sábado, noviembre 26, 2022

Miserables homenajes

Ha querido el destino que cuando el mundo entero estaba pendiente de París, mientras millones de personas se manifestaban por las calles de la capital francesa acompañados por decenas de mandatarios mundiales al grito de libertad y contra el terrorismo, en el País Vasco los proetarras también organizaban su manifestación. Al revés del mundo. En esta ocasión, una vez más, con la rutina de siempre para alabar y homenajear a despiadados terroristas encarcelados. Cuyos crueles «méritos» han sido secuestrar, pegar tiros en la nuca o colocar coches bombas a inocentes víctimas.

Ya es una vomitiva tradición que en las calles de Bilbao a comienzos de enero se concentren miles de sujetos, llenos de rabia y odio. Una demostración de lo enferma que sigue una parte de la sociedad vasca, cuyo objetivo es hacer apología del terrorismo y dañar y escupir en las caras de las víctimas, con sus aplausos y vítores a los criminales encarcelados. Con sus lemas gritados desde la megafonía de la organización y desde los propios concentrados en favor de los terroristas. Con sus vítores hacia los etarras están clarísimamente cometiendo apología del terrorismo y causando, una vez más, un daño desgarrador a las víctimas del terrorismo, por lo que la Fiscalía del Estado ya ha dicho que tomará cartas en el asunto afortunadamente.

Los proetarras que se manifestaron, estaban apoyando a ese colectivo de presos que días antes habían dicho que no se arrepentían absolutamente de nada de lo que habían hecho. Además, no iban a delatar a ningún compañero para esclarecer los asesinatos que hoy día siguen sin haber sido clarificados y juzgados los autores de esos atroces crímenes.

Ciertamente no puede sorprender esta actitud de los etarras, ya que, ya se había encargado su portavoz liberado llamado el carnicero de Mondragón de adelantar en exclusiva a un medio de comunicación. Con el mismo mensaje que todo el colectivo, es decir, que nos vayamos olvidando todos de arrepentimientos y perdones. Y conocedores de estos argumentos los sujetos que paseaban en manifestación por las calles de Bilbao se sumaban a esos nauseabundos planteamientos, con el objetivo de que los asesinos salgan a la calle y campen a sus anchas.

Pues bien, afortunadamente nuestro Estado de Derecho funciona, y de momento los presos se han quedado sin algunos de sus «insignes» abogados que han sido detenidos por la valerosa Guardia Civíl a instancias de un juez. Todos ellos acusados de pertenencia a banda armada y fraude a la Hacienda, es decir, por actuar bajo el paraguas de la organización terrorista ETA.

Estoy seguro que la totalidad de esos abogados estarían también en la manifestación de  Bilbao gritando y coreando lemas que se van a aplicar a ellos mismos cuando estén detrás de los barrotes de una celda. Les valdrá también para aprender una lección mundial que se coreaba en las calles de París y que no es otra que no hay, ni habrá treguas para los terroristas provengan de donde provengan. Porque la lucha antiterrosrista ya no es ni un problema local, ni regional, ni tampoco nacional, sino internacional que nos atañe a todos y que desde la unidad de acción internacional se luchará con todos los medios con la ley en la mano contra el terrorismo de turbante o el terrorismo de boina a rosca.

Carlos Iturgaiz

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias