martes, abril 23, 2024
- Publicidad -

Bipartidismo frente al chantajismo y la incertidumbre

No te pierdas...

En poco más de dos semanas millones de españoles van a decidir quién capitanea un barco llamado España desde el Palacio de la Moncloa. La foto actual da una importante ventaja al Partido Popular, seguido por el PSOE y, a mayor distancia, los populistas de VOX y SUMAR. 

El Presidente Sánchez está yendo de plató en plató como una vedette. Se ha dado cuenta de que le ve mucha más gente y no tiene que aguantar los gritos y el rechazo de los españoles en las calles cuando participa en un evento público. Además, con más de cuatrocientos millones de euros que ha repartido entre los medios, no tiene dificultad para ser bien recibido. Y se nota que le gusta. Se viene arriba en los medios amigos y pone cara de cordero en los que llama “medios de la derecha” donde ataca con la guerra de Irak o los trenes del 11M. Poco le falta para sacar a relucir el doberman de la campaña del 96. 

Se nota nerviosismo e hiperactividad en el partido socialista. Esta sobre exposición puede salir mal y convertir al presidente quemado en un candidato abrasado.

Los populistas de SUMAR siguen en sus trece de prometer lo que sea, como los 20.000 euros que Yolanda Díaz pretende dar a cada joven cuando cumpla los 18 años. Y los populistas de VOX, con sus líderes extremistas y amantes de otras épocas, continúan con sus amenazas macarras contra gays, inmigrantes y mujeres.

Metidos ya en campaña se debería estar hablando de qué ofrecen los partidos para mejorar la vida de los españoles; de qué acciones van a llevar a cabo para fortalecer las instituciones del estado tan dañadas por el social comunismo del gobierno de Sánchez; de cómo hay que innovar en nuevas propuestas empresariales, ambientales, sociales, educativas y de progreso; de cómo hacer que las familias españolas no sufran tanto para llegar a fin de mes por unas subidas hipotecarias que asfixian a millones de hogares o de cómo utilizar los enormes ingresos del Estado de estos años en ayudas directas a familias, autónomos y medianas empresas. Nuestro tejido empresarial necesita apoyo y seguridad jurídica.

Los españoles deben valorar todo esto el domingo 23 de julio. Hacia dónde quieren que vaya su país. La dispersión del voto puede hacer que España siga abocada a la parálisis o que coja un nuevo rumbo de progreso e ilusión, pero con la seguridad de que va a ser un camino lleno de obstáculos. La concentración del voto en los dos grandes partidos puede hacer que nos olvidemos de los chantajes al gobierno actual por parte de Podemos, Bildu y ERC y que los chantajistas de VOX no obtengan su fruto si el PP saca una mayoría holgada para poder gobernar en solitario.

Debemos ser conscientes de lo que nos jugamos en estas elecciones: el futuro de los servicios públicos y las pensiones, el incremento desorbitado de las hipotecas que está causando estragos en la clase media, o el parón del consumo debido a ese incremento y al estancamiento de la economía porque no crecen ni el empleo ni los salarios. Lo que sí crece es la incertidumbre con un gobierno social comunista y populista como el actual. 

El 23J España necesita certezas. Un gobierno sólido y firme en la toma de decisiones. Que no dependa de populistas de derecha o de izquierda, ni de chantajistas. España requiere de una oposición fuerte, que se renueve y sitúe otra vez al PSOE en el centro izquierda europeo. No dependiente de populistas, comunistas, independentistas o hijos del terrorismo.

Nunca España ha ido mejor ni los españoles han tenido más estabilidad y oportunidades que cuando el PP y el PSOE han sido mayoritarios. Volvamos a hacer fuertes a ambas formaciones por el bien de la mayoría y huyamos de los chantajes de los minoritarios.

Nos merecemos esta oportunidad y no podemos dejarla pasar.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -