viernes, febrero 3, 2023

Cambio climático, manifiesto de las Galápagos Real Academia Europea de Doctores (RAED), campaña Plastic Free Waters de Rotary IYFR

No te pierdas...

José María Baldasano, catedrático de Ingeniería Ambiental de la Universidad Politécnica de Cataluña y académico de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED), comparte con la comunidad académica el «Informe de los Premios Rey Jaime I de Medio Ambiente sobre el Actual Cambio Climático», que firma junto a José Luis Rubio Delgado, presidente de la Comisión de Medio Ambiente de estos premios, y que presentó el pasado 11 de noviembre ante el pleno del Alto Consejo Consultivo en I+D+i de la Presidencia de la Generalitat Valenciana. Baldasano es también autor del «Informe sobre cambio climático» que debatió la Comisión de Emergencia Climática del Parlamento de Cataluña según el ;

Hace unos doce mil años, en el Holoceno, la estabilización y la mejora del clima hizo posible el inicio de la agricultura, y con ello, el surgimiento de las primeras ciudades, civilizaciones, ciencia, tecnología y el progreso que hoy día disfrutamos. Sin embargo, actualmente todo este desarrollo y avance humano está en peligro por otro cambio climático; pero esta vez no natural sino provocado por el hombre. El cambio climático antrópico actual amenaza con la desestabilización y el colapso de sistemas productivos básicos y de estructuras socio-económicas cruciales, que tan arduamente han sido conseguidas. El nivel actual de bienestar y progreso, al menos en algunas partes del planeta, tiene su tendón de Aquiles en las consecuencias de la gran cantidad de gases de efecto invernadero que hemos emitido continuamente a la atmósfera durante más de dos siglos. 

La actual civilización humana se ha desarrollado a partir de la máquina de vapor y de disponer de energía potente, accesible y barata, dando lugar a la civilización de los combustibles fósiles basada en un desarrollismo tecnológico, que ha conducido a un aumento exponencial de la población humana y, en general, a una clara mejora de su calidad de vida. Este progreso se ha conseguido, generando una grave externalidad como es la emisión a la atmósfera de CO2 y otros gases de efecto invernadero (GEI), lo cual ha provocado la alteración química de la atmósfera con el consiguiente cambio y crisis climática. Las anomalías climáticas, las olas de calor, los incendios forestales, las inundaciones, las sequías extremas, la desertificación…, «no tienen nada de natural», son cada vez más frecuentes y anuncian de forma apremiante un futuro cada vez más presente. Representan el precio que hay que pagar por la adicción de la humanidad a los combustibles fósiles. El Protocolo de Kioto aprobado en el 1997, representó la puesta en marcha de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) del año 1992. Fue el primer compromiso a nivel global para poner freno a las emisiones que generan el calentamiento global: implicaba solamente una reducción del 5,2% en el período de 1990 y 2012. El Acuerdo de París de 2015 represento acordar el objetivo de limitar el incremento de la temperatura en únicamente 1,5 ºC. Hasta ahora ha habido 27 cumbres climáticas desde 1995 a 2021, que desgraciadamente han implicado «mucho ruido y pocas nueces». Es inevitable la incómoda sensación de estar perdiendo un tiempo irrecuperable.

Los compromisos globales adquiridos por los gobiernos para mitigar el avance de las temperaturas, son totalmente insuficientes, colocan el incremento de la temperatura entre 2,4 y 2,7ºC, lejos de los 2ºC acordados en París con el objetivo de llegar a 1,5ºC.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, más conocida como COP 27, se celebró en Sharm el Sheikh (Egipto) entre el 6 y el 18 de noviembre bajo el lema “Juntos para la implementación” y con la vista puesta en renovar y extender los acuerdos alcanzados en el histórico Acuerdo de París. Cómo desengancharse de los combustibles fósiles, los principales responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero que sobrecalientan el planeta, está en el centro del debate internacional contra el cambio climático. La presión para que los países tomen medidas robustas —como gravar los beneficios extraordinarios para que paguen la factura de esta crisis o las llamadas para acabar con las subvenciones al petróleo, el gas y el carbón— crece. Paralelamente, también aumenta la presencia de las compañías de combustibles fósiles en las cumbres del clima que se celebran anualmente bajo el auspicio de Naciones Unidas. El pasado año, en la de Glasgow, había 503 delegados de estas compañías o de asociaciones que defienden sus intereses; este año, en la cumbre que se está celebrando en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, la COP27, esa cifra crece hasta los 636, según el análisis de los datos de la lista provisional de asistentes elaborada por las ONG Corporate Accountability, Corporate Europe Observatory y Global Witness.

“Es un aumento de más del 25% desde la COP26 que muestra un crecimiento en la influencia de la industria de los combustibles fósiles en las conversaciones sobre el clima”, lamentan estas tres organizaciones en un comunicado. Entre los 35.000 asistentes registrados para participar en esta cita, los activistas han localizado esas 636 personas que están “directamente afiliadas a corporaciones de combustibles fósiles, incluidas Shell, Chevron y BP” o que acuden como “miembros de delegaciones que actúan en nombre de la industria de los combustibles fósiles”.

 Otra importante iniciativa : Presentado en el Teatro Real de Madrid el «Manifiesto de las Galápagos», una iniciativa de la Real Academia Europea de Doctores (RAED) sobre el Cambio climático, Medio ambiente. LA REAL ACADEMIA EUROPEA DE DOCTORES-BARCELONA 1914 (RAED) Y LA FUNDACIÓN PRO REAL ACADEMIA EUROPEA DE DOCTORES PRESENTARON EL PASADO 21 DE NOVIEMBRE EN EL TEATRO REAL DE MADRID, EL «MANIFIESTO DE LAS GALÁPAGOS para la defensa de los Océanos» con la participación de la académica de honor de la RAED y expresidenta de Ecuador Rosalía Arteaga, el presidente de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Miguel Ángel López, y Therese Jamaa, vicepresidenta de la compañía Huawei -junto a la aseguradora Agrupació– patrocinadora de la «Expedición a las Islas Galápagos-Quito». Este acto supone el inicio de la campaña de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org que tiene como objetivo la sensibilización sobre la problemática de la protección del medio marino y la sostenibilidad del planeta, uno de los «Retos Vitales» que la RAED está desarrollando en su plan estratégico.

Durante el acto hubo una mesa de diálogo para valorar la experiencia vivida durante la expedición, que fue moderada por la Académica Correspondiente de la RAED y profesora de ESIC Business and Marketing School, Cecilia Kindelán. Intervinieron el presidente del Instituto de Cooperación Internacional de la RAED, José Ramón Calvo; la ingeniera del Barcelona Supercomputing Center, Teresa Cervero; y la pintora Arantxa Martínez. También se proyectó un vídeo corto, resumen de un documental que se ha grabado para acompañar el Manifiesto. “La RAED, como Academia, procura la difusión del conocimiento, como todas las Academias del mundo, pero en nuestro caso desde una visión amplia del conocimiento, en todas sus vertientes del saber”, explicó Calvo quien añadió que “después de los resultados de la COP27 no hay duda de que hay que seguir trabajando por un mundo más sostenible. Tenemos un único planeta y no podemos cambiarlo. Es un compromiso de todos asegurar el futuro de las próximas generaciones y Galápagos es un ejemplo para ello”.

Por su parte, Rosalía Arteaga, impulsora de la expedición, subrayó el esfuerzo para la organización de este “viaje de ciencia para poner en evidencia la importancia de preservar este gran laboratorio natural y Patrimonio Natural de la Unesco”. Arteaga incidió en el problema de los plásticos que “no son producidos en las islas”, porque “allí se tiene mucho cuidado para mantener impecables las islas, donde los paseos están totalmente acotados y está totalmente cerrada la petición de residencia en cualquiera de las tres islas pobladas”. “Ecuador ha hecho un esfuerzo muy grande para mantener las islas, con el apoyo de la Unesco, de la Estación Charles Darwin y la Administración del Parque, y existe mucha conciencia en el país, pero queremos que también la haya en el resto del mundo sobre la necesidad de preservar este ecosistema único en el mundo”, dijo.

Therese Jamaa expresó que “nuestro planeta, nuestro hogar, nos pide ayuda y nosotros, como sociedad, estamos aprendiendo a escucharla, y a buscar soluciones. Una muestra de ello es esta expedición científica sin precedentes al primer territorio declarado Patrimonio de la Humanidad, las Islas Galápagos, gracias a la que se nos muestra una hoja de ruta para superar algunos de estos retos y que ha culminado con un importante manifiesto, al que se han adherido nada menos que cuatro Premios Nobel. Y es que, de la mano de algunos de los mejores y más comprometidos científicos, se corrobora la apremiante necesidad de cooperar en tareas de preservación de la naturaleza, en este caso haciendo referencia al medio marino y los océanos. De hecho, solo mediante la cooperación de agentes públicos y privados, y de la sociedad en su conjunto, lograremos detener el deterioro de nuestros ecosistemas”

. Las Islas Galápagos, Islas Encantadas, donde Darwin se inspiró, impulsa la iniciativa del «Manifiesto de Galápagos para la Defensa de los Océanos», propuesto por la Real Academia Europea de Doctores (RAED), donde pedimos al mundo que sea capaz de dar figurativamente un salto evolutivo y pasar del Homo Sapiens, que vistos los problemas que provocamos en el planeta, cada vez lo somos menos, a convertirnos en «Homo Galapaguensis», término que representaría una convivencia respetuosa y armónica entre el ser humano y el medio natural, y necesitamos que éste sea un nuevo proceso de nuestra evolución como especie para recuperar una sociedad más sostenible, más respetuosa con el medio ambiente, más consciente de los riesgos que corremos ante el calentamiento global y la consiguiente crisis climática, ante la sobreexplotación de los mares, la pesca ilegal o la superpoblación. Es fundamental pasar del antropocentrismo al biocentrismo para actuar desde el respeto al resto de especies. Se lo debemos al planeta y a las generaciones futuras”.

El Manifiesto cuenta con la colaboración de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) y la Fundación Fidal y cuatro Premios Nobel ya han dado su apoyo: Erwin Neher (Medicina, 1991), Aaron Ciechanover (Química, 2004), Richards Roberts (Medicina, 1993) y Richard Shrock (Química, 2005).

La RAED es una institución científica, cultural y técnica, que tiene por objeto la investigación, el estudio, el fomento y la extensión del conocimiento en su sentido más amplio. Su objetivo es generar saber y ponerlo a disposición de la sociedad para ofrecer respuestas a los desafíos globales, transferir conocimiento de hoy a las generaciones venideras y generar debate y diálogo en las diferentes ramas de la Ciencia. Desarrolla el «Proyecto SILMAR» de preservación del medio marino y está comprometida con los Objetivos del Milenio.

PLASTIC FREE WATERS. CAMPAÑA DE ROTARY (IYFR)PARA LA ERRADICACIÓN DEL PLASTICO DE LOS MARES.A TAVES DE LOS CLUBS ROTARIOS DE IBERIA. Todos los días, el abandono humano y la ignorancia vierten en los mares, directamente o a través de los ríos, alrededor de 22,000 toneladas de desechos plásticos. La parte flotante de los desechos, se extiende sobre un área de millones de metros cuadrados y los microplásticos que se crean para la degradación progresiva, contaminan las aguas y el fondo marino durante cientos de años. El plancton, los peces y otros animales y las aves marinas los confunden con comida y se alimentan de ellos. Así, el plástico entra en la cadena alimentaria marina y humana. Debido a las corrientes y los vientos, los desechos plásticos han formado dos enormes masas y cuatro enormes vórtices de desechos flotantes o semi sumergidos en los océanos, que los diversos intentos de recuperación no han podido disminuir mínimamente, a pesar de la gran disposición de recursos. Docenas de distritos de todo el mundo y IYFR (International Rotarian Yachting Fellowship) están trabajando para crear conciencia sobre el problema y proponer soluciones, que Rotary International, distritos, clubes y rotarios individuales pueden adoptar para ayudar a resolver este problema. emergencia mundial. Aspiramos a un mundo donde el uso del plástico es, cuando es realmente necesario, absolutamente responsable; donde no queden residuos plásticos en el medio ambiente y residuos plásticos que lleguen a los lagos y al mar. Un mundo donde dichos desechos se recojan adecuadamente, posiblemente recuperados y reciclados, y donde se reduzcan grandes concentraciones o las llamadas «islas» oceánicas (islas de basura) al cerrar sus canales de suministro.

  Los objetivos del programa Rotario Mariner  son – Establecer vínculos con ONG, autoridades públicas, gobiernos que aborden el problema.- Informar e involucrar a los estudiantes y, a través de ellos, a sus familias y comunidades.- Utilizar los conocimientos de los rotarios para desarrollar, experimentar y promover nuevas tecnologías.- Realizar actividades piloto para la recuperación y tratamiento de residuos.- Obtener visibilidad con eventos e iniciativas locales

No estamos interesados en la especulación o los negocios en este desastre planetario, nuestro objetivo es proporcionar dirección, apoyo y asistencia independientes y desinteresados, basados en el conocimiento y las habilidades de los rotarios.

El sistema pasivo utilizado hasta 2019 en el Océano Pacífico en un intento por recuperar el plástico a la deriva en las «islas de basura» ha resultado ser un fracaso total a pesar de las importantes inversiones técnicas y financieras comprometidas. Esto resultó en una decepción y una pérdida de confianza entre los inversores y la gente común.

Estamos evaluando la efectividad de varios sistemas de experimentación destinados a transportar a muelles equipados, recolectar desechos plásticos de ríos y canales antes de que lleguen al mar y comenzar a reciclar / transformar. Esta última fase es esencial para el éxito de la empresa: no tendría sentido mover la pila de desechos de un punto a otro.

En última instancia, aunque la «conciencia» está aumentando rápidamente hacia niveles de participación activa también gracias a nuestro compromiso, nuestro plan es operar directamente, y en particular en cooperación con los clubes y distritos rotarios / rotatorios para:- Recaudar fondos para apoyar el desarrollo de conocimientos, estudios, tecnologías y procedimientos para minimizar el uso de plásticos desechables que ya no son sostenibles, y para promover la recuperación y el reciclaje de plásticos usados;- Organizar la producción de información y material educativo por expertos de diferentes áreas y países;- Preparar y comenzar campañas de información escolar, al menos a nivel de país o área;- Identificar localmente los ríos, lagos o canales contaminados más importantes para actividades o instalaciones piloto, e involucrar a las comunidades y organizaciones locales en los proyectos;- Recaudar fondos para adquirir y poner en funcionamiento demostraciones de barreras fluviales económicamente sostenibles, equipadas con medios para levantar, reservar, seleccionar y reciclar el material recuperado;- Instar a Rotary International a asumir el liderazgo de esta empresa planetaria como un servicio para la Humanidad de acuerdo con los principios rotarios;- Utilizar los canales y la influencia de Rotary International para obtener la participación y el apoyo de organizaciones mundiales (por ejemplo, Naciones Unidas, WWF);Utilizar todos los medios disponibles, para alimentar y difundir información sobre la misión y los resultados obtenidos gradualmente.

– Promover y apoyar la conciencia y la conciencia de los estudiantes, con actividades de capacitación directa en escuelas primarias y secundarias. Toda la familia rotaria debe sentirse involucrada;- Organizar la recaudación de fondos necesarios para proporcionar a las escuelas herramientas educativas «rotarias», como botellas reutilizables / botellas de agua o artículos similares (a discreción de los distritos y clubes de forma voluntaria)- Promover, junto con las actividades de capacitación que se llevarán a cabo, tanto el uso consciente como el impulso para reciclar, y las acciones hacia los plásticos de nueva generación. La campaña comenzó el año pasado con los tres gobernadores de España y dos de Portugal coordinados por Bernardo Rabassa Asenjo Past Commodore de Iberia de la IYFR y rotario con 46 años de actividad en el club Rotario Madrid Ptª de Hierro Y en el  Club Madrid desde 1977 a 1982.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -