, los hombres de mar debemos seguir siendo como nuestros antepasados, pues es el riesgo, es la muerte, para nuestras tripulaciones, y por el contrario, la amistad solidaria la única vía para la supervivencia y el éxito de nuestras

aventuras marineras.

¿Por qué hay hombres de mar? Debería escribirse todo un tratado de psicología evolutiva para comprender nuestros miedos e ilusiones, hoy por desgracia en decadencia. ¿Contestaría alguien al anuncio de Shackleton: se buscan hombres para aventura, quizás sin retorno, mala paga, vida dura, ¿y en caso de regreso, honor y fama?, en su famosa expedición al Polo Sur, en la que el mar helado dio al traste con el»Endurance»

, su famoso barco, aplastado por los hielos, pero Shackleton no se dejó vencer por el mar helado, fue en busca de ayuda y regresó para salvar a sus compañeros, que de otra forma hubieran muerto de frio y hambre. ¿Qué sería Shackleton?, pues volvió y murió en otra expedición. ¿Cuáles sus ideales y sus ilusiones? ¿Por qué ese deseo de lucha permanente con las fuerzas del mar?

Sólo los que llevamos en nuestras entrañas el mar como yo y Felipe podemos comprenderle, pues esa conducta es un código de honor que podemos luego aplicar a nuestras vidas en tierra, y darle sentido con ello a nuestras vidas, que serían si no estériles y sin finalidad alguna, hormigas del nuevo hormiguero humano.

Esta es una primera historia. La segunda, es el «Libertad» mi primer barco de vela, que me permitía encontrar en el mar aquello que no disfrutaba en tierra: La Libertad, y las gaviotas acompañándome, » Y dibujo estrellas en el mar» , y «se marchó en su velero, a navegar, a navegar», y cree el Partido Liberal, con la gaviota, hoy emblema del PP, como supremo signo de mi libertad, ganada a base de esfuerzo en tierra y la expresión de mi corazón en el mar, 20 años más tarde logre adquirir mi último barco el «Rel»

(Raiz) una mallorquina de 42 y ½ pies, con el que he podido proseguir hasta hace 5 años, mi comunión con el mar.

Mi historia marinera tuvo que ver con mi amigo Felipe Segovia con el que me enrole en Rotary en 1977, arranca por segunda vez en 2009, cuando se crea la Madrid Fleet of IYFR a la que perteneció (International Yachting Fellowship of Rotarian) de la que me eligieron Commodore por 2 años. Nos fuimos un septiembre a dar la Vuelta a Ibiza 11 barcos, entre los que destacaba la goleta (56 m)»Cervantes Saavedra» de Felipe Segovia nuestro nombrado Commodore de honor, presidente que era de la Liga Naval Española. Días felices de mar y sol, (Las flotas de IYFR, no dependen de ningún distrito en España, y si de las áreas Internacionales de nuestra autónoma organización), mientras yo era Commodore de la Madrid Fleet colaborando con él en la lucha por el mar con su esposa María Rosa y mi esposa Rosario(qepd) y nuestras hijas Nieves y Margarita y de otros muchos que se sumaron hasta la actual flota de Madrid de Mariners),; ….. Jura de bandera en Marin con Marcial Gamboa director de la Escuela Naval a la sazón, Procesión de la Virgen del Carmen con nuestro Commodore Internacional Clinton Collier, 2ª, 3ª y 4ª Vueltas a Ibiza y Formentera apoyados por nuestro Commodore de honor Felipe Segovia que participó con su barco el Cervantes Saavedra en octubre de 2009, del que conservo una foto navegando en conserva hacia Ibiza. tomada desde mi barco el REL que está en el escritorio de mi actual ordenador con el que escribo estas breves líneas de emocionante recuerdo.

La creación con nuestro padrinazgo, el 14 de Julio de 2010 de la Barcelona Fleet, la de la South East Fleet en Alicante el 21 de abril de 2012 completaron nuestro desarrollo, Las numerosas cenas, conferencias y subastas en Lucha contra la Polio, a favor de veleristas invidentes o de los pescadores del lago Turkana en Kenya, proporcionándoles barcas y redes. Nuestro hermanamiento con la Rea Liga naval española con Juan Diaz Cano, la Real Academia del Mar y la Real Asamblea de Capitanes de Yate, así como con la Armada a través del Almirante D. Gonzalo Rodríguez y González Aller (QEPD), director entonces, del Museo Naval de Madrid y del Museo Archivo de la Armada en el Viso y otros almirantes y capitanes de navío de Marín, Barcelona, Alicante y Cartagena, que han consolidado nuestro amor al amigo, al camarada. Me nombraron International Regional

Commodore of Iberia (Portugal, Spain Gibraltar) para 2012 – 2013,apoyado por el actualmente futuro Commodore Mundial Carlo D’Amore, que sustituirá a la Actual Commodore Angelica Mesistrano, en cuyo International Bridge soy hoy Historian Officer los próximos dos años.

El 2 de enero de 2013 falleció en Madrid Felipe Segovia Olmo, creador e impulsor de la Institución Educativa SEK -San Estanislao de Kostka- y fundador de la Universidad Camilo José Cela. La proyección internacional de la Institución SEK no sólo se alcanza con la apertura de centros en distintos países, sino que Felipe Segovia se encargó también de promover la proyección internacional de la Educación española con iniciativas como la Federación Europea de Centros De Enseñanza (FEDE), la organización del Bachillerato Internacional en 1977 como un organismo consultivo de la Unesco o la International School Association. Pero hablar de proyección educativa, tanto nacional como internacional, es hacer referencia a algo más que a la creación de centros y organismos. Así, Felipe Segovia impulsó el desarrollo de distintas estructuras para la difusión de los avances didácticos y de tecnología educativa, como la proyección metodológica en distintos ámbitos de la enseñanza. En esta línea Segovia desarrolló Didascalia, una revista de orientación didáctica e investigación pedagógica, Didactes, un congreso exposición de medios técnicos al servicio de la enseñanza, la Conferencia Iberoamericana de Educación, Acade -Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza, Didas 82, que es un estudio sociológico sobre el fracaso escolar en el que colaboré, 

A la proyección nacional e internacional de la Educación en general y de la Institución

Educativa SEK en particular, ayudó mucho la presencia de Felipe Segovia en organismos de diverso cariz. Segovia fue presidente de honor de la citada Federación

Europea de centros de Enseñanza (FEDE), cargo que también desempeñó en la también mencionada Asociación Española de Centros Autónomos de Enseñanza Acade). Fue también funcionario internacional y consejero de la Oficina de Educación

Iberoamericana, miembro del sector de enseñanza de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid, presidente de la Fundación Carlos I de Amistad Hispanoamericana o académico de número y director de la Real Academia de la Mar.

En definitiva, toda una vida consagrada a la Educación que compartió con su mujer y sus dos hijos y sus amigos Mariners. Y con el Mar, que ensanchó sus horizontes hasta el infinito, y por eso hoy le recordamos con los versos de la Salve Marinera:

Salve. Estrella de los Mares. De los mares Iris de eterna Ventura..

Nuestra Salve Marinera a la Virgen del Mar N° Sr del Carmen. Que seguramente velará por Felipe el hombre que amaba la mar.

De este texto he sacado mi intervención en el Homenaje que se le ha hecho a Felipe Segovia en la Sede de la Universidad Camilo José Cela con otros ponentes el pasado viernes 24 de Noviembre, organizado por Francisco Javier Aragón Cánovas, en presencia de su viuda Rosa Bonet y de su hija Nieves Segovia actual presidenta del Grupo formado principalmente por los Colegios Estanislao de Kostka y la Universidad Camilo José Cela que cerró el acto con un cálido discurso a la memoria de su padre.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -