sábado, junio 15, 2024
- Publicidad -

Nuevo gobierno Ayuso: más libertad y progreso en Madrid

No te pierdas...

José Virgilio Menéndez Medrano
José Virgilio Menéndez Medrano
Diputado en la Asamblea. Secretario General del Grupo PP en la Asamblea de Madrid.

Cuando ya se han superado los 100 días desde que la presidenta, Isabel Diaz Ayuso, una vez investida presidenta de la Comunidad de Madrid, anunció su nuevo gobierno, es un buen momento para hacer una primera valoración sobre los primeros pasos de dicho gobierno.

Desde unas premisas básicas e irrenunciables de su acción política, como son el compromiso con la España constitucional y con la Libertad como guía y sentido de nuestra manera de estar en la vida y vivir en comunidad, la presidenta formó un gobierno para seguir trabajando con el mismo objetivo de mejorar la vida de los madrileños. Este no es otro que los madrileños puedan ser lo que aspiren a ser, en un modus vivendi libre, con una administración austera que acompaña, que facilita oportunidades, y que no impone, dirige o dicta su vida.

De esta manera, como no podía ser de otra manera, Ayuso formó un gobierno totalmente renovado y más austero, con un 26% menos de altos cargos en las viceconsejerías.

Los nuevos consejeros aúnan juventud y aire fresco con una exquisita preparación. Con unos currículo exquisitos en la materia para la que les han elegido, desde el primer día los consejeros han empezado a desarrollar un programa electoral que les compromete, unos objetivos políticos muy ambiciosos fijados por la presidenta en el citado debate de investidura, y unas medidas concretas, ya no mediatizados por los caprichos y cambios de opinión de un socio en una coalición de gobierno.

Para comenzar, nada mejor que volver a presentar en la Asamblea de Madrid proyectos de ley, que son necesarios, pero que fueron incomprensiblemente “tirados abajo” por la pinza que formaron la pasada legislatura Vox y la izquierda. 

Próximamente, a la Asamblea de Madrid llegará una ley de Presupuestos más actualizada y acorde a una sociedad y una economía madrileña dinámicas, en constante cambio y evolución. También otros tres importantes proyectos de ley que no salieron adelante como el de Economía Circular, la deducción para captar y favorecer la Inversión Extranjera en Madrid, así como el de la agencia de Ciberseguridad de la Comunidad de Madrid, pues nos debemos enfrentar con todas las armas al crimen que más se incrementa en los últimos años, como es el ciberdelito.

También entrarán en la Cámara en los próximos meses modificaciones legislativas ampliamente demandadas por la sociedad madrileña, por ejemplo, por citar algunos, una ley madrileña de Familia en el que las numerosas y las monoparentales sean protagonistas, o una adecuación de las llamadas leyes Trans a las realidades existentes, fuera de toda ingeniería social.

Pero esto es solo una parte de una ambiciosa agenda de gobierno para los próximos 4 años. La presidenta quiere un Madrid más próspero, más alegre, con más oportunidades, un Madrid mejor. Por eso, en este cuatrienio se va a hablar y trabajar mucho en combatir la soledad no deseada de nuestros mayores, en luchar contra las adicciones que cada vez empiezan a edades más tempranas, en revertir una demografía sin nacimientos, en favorecer más oportunidades de negocio y de emprendimiento, en favorecer una fiscalidad cada vez más amable, en la construcción de viviendas, especialmente las asequibles para nuestros jóvenes (la legislatura de la vivienda ha dicho la Presidenta), y cómo no, en mejorar unos servicios públicos de calidad buscando la excelencia, sea en Educación, en Sanidad, Servicios Sociales o Transportes.

La tarea que tiene por delante este gobierno es ardua y no permite descansos. Pero sin duda, el equipo elegido, bajo la dirección de la presidenta, va a llevar a buen puerto todos estos objetivos consolidando unos pasos iniciales que atisban un éxito en su misión.

Los madrileños, sin duda, nos lo merecemos, porque necesitamos certidumbres con un gobierno autonómico que trabaje solo para el bien de los ciudadanos, algo más necesario que nunca hoy en esta España en la que el gobierno de la nación se dedica al cuestionamiento diario del Estado de Derecho y a la ingeniería social obligatoria.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -